Estrenando una localización inmejorable, estuvimos en el regreso de Nameless Music Festival y os contamos en exclusiva para España las actuaciones y shows que hubo en uno de los mejores festivales de Italia

Estábamos tan deseosos de volver a los festivales veraniegos que no hemos podido esperar a que empezaran los eventos en nuestro país que hemos decidido hacer una escapada a Italia para vivir de primera mano el Nameless Music Festival. Del dos al cinco de junio estuvimos presentes en Annone Di Brianza, una pequeña localidad cercana a Lecco y Milán, para ver de primera mano y cubrir en exclusiva para España las actuaciones de artistas de la talla de DJ Snake, Tiësto, Kayzo, Illenium, Afrojack, Dom Dolla, James Hype o Purple Disco Machine entre muchos otros. Aquí os detallamos como fue cada día de este gran festival italiano que se coronó como uno de nuestros destinos favoritos a partir de ahora.


Día 1

El primer día del festival no podía empezar de mejor manera para los amantes del bass house. Marten Hørger se ponía al mando de la cabina de Nameless pasadas las cuatro de la tarde y para ser tan temprano, ya que el festival había abierto sus puertas poco más de dos horas antes, la Lake Tent presentaba un ambiente espectacular. Se notaba que la gente estaba deseosa por volver a compartir estos bonitos momentos de festivales que tanto nos llenan el corazón y el alemán supo darles la dosis necesaria de energía para empezar el festival por todo lo alto. Después de Marten, el dúo Moksi no bajó el nivel y siguieron incendiando el mainstage con el mejor bass house.

Tras Moksi le tocaba al turno a Edmmaro, un DJ reconocido en Italia y sobre todo en este festival el cual es ya prácticamente su casa. Tirando de clásicos de la electrónica y ritmos altos incluso codeándose con el hardstyle, el italiano consiguió dejar la pista a punto para la hora punta del festival y en la cual iban entrando los últimos rezagados que decidieron evitar el calor de las primeras horas para entrar posteriormente al festival.

Con el recinto cogiendo un color cada vez más especial para las horas cruciales de la noche, le llegó el turno a Habstrakt que demostró por qué es uno de los capos actuales del bass house. El francés deleitó al público con una hora del mejor bass gracias a auténticos bangers como sus remixes al ‘LOL OK’ de Must Die! o al ‘Ring The Alarm’ de DJ Snake y Malaa, el nuevo remix de este último unreleased al ‘Numb’ de Linkin Park o temas originales de Habby como ‘The Sound’ o ‘Point’ en colaboración con Nitepunk. Sin lugar a dudas uno de los artistas más destacados de la primera jornada del festival sino el que más.

Tras Habstrak le tocaba el turno al australiano Will Sparks. El DJ volvía a Nameless Music Festival y volvió a imprimir esa energía tan característica que tienen sus sets, siendo Will uno de los abanderados más representativos de esta nueva ola cada vez mayor del sonido “mainstage techno” que ya está conquistando cada vez más escenarios alrededor del mundo. Si el público de Nameless quería aún más contundencia después del set de Habstrakt, tenían al artista idóneo en frente. Ondeando al viento su melena rubia, Will Sparks quemó las zapatillas de más de uno de los asistentes.

El australiano le cedió el testigo al británico Joel Corry, una las sensaciones más recientes en la industria de la música electrónica. Con varios hits a sus espaldas como ‘Head & Heart’, ‘I Wish’ o su último lanzamiento junto a David Guetta ‘What Would You Do?’, Joel llegaba por primera vez a Nameless con ganas de encandilar al público y eso se notó en su set. Enfocado en el tech house como el remix de Wade a su éxito ‘Bed’, pero mezclado con toques más mainstream, Joel no defraudó en su visita al país transalpino y se llevó el cariño de un público entregado y que ya esperaba la llegada de la leyenda Tiësto para cerrar el primer día de festival.

Nameless Music Festival

Desde el año pasado que confirmaron al icónico DJ, antes de tener que aplazarlo de nuevo por el Covid, ya era uno de los nombres que el público tenía más ganas de ver por primera vez en este festival italiano. Tiësto ha sabido reinventarse de una manera admirable para conquistar las radios y sonidos más mainstream en todo el planeta y a las pruebas nos remitimos con sus temas como ‘The Business’ o ‘The Motto’. El neerlandés puso el broche a un primer día muy especial para todos los asistentes, ya que para muchos era la vuelta a vivir en su máximo explendor un festival de música como antes de la pandemia.

Aparte de la música, queremos recalcar la buena orgnaización dentro del recinto ya que las barras en los distintos puntos iban muy rápidas y los baños públicos estaban bastante limpios para lo que podemos estar acostumbrados en festivales que hayamos visitado. Los precios dentro del festival para ser Milán una zona más cara que España, no eran nada descabellados y el único problema que hubo fue un desentendimiento con los buses lanzadera el cual nos afectó a la vuelta pero que se subsanó para los días posteriores ya que era la primera vez que se realizaba Nameless en este recinto. Además, la inclusión de puntos de agua gratuitos para futuras ediciones sería un punto muy a tener en cuenta.

Día 2

El viernes era para nosotros uno de los días que afrontábamos con más ilusión debido al brillante line up que iba a actuar ese día en el festival localizado en Annone di Brianza. Empezó con lluvia pero eso no nos impidió disfrutar ya desde primera hora el mainstage, comandado por talento nacional del país transalpino. Primero con el jovencísimo ELYX que mostró todo su talento en un evento de tal envergadura y que sirvió como carta de presentación para tenerle muy en cuenta en el futuro y tras él, llegó Nextars para hacer estallar al público presente con una buena dosis de dubstep que formó varios moshpit en la pista acompañado de mucho headbanging.

En los últimos minutos de set Nextars tuvo que aflojar ya que se venía una actuación a menos BPM pero la primera joya del día. El que es uno de los artistas del momento, James Hype, visitaba Italia por primera vez y realizó un set súper especial para todo el público que fue a ver su destreza técnica a los platos (que era bastante para ser las 16:20 de la tarde). El británico jefe de Stereohype sacó su repertorio de bangers de tech house, acapellas clásicas para levantar al público y varios de sus mejores temas como ‘You Give Me A Feeling’ o su remix al ‘Goosebumps’ de Travis Scott.

Se aventuró incluso a innovar en directo con un truco nuevo a los platos, el cual le salió niquelado y dio ese extra de asombro a los asistentes, entre los cuales había varios con la camiseta del label de James Hype. Por supuesto, no pudo faltar el track que está reinando ahora mismo y más si hablamos de Italia. Cuando sonaron los primeros acordes de ‘Ferrari’ el público de Nameless enardeció sacando varios carteles de la marca automovilística y cantó al unísono la melodía de este hit. Una vez acabó el set, recibió una calurosa ovación y se bajó a primera fila para devolver el cariño que le brindó el público en su debut en Italia.

Tras un pequeño descanso en la zona de prensa y visitando otros lugares que nos ofrecía el festival como el puesto histórico donde hacían un repaso a todas las ediciones de Nameless Music Festival o el espacio Unforseen de Red Bull, en el cual crearon una experiencia con varios divertimentos como mesas de ping pong, futbolines, piscina, jacuzzi, una tabla de surf mecánica o varios espacios secretos en los que había distintas actividades como maquillaje, un helado de Red Bull o incluso un masaje thai. Sin duda un extra del festival que nos encantó y esperamos que lo mantengan para futuras ediciones porque es un auténtico acierto.

Después de este descanso volvimos con fuerza al escenario secundario de música electrónica, el Igloo Stage, donde tenía cabida los sonidos más underground y donde por ejemplo el primer día pinchó DJ Ralf, un verdadero emblema de la noche italiana. En este caso vimos al dúo italiano Havoc & Lawn en este escenario más pequeño pero con una atmósfera más oscura de club debido a la falta de luz. Los DJs que han publicado en sellos como Defected, Sink or Swim o Toolroom junto a GUZ sacaron el arsenal de temazos para hacer disfrutar a aquellos que buscaban un sonido y atmósfera más de club.

Una media hora después de comenzar Havoc & Lawn los sonidos house inundaron también la Lake Tent de la mano de Hannah Wants. La ex futbolista británica (de la cual luego veríamos su talento con la pelota en las redes del festival), aportó también su toque housero al mainstage en una franja de la tarde en la que el público iba llegando cada vez más y más tras haber desaparecido el mal tiempo, y también para afrontar la franja fuerte del día como pudimos comprobar posteriormente.

Una vez Hannah Wants acabó su set, le llegó el momento al australiano Dom Dolla de adueñarse de la cabina de Nameless Music Festival. Personalmente, Dom era uno de los artistas que más ganas teníamos de ver ya que en los últimos años ha triunfado sobre todo en Estados Unidos gracias a tracks como ‘Take It’, ‘Moving Blind’ junto a Sonny Fodera, ‘Pump The Brakes’ o el famoso ‘San Frandisco’. Prácticamente todo tema del australiano que ve la luz se convierte en un hit en Beatport y en todos los clubs y festivales del mundo, por lo que teníamos que verle en directo por primera vez.

Ataviado de la mejor manera posible, con un chándal y una gorra azul de Italia acorde para su primera actuación en suelo transalpino al igual que James Hype (era día de debuts), Dom Dolla puso el modo turbo desde el primer momento y se metió al público en el bolsillo, al cual guió durante toda la hora de set entre los mejores sonidos de club mezclados con versiones de clásicos como el ‘Sweet Dreams’ de Eurythmics o el ‘Enjoy The Silence’ de Depeche Mode. Además, dejó caer su ID más esperada actualmente, ‘Miracle Maker’, la cual ya está rompiendo pistas de la mano de John Summit, Chris Lorenzo o el propio Dom Dolla.

Las ganas que teníamos de ver al australiano como hemos mencionado antes eran muchas y sin lugar a dudas tras terminar todo el festival, podemos decir que el set de Dom Dolla se cuela entre nuestros favoritos de estos cuatro días; esperamos poder verle de nuevo muy pronto. Tras un disfrutar de una hora de turbo time, no podía bajar el listón y MORTEN se encargó con su sonido Future Rave de mantener la energía a flote. Vimos al danés rondando el backstage y haciendo una entrevista con la radio oficial del festival M2O antes de ponerse a los mandos de la mesa para regalar a los presentes una hora de auténtico baile.

Por supuesto como ya hemos mencionado y no podía ser de otra forma, MORTEN abanderó de manera ideal el sonido Future Rave con los clásicos temas creados entre él y David Guetta como ‘Kill Me Slow’, ‘Dreams’, ‘Impossible’ o ‘Detroit 3AM’. Tampoco faltó el rework que hizo Guetta a su legendario ‘Titanium’ adaptándolo al sonido Future Rave. Sin lugar a dudas la actuación de MORTEN era una de las más esperadas debido a este boom que ha tenido el proyecto entre él y Guetta y se notó en el público, el cual disfrutó de lo lindo de la energía del danés.

Si antes decíamos que Dom Dolla fue una de nuestras actuaciones favoritas, ahora vamos a hablar del que fue a nuestro juicio el MVP de todo el festival. Alrededor de las 21:30 y ya con noche cerrada en el idílico paisaje del Nameless Music Festival, aparecía Purple Disco Machine ataviado de su preciosa bomber morada para regalarnos una hora de música disco en la que todo el público se quedó prendado de los sonidos del alemán. Que la música disco nunca muere es algo que ya todos deberíais de saber y en parte es gracias a Tino, el cual es un icono del Nu Disco actual y un ejemplo a seguir para muchos artistas.

Como nos pudo contar en exclusiva en la reciente entrevista que tuvimos con Purple Disco Machine, él se limita solo a crear y pinchar la música que le gusta y la que le despierta esta pasión que luego nos transmite a todos los que le vemos en directo. No pudieron faltar en su set sus mayores éxitos tanto originales como ‘Body Funk’ o ‘In My Arms’, como sus famosos remixes de la talla al ‘All I Want’ de Boys Noize o el ‘Giant’ de Calvin Harris y Rag’n’Bone Man, demostrando que es uno de los mejores remezcladores del momento gracias al toque diferente y distintivo que le aporta en el estudio.

Y como no, habiendo sacado el año pasado su segundo álbum ‘Exotica’, no podían faltar los mayores éxitos de ese LP como ‘Dopamine’, ‘Fireworks’, ‘Don’t Stop’ y por supuesto el emotivo ‘Hypnotized’ junto a Sophie and the Giants que todo el mundo cantó al unísono cuando el DJ alemán lo puso. Uno de los momentos más bonitos y emotivos de Nameless Music Festival acompañado de pirotecnia sin lugar a dudas. Podíamos haber estado todo el tiempo del mundo más viendo a Purple Disco Machine porque de verdad, la atmósfera que se creó en esa Lake Tent fue mágica. Ojalá todos los sets nos transmitieran tanto como Tino aquella noche, el MVP de la edición totalmente merecido.

Para cerrar un viernes lleno de emociones, era momento de dar paso a una de las leyendas de esa época dorada del EDM que comenzó hace aproximadamente una década. Afrojack era el encargado de poner el broche al día más completo de Nameless Music Festival y, acompañado del MC que últimamente va con él en los shows, hizo lo que esperábamos de su set. Drop tras drop tras drop, no daba un segundo de descanso a los asistentes los cuales se entregaron al set del neerlandés, mostrando que el big room aunque haya tenido su decaida, en los festivales con público no asiduo a escuchar música electrónica sigue teniendo un efecto increíble.

Hay que destacar también que entre tanto drop, fuego y fervor por parte del público, Afrojack realizó alguna transición que dejó bastante de desear como cortar el clásico ‘Chicken Soup’ de Skrillex y Habstrakt antes de que sonara el drop, algo criminal para un DJ de su calibre. Eso sí, temas como ‘Ten Feet Tall’ o ‘Turn Up The Speakers’ siguen poniendo patas arriba los festivales habiendo pasado la fiebre del EDM como nos encontramos ahora mismo y contentaron al personal en un cierre que no careció de energía.

Día 3

El sábado estaba marcado en rojo para los amantes del sonido bass y dubstep con las actuaciones de Kayzo y sobre todo Illenium, ya que el DJ de Chicago llevaba mucho tiempo sin prodigarse por Europa. Eso sí, el único día en el que se anunció un sold out total iba a empezar de manera más tranquila antes de este gran colofón por parte de los dos norteamericanos. Los italianos Merk & Kremont volvían a mitad de la tarde del sábado al festival que es prácticamente su casa y recibieron el amor de todo el público compatriota que siempre se complace de verles de nuevo en el mainstage de Nameless Music Festival.

Una vez acabaron, vimos un poco del set de Riton, una incorporación de última hora debido a la baja de Imanbek del cartel. El británico dotó a los asistentes del festival de sonidos agradables y buenas vibras veraniegas como suele ser la música que produce, por supuesto sin fallar a su cita y poner su versión del mítico ‘Friday’ de Mufasa que conquistó las redes sociales el año pasado. A la misma hora tampoco nos podíamos perder al italiano Roberto Surace que pinchaba en el Igloo Stage con un set para aquellos que preferían sonidos de club y más underground a la sesión de Riton.

A las 20:30 como prácticamente cada día del festival, empezaba el triplete que ponía patas arriba el mainstage. En este caso, el encargado de tomar el testigo a Riton era el fenómeno del 2021 en todo el mundo de la música electrónica. Acraze llegaba a Nameless Music Festival como uno de los platos fuertes gracias a su track mundialmente conocido ‘Do It To It’, y el público tenía ganas de verle en acción. El set del norteamericano dejó grandes temas de tech house como el ‘Selecta’ de nuestro amigo Crusy y muchos momentazos, destacando sobre todo cuando sonó su mega hit que volvió al público loco como ya hizo en su visita a Barcelona hace unos meses.

Y tras Acraze llegó uno de los momentos del festival con la aparición del texano Kayzo. El norteamericano volvía a Nameless Music Festival después de 4 años como cambio debido a las bajas de Kungs y Marauda para poner patas arriba la Lake Tent y demostró por qué es uno de sus festivales favoritos ya no solo de Europa, sino del mundo entero. El vínculo que une al público del festival italiano con el productor de Houston va más allá del cariño, pudimos ver que hay una relación muy especial entre ambos que creó una atmósfera la cual no vimos con ningún otro artista del cartel.

Kayzo dio al público lo que demandaba pero sin dificultad alguna, ya que todo iba rodado y el set iba creciendo más y más por inercia. El CO2, las columnas de fuego, la pirotecnia y la gente en primera fila haciendo un headbanging tan agresivo que casi tiran las vallas de protección, todos los ingredientes funcionaron a la perfección para elaborar un set prácticamente impecable de Kayzo y que se convirtió ya no solo en uno de nuestros favoritos, sino también del propio Kayzo que publicó en su Instagram que su tercera aparición en Nameless Music Festival había sido el mejor show de su vida.

Tras su set, pudimos intercambiar unas palabras con él en el backstage y sigue siendo tan buena gente como siempre, muy amable con nosotros y acordándose de las entrevistas que le hicimos en 2017 y 2018. No podíamos entretenernos mucho porque aparte de que Kayzo tenía cosas que hacer, obviamente Illenium ya había empezado su set y no nos podíamos pereder la visita de Nicholas a Europa que le llevará a otros festivales en el viejo continente como por ejemplo Dreambeach dentro de un mes.

Como es normal, había mucho fan de Illenium expectante de poder disfrutar de su DJ favorito al fin y el norteamericano no decepcionó. El creador de uno de los mejores álbumes del año pasado como fue ‘Fallen Embers’ realizó un set lleno de poderío y buen bass pero mezclado con bellas melodías como solo Illenium sabe hacer. Por supuesto no pudieron faltar temas de su último álbum como ‘Nightlight’, ‘Paper Thin’ o ‘First Time’ junto algún remix famoso suyo como el de ‘Silence’ a Marshmello y Khalid.

Illenium durante la hora y media que estuvo al frente de la cabina de Nameless Music Festival mostró lo emocionante que va a ser tenerle este verano por toda Europa y que cada show va a ser único sobre todo por ese público expectante en cada país para ver una actuación muy demandada en nuestro continente. Además, para poner el broche a su set y a este sábado lleno de emociones no podía cerrar de mejor manera que con el ‘Calling (Lose My Mind)’ de Alesso y Sebastian Ingrosso dejándonos uno de los momentos del festival con todo el público coreando la melodía de este himno.

Día 4

Y en un abrir y cerrar de ojos, nos plantamos en el domingo, lo que significaba el último día de Nameless Music Festival 2022. Llegamos al recinto tras una fuerte tormenta para ver el set de Tita Lau, una de las estrellas de Stereohype y creadora junto a James Hype de ‘Disconnected’. Era el primer gran festival en el que la artista actuaba y desafortunadamente no tuvo un estreno del todo redondo. La lluvia causó algunos problemas con las conexiones de la mesa de mezclas y las pantallas del mainstage y a la DJ se le paró en contadas ocasiones el set, derrumbando la última a Tita Lau debido a que quería que todo saliera a la perfección.

El público entendió que el problema era algo que escapaba de su control y ella tras cada parón que hacían los CDJS, volvía con más fuerza y ánimo para contentar al público. Como hemos dicho la última vez que tuvo el problema se derrumbó y empezó a llorar debido a la impotencia, pero gracias al MC del festival y a un público ejemplar, tuvieron un detalle súper bonito con la DJ, la cual se emocionó y agradeció a todos los asistentes el precioso gesto. No fue el debut soñado en un macro festival por Tita Lau, pero sin duda lo recordará con mucho cariño gracias a este momento.

Tras la DJ, llegaba D.O.D. con un poco de retraso causado por los problemas técnicos de la mesa de mezclas. El joven británico demostró los años de experiencia a los platos y creó una química en la pista envidiable para la hora de la tarde tan temprana que era y más con mucha gente sin haber llegado todavía debido a la lluvia. Una vez finalizó D.O.D., era el turno de uno de nuestros artistas fetiche aquí en Wololo Sound. El belga Apashe tomó el mando de la cabina y nos regaló un fantástico viaje a través de su último álbum ‘Renaissance’ durante su set.

Es una pena que debido a la lluvia, la pantalla principal del escenario detrás de la cabina no funcionara durante lo que restaba de día, algo que perjudicó a la experiencia de shows muy visuales como este de Apashe o el cierre de DJ Snake, pero aún así el espectáculo que dio John fue grandioso, mezclando sus sonidos orquestales con sonidos bass o incluso codeándose con el d&b gracias al remix de Buunshin a ‘Distance’. Tras su set, pudimos hablar un momentito con Apashe en backstage y nos agradeció la entrevista que hicimos con él la pasada temporada, incluso nos adelantó la primicia de su show en Razzmatazz el próximo mes de Noviembre.

Tras el belga, llegó el turno de la sensación del pasado verano. El dúo Shouse llegaba a Nameless Music Festival con el cartel de tener el tema más famoso del 2021 con ‘Love Tonight’ y la expectación por el público era alta. Por supuesto, no faltaron a su cita con esta canción y tampoco con su nuevo hit ‘Won’t Forget You’ además de un set muy variado y ameno para el público antes de dar paso a la leyenda italiana Benny Bennasi. El creador de himnos de la electrónica como ‘Satisfaction’ o ‘Cinema’ actuaba en casa y tiró de galones para regalar a sus compatriotas un set elegante y a la vez enérgico, algo que solo consiguen leyendas como él.

También nos escapamos al Igloo Stage para ver como el B2B entre Etapp Kyle y Daria Kolosova tiraba el escenario abajo. Entre tanto sonido comercial y house/tech house, echábamos de menos un poco de variedad y esta actuación estaba marcada en rojo para el domingo. Los ucranianos plasmaron la química que tienen tanto dentro como fuera del escenario en una atmósfera mágica en la que todos los asistentes entraron en trance bailando y disfrutando de las bombas que la pareja soltaba a través de los altavoces. Sin duda otra de nuestras actuaciones favoritas de Nameless Music Festival gracias al buen rollo y al dinamismo que imprimieron a su set.

Pudimos ver el cierre del show de Topic, uno de nuestros últimos entrevistados, que por supuesto no faltó a su cita de poner los temas más famosos de su discografía como ‘Breaking Me’, ‘Your Love (9 PM)’ o ‘My Heart Goes (La Di Da)’. Y tras el alemán llegó el momento estrella prácticamente del festival, el que todo el mundo estaba esperando. Llegando cinco minutos antes de la actuación en dos furgonetas negras, William Sami Étienne Grigahcine, más conocido como DJ Snake, hacia acto de presencia en el festival italiano.

Intentamos acercarnos a él antes de su actuación pero fue misión imposible debido a la gran cantidad de seguridad y falta de tiempo que había antes de su actuación, así que solo nos quedó disfrutar de su set y ver qué nos tenía deparado el francés. DJ Snake realizó un set explosivo repleto de sonidos dubstep, bass y potentes drops, mezclado con varios de sus temas más famosos como ‘Loco Contigo’, ‘Taki Taki’, ‘Made In France’, ‘Lean On’ o ‘Magenta Riddim’. Eso sí, nos faltaron muchos tracks que creemos son de sus mejores como ‘A Different Way’, ‘Ocho Cinco’, ‘Pigalle’, ‘Middle’ o el emotivo ‘Here Comes The Night’.

El parisino comprobó también como su nuevo tema ‘Disco Maghreb’, estrenado un par de días antes de Nameless Music Festival, funciona a la perfección gracias a su poderío musical. Tras un set donde el público no paró de disfrutar hasta el último segundo donde se culminó con una de las canciones más emotivas y populares de DJ Snake, el ‘Let Me Love You’ junto a Justin Bieber.

Con el francés y unos preciosos fuegos artificiales se puso la guinda a estos cuatro días de festival con los que abrimos nuestra temporada veraniega después de dos veranos vacíos y sin poder disfrutar de lo que más nos gusta, que es compartir la pasión musical con toda la gente. Desde aquí agradecer una vez más a Nameless Music Festival por todo el trato recibido y en especial a Alessandra y Lucrezia por gestionar todo con nosotros, ha sido una experiencia inolvidable y es un honor haber cubierto en exclusiva este festival para España. ¡Seguro que nos veremos en 2023!

Se podría decir que los auriculares ya son una extensión más de mi cuerpo. Un periodista al que le encanta viajar, ver Netflix hasta las tantas, y por supuesto la música. | "It's all about house music"