Audio y Ed Rush presentan su primer álbum bajo este alias

Fue hace apenas casi tres semanas cuando desde RAM Records anunciaron que hoy tendríamos un álbum de parte de Audio y Ed Rush bajo su nombre de Killbox. Dado el gran renombre que estos dos artistas se han labrado en sus carreras en solitario, no es de extrañar que probablemente estemos ante uno de los mejores álbumes de drum and bass del año, especialmente en lo que al neurofunk se refiere.

Pleasure Palace‘ consta de 14 temas, algunos de los cuales ya pudimos oír anteriormente como ‘Cousin of Zilch‘, ‘Neverwhere‘ o ‘Witchmaker‘ en forma de single en el pasado 2017. Como era de esperar, el álbum es una verdadera oda al sonido neurofunk con el que tanto Audio como Ed Rush han conquistado la escena del drum and bass en los últimos 10 años. La influencia de ambos artistas se nota al 100% en temas como ‘Kashmere Uzi‘ o ‘Gold Foot‘, aunque es cierto que no vemos un equilibrio 50/50, sino que hay temas que se inclinan más al neurofunk cañero de Audio y otros a algo más deep como el sonido típico de Ed Rush.

Audio y Ed Rush han dejado claro que, siendo un álbum, debían experimentar con todas las caras posibles del drum and bass, que son muchas. Así hablaba el dúo de ‘Delete Profile’, uno de los temas del álbum y que tiene un sonido totalmente alejado del neurofunk, pudiendo considerarse un drum and bass muy ligero, elegante y cercano al liquid:

Por supuesto hay, como podríais esperar de nosotros, algunos temas absolutamente rompedores en el álbum. Pero queríamos tener la oportunidad de elegir crear un LP que mostrara un sonido más diverso e incluyera algunos estilos que nos han influenciado a lo largo de los años. Aquí tenéis un ejemplo [refiriéndose a ‘Delete Profile‘].

Killbox, de quienes pudimos disfrutar en el pasado Rampage 2018 y a quiénes veremos este verano en Dreambeach, nos regala un álbum con la calidad que podemos esperar de dos artistas de renombre como Audio y Ed Rush y a su vez nos muestra una cara diferente a los que nos tienen acostumbrados. Gran trabajo de estos dos británicos.