Music Business Academy

La Terror Bass de Substation nos deja en 2019 otra nueva edición con el mejor drum and bass del momento en la granadina Industrial Copera

A lo largo del año, hay citas a las que no se pueden faltar en Andalucía si el drum and bass es tu pasión. Y claramente, Terror Bass es una de ellas. Substation lleva años haciendo un trabajo espectacular, tanto a la hora de confeccionar un line-up de calidad como a la hora de cuidar cada detalle de sus eventos. Es por ello que tanto Terror Bass como su edición invernal Carnabass se han convertido en eventos cuya esencia es única y diferente al resto.

En este año, Terror Bass ha sido una muestra más de cómo conseguir atraer a una gran cantidad de público apostandopor un line-up variado, con artistas y showcases apenas vistos en nuestro país y por actividades para los más curiosos. Industrial Copera bailó en 2019 con Terror Bass y Carnabass y todo apunta a que se ha convertido en el lugar idóneo para la apuesta de Substation.

La escena andaluza 1×03: Drummaker (Substation Granada)

Con un formato similar a la pasada Carnabass, contábamos con fiesta por la tarde y distintos talleres y actividades impartidos por DJs andaluces como Kursiva, Impak, Oto o Drummaker. Dicha fiesta de bienvenida tuvo lugar el viernes y contó con actuaciones de parte de DJs como Proyekt, Ville-K, Pablood Anco o los showcases de Pandemonium y Alharave. Un elenco de artistas nacionales que daba paso al primer artista internacional de la noche. LSB, uno de los nombres más destacados del liquid, ofreció una sesión que aparte de no ir acompañada de mucho público nos dejó un sabor algo agridulce. Quizá teníamos las expectativas demasiado altas. Sin embargo, fue un buen comienzo para una noche que nos deparararía muy buen drum and bass.

Wololo Sound entrevista a Kanine, el artista de moda en el drum and bass

El primer día nos ofrecía una variedad muy destacable, con el sonido deep, roller y neurofunk alternándose a la perfección. Oto, que se siente como si estuviera en casa en sus sesiones, y Black Barrel nos ofrecieron dos sesiones de deep con toques de neurofunk de gran calidad, muy al estilo del Oto que llevamos viendo últimamente. Black Barrel daba paso a una de las sorpresas de la noche. DJ Limited venía dispuesto a dar la talla y representar el sonido Playaz, y así fue. Con el ya más que conocido «drum & bocina», nos dio una sesión cargada de toques de jump up, jungle, deep y temas comerciales. La variedad y la buena selección hicieron que en conjunto fuera una de las sesiones de la noche.

Tras Limited venía Document One, artista que pese a sus buenas producciones nos dejó una sesión bastante floja y plana. Los rollers, los sonidos comerciales y los toques de deep se impusieron de nuevo y compusieron una sesión que nos pareció mero relleno. Algo muy diferente a lo que nos trajo justo después Levela. De todos los artistas que anteriormente hacían jump up y se han adaptado a esta nueva tendencia del roller más oscuro y cuidado, Levela es sin duda el mayor ganador. Ya lo demostró en la pasada edición de Terror Bass, y este fin de semana volvió a hacerlo. Una absoluta delicia de sesión en la que el sonido roller más oscuro, el neurofunk más cuidado y los sonidos deep se impusieron con limpieza, dejándonos la que pudo ser la mejor sesión del día. Con el perdón del siguiente artista, por supuesto.

Wololo Sound entrevista a Levela

Tras Levela llegaba Misanthrop, uno de los grandes maestros de esta nueva ola de neurofunk en la que surfean artistas como Phace, Noisia, IMANU, Buunshin o ABIS. Con su álbum ‘Analog’ que sale la próxima semana, el alemán nos dejó una sesión absolutamente devastadora, con el mejor sonido neurofunk de la actualidad. Algo similar nos dejó Icicle, uno de los productores más destacados del género y que siguió a la perfección la línea de Misanthrop. El día lo cerró Kursiva, que subió un poco más la marcha y nos preparó para el huracán que se aproximaba el sábado.

El sábado constaba de un showcase de PRSPCT, el sello por excelencia de crossbreed, y Therapy Sessions, el sello checo del neurofunk más animal. Venían a destruir lo poco que quedaba de nosotros tras un viernes de pura locura. Con Drummaker, Frannabik y Greendog abriendo la noche con un sonido oscuro pero no tan contundente, los artistas internacionales llegaron con Particle. Otra de las sorpresas del fin de semana. Este artista relativamente newcomer, nos dejó la que fue la mejor sesión de sonido deep y roller de esta Terror Bass. La variedad, los toques de temas comerciales y de jungle hicieron que esta sesión, al igual que la de Levela y DJ Limited, fuera de las más llamativas.

A partir de aquí, solo quedaba una cosa: la destrucción. Substation se encargó de traer uno de los line-ups más bestias que ha visto Andalucía en los últimos años. El neurofunk y el crossbreed se impusieron durante cinco horas, de las que destacamos a Merikan, Forbidden Society y Counterstrike. Es la tercera vez que vemos a Merikan este año y cada vez mejora más. El frenesí que son sus sesiones es difícil de ver en otros artistas, ya sea con su técnica o con la selección de temas. En cuanto a Forbidden Society y Counterstrike, que actuaron en B2B, nos dejaron una sesión que constó del perfecto equilibrio entre los géneros más contundentes del drum and bass. Limewax y Katharsys fueron mucho más allá, al igual que Coman Dante en su cierre, optando más por crossbreed.

En definitiva: la apuesta por artistas inusuales y por un drum and bass variado y de calidad volvió a tener éxito. Y que así sea muchos años más. Pudimos ver a artistas que nunca o casi nunca pisan nuestro país, y en un enclave de lujo como es Industrial Copera. Substation ya trabaja en Carnabass 2020, de la que apenas tenemos detalles. Pero en cuanto los tengamos, aquí os lo traeremos. ¡Nos vemos en la próxima!

David Vázquez
Drum and bass en todas sus vertientes como plato principal. En este perfil se aceptan todo tipo de géneros musicales.