El DJ enmascarado lanza al fin el álbum que tenía que haber visto la luz a finales del año pasado, pero que nos regala un LP donde se le ve más agresivo y con grandes colaboraciones como Eptic o Megan Thee Stallion

Marshmello es uno de los DJ y productores que posiblemente tengan más fanbase a día de hoy en todo el planeta. Su imagen tan afable y las colaboraciones que ha realizado musicalmente, trabajando con los mejores artistas de cada género como lo son en el pop Halsey, Demi Lovato, Jonas Brothers, Khalid o Selena Gomez entre otros, o en el rap con Roddy Rich, 2KBABY, Logic y Juice WRLD, le han valido para agrandar aún más si cabe el nombre del productor y que todos los artistas quieran trabajar con él. Y no es solo eso, su imagen ha traspasado el mundo de la música convirtiéndose en un fenómeno de masas mundial por ejemplo en el mundo de los videojuegos gracias a su colaboración con Fortnite, o incluso recientemente logrando convertirse en el artista que actuara en la última final de la Champions League en la que el Chelsea se impuso al Manchester City.

Esto son solo algunas de las muchas cosas que le han servido para tener el estatus que posee a día de hoy, y por ende generar expectación por todo aquello que realiza. Es en este punto donde llegamos a este fin de semana en el que Marshmello ha lanzado al fin su cuarto álbum de estudio, el cual anunció que vería la luz a finales del año pasado pero que debido a una serie de problemas, se ha ido posponiendo hasta el día de hoy cuando se ha estrenado este tan ansiado trabajo llamado ‘Shockwave’.

Wololo Sound entrevista a Ofenbach

Este álbum tiene algunas sorpresas, y la primera llega con el nombre, y es que Marshmello ha decidido terminar con la etapa de ‘Joytime’, la cual ha dado nombre a sus tres anteriores álbumes y que nos ha dejado algunos de los temas más icónicos del DJ enmascarado como son ‘Keep It Mello’ o ‘Check This Out’, pero que se han quedado muy a la sombra respecto al brillo que han tenido muchísimos de los singles de Mello como ‘Alone’, ‘Ritual’, ‘Silence’ o ‘Happier’ por mencionar algunos, ya que la lista es muy larga. Lo que sí que no ha cambiado con el nuevo álbum es la tónica de Marshmello de enfocar sus álbumes en un sonido más electrónico alejado de la música comercial que suele hacer habitualmente.

Se ha rumoreado mucho que este álbum sí que estaría más relacionado con la música mainstream y que por ejemplo los tracks que ha realizado Mello con Demi Lovato o Jonas Brothers iban a estar dentro de este álbum, pero finalmente no ha sido así y, aunque ‘Shockwave’ sí que tiene colaboraciones con artistas del mundo del rap como Juicy J o Megan Thee Stallion, el tono del álbum indudablemente está enfocado en la faceta más electrónica de Mello.

Welcome Summer 2021: la música más fresca para combatir el calor veraniego

Ya analizando un poco más en detalle el LP de 12 temas que nos presenta el productor natural de Filadelfia, observamos un avance en la tónica musical del álbum a medida que este avanza. ‘Shockwave’ empieza con un estilo muy parecido al que ha sonado en todos los volúmenes de ‘Joytime’, con una electrónica muy melódica y alegre gracias a ese sonido característico de Marshmello que podemos escuchar en ‘Fairytale’, ‘Supernovacaine’ o ‘VIBR8’. Y llegamos al ecuador del álbum donde en opinión de un servidor se encuentra el tema estrella del álbum junto a ‘House Party’, y es que ‘Bad Bitches’ junto a la rapera del momento Megan Thee Stallion y Nitti Gritti, que está experimentando un éxito rotundo con su amigo Party Favor con el que forma SIDEPIECE, es posiblemente el track que mejor funcione en las próximas fiestas a las que Mello acuda a actuar.

Luego encontramos también ‘Back In Time’, el tema junto a Carnage y el cual es probablemente el que tiene un sonido más especial de todo el LP (y un videoclip animado muy divertido recorriendo todas las épocas de la Tierra), ya que nos transporta atrás en el tiempo como su propio nombre indica con unos sonidos de música electrónica de la década del 2000 e incluso un bassline muy similar al tan característico hardbass ruso. Y para terminar Mello ha querido recuperar su vertiente más dubstep que dejó a un lado Chris Comstock cuando cambió el proyecto de Dotcom al de Marshmello.

Ya sabemos que Marshmello no suele despuntar en los álbumes y que su punto fuerte son más los singles comerciales enfocados a su público objetivo. Pero es posible que los más ajenos al sonido de Mello puedan sorprenderse un poco con parte del álbum, ya que posee un tono más agresivo a lo que acostumbra el productor norteamericano y eso es algo de agradecer. Como valoración final situaría ‘Shockwave’ por delante de los otros tres volúmenes de ‘Joytime’, pero no esperéis el álbum del año. Un LP con varios temas disfrutables y que se convierte en el más completo hasta la fecha para el DJ y productor enmascarado.

Se podría decir que los auriculares ya son una extensión más de mi cuerpo. Un periodista al que le encanta viajar, ver Netflix hasta las tantas, y por supuesto la música. | "It's all about house music"