Music Business Academy

Uno de los mayores talentos de la escena dubstep vuelve a dejar boquiabiertos a todo el mundo con su música

No es la primera vez que hablamos de Mastadon. Ya hablamos de este joven en nuestro artículo sobre jovencísimas promesas que estaban despuntando en el mundo de la bass music y también cuando lanzó su primer EP en Never Say Die: Black Label. Y al igual que con su primer EP, ha dejado claro que a sus 16 añitos es sin duda uno de los productores más bestiales del dubstep a nivel mundial.

Eptic muestra su mejor sonido en ‘Anti-Human’

Hasta hace unos meses, Mastadon contaba con un doble que pinchaba por él porque ni siquiera cumplía la edad mínima para ser DJ. Debutó en Bélgica como DJ el pasado 14 de marzo y de momento es el único país en el que puede pinchar. Excision, Zomboy, SkisM y muchísimos artistas de gran renombre no se pierden ni un solo lanzamiento suyo y es muy normal escuchar su música en sesiones de dubstep. Es por ello que, teniendo tan solo 16 años, es uno de los artistas con más progresión en el mundo del dubstep y que está escribiendo su propia historia siendo adalid de un sonido propio y original.

Pero hablemos de este EP. Como casi siempre vemos en Black Label, cuatro temas componen este ‘Decimate‘. A cada cual más animal y desquiciante. Mastadon apuesta por la brutalidad a la hora de producir, y ese es su signo personal como ya vimos en entregas anteriores como ‘Casket‘ o ‘RIP‘. Nos cuesta mucho elegir un favorito, pues todos los temas van en la misma línea pero con estructuras y sonidos muy diferentes. Hay que destacar ‘Machete‘, un tema que suena muy bien y que en directo seguramente gane bastante.

Poco más os podemos hablar del EP, así que comprobad vosotros mismos la furia de este chico: