Banner Iberian Festival Awards 2020

Una vez más y en su cuarta edición indoor, Dub Elements & Friends vuelve a consagrarse como cita indiscutible para los amantes del drum and bass

Dub Elements lo ha vuelto a hacer. Y no se esperaba menos. Una nueva edición de dos días en B3, una de las salas más icónicas de los últimos años en Andalucía, y un line-up de infarto que no había dejado indiferente a nadie ya que tocaba prácticamente todas las vertientes del drum and bass con artistas muy muy esperados en el sur. Según nos contaba Dub Elements en la entrevista que les hicimos el mes pasado, en sus fiestas intentan hacer una balanza entre lo que el público siempre demanda (Mefjus, Emperor o Alix Perez) con cosas diferentes y artistas que rara vez han visitado nuestro país (Fox Stevenson, Muzzy, Hybrid Minds o Hedex). El experimento ha tenido un resultado más que esperado: éxito rotundo. En absolutamente todos los aspectos.

Un total de 19 remezclas en el ‘Manifest Remixed’ de Mefjus

Dentro de esa innovación, artistas como Fox Stevenson, Hedex o Muzzy causaron una muy buena impresión en el público andaluz. Bien es cierto que de Fox Stevenson se esperaba lo que obtuvimos: una sesión muy completa y variada en la que predominara el drum and bass más comercial con toques del sello Liquicity. Pero Muzzy sorprendió con creces. Su sonido, desconocido para muchos amantes del drum and bass dado que no ha lanzado en sellos más comerciales como RAM o Viper sino por Monstercat, hizo que más de uno se quedara boquiabierto con la sesión del inglés en la que su sonido característico predominó a medias con sonido jump up, con temas como ‘New Age‘, ‘Horsepower‘ o su nueva colaboración con Delta Heavy ‘Revenge’. De Delta Heavy también tenemos que hablar, por supuesto. El único artista que contó con más de una hora de sesión aparte de Montesco y Sazer, encargados de los warm-up de los dos días. Una hora y media en la que, pese a empezar con contundencia y variedad, nos da la leve sensación de que se estancó. Simon optó por una sesión en el que el drum and bass melódico lleno de vocales predominó sin parar durante más de media hora. Alguna leve intrusión de dubstep con el remix de Moody Good al ‘Get Deaded‘ de Noisia. alguna otra novedad de su nuevo álbum en clave de dubstep y future bass y un pequeño homenaje a The Prodigy con ‘Firestarter‘ fue de lo poco que escuchamos fuera de los 174 BPM. Una sesión algo plana pero con la que disfrutamos de lo lindo igualmente, sobre todo en la primera media hora de sesión. Dentro del drum and bass más comercial, son estos tres artistas lo que pudimos disfrutar este fin de semana.

En cuanto al jump up, tan solo Hedex fue el único artista que trajo una sesión 100% del género. Este público está más acostumbrado al jump up del Reino Unido, y el joven se ha influenciado mucho de la variante belga de este subgénero que causa amor y odio a partes iguales. Los sonidos agudos, secos y estridentes fueron los protagonistas de esta sesión, en la que el bassline, el dubstep y por supuesto los rollers también tuvieron hueco. Un jump up que no es usual en las sesiones del resto de artistas. Disfrutamos mucho con la sesión de Hedex y por fin pudimos oír su colaboración con Modestep en directo, que suena de escándalo.

Dentro de los sonidos algo más tranquilos, nos encontramos con Alix Perez e Hybrid Minds. Hybrid Minds son uno de los mayores nombres del liquid drum and bass más puro, al igual que Alix Perez lo es del sonido deep. Ambas sesiones fueron de las más destacadas (si no las mejores) de cada día para el público. Adaptados perfectamente al resto del cartel, subieron un nivel más en cuanto a contundencia sin perder en absoluto su sello de identidad. Sesiones magistrales que hicieron las delicias del público más exquisito.

Y por último, hay que repasar los tres artistas que trajeron el mejor neurofunk. Cada sesión fue diferente y ninguno nos dejó mal sabor de boca. De Emperor podemos decir que tuvimos lo que esperábamos, actuó en un día en el que los sonidos melódicos se impusieron y solo Delta Heavy, Save The Rave y Muzzy subieron un poco el nivel de intensidad en horas anteriores. Con un neurofunk elegante, no demasiado cañero y optando mucho por rollers oscuros, nos dejó una sesión exquisita en la que el sonido Critical quedó estampado de lleno. La palabra “neurofunk” se puede resumir perfectamente en una hora si escuchamos el set de Merikan. Una absoluta pasada en la que el sonido más salvaje de artistas como Inward, Hanzo & Randie, Gydra, Teddy Killerz, Current Value o del propio Merikan no pararon de sonar. Una de las sesiones más contundentes e intensas que hemos vivido en los últimos meses. Si bien hemos dejado claro a veces que es uno de los mejores productores del neurofunk más cañero, mezclando no se queda atrás. Una verdadera bestia a los platos. Al igual que Mefjus, que ya parece haberse quitado la maldición que lo separaba de Sevilla. Nos brindó una hora excepcional como él mejor sabe: nos trajo lo mejor de ‘Manifest’ y de sus remezclas, sus mejores temas antiguos (aunque faltaron muchos) y una amplia variedad de otros sonidos como el halftime, el jump up o el neurohop. Una hora espectacular con la que volvió a ganarse al público andaluz.

Por último, debemos mencionar a los cinco artistas nacionales que tuvimos y que nos dejaron mejores sesiones que algunos internacionales, todo hay que decirlo, como es el caso de Montesco, artista que pese a centrar sus producciones en el deep logró encajar muy bien su sesión justo antes de la de Merikan con sonidos más enérgicos. También a Save The Rave, que dejaron una vez más estampada su esencia y volvieron a cerrar con ‘We Live Forever‘ de The Prodigy, esta vez con un ápice más de emoción. Oto también supo jugar a la perfección en un cierre que estuvo muy a la altura y en la que volvió a demostrar que en hacer sesiones perfectamente progresivas no tiene igual. Sazer se encargó bien de calentar al público el segundo día con sonidos algo más ligeros de lo que le hemos oído algunas veces y encajando a la perfección con Save The Rave. Y por supuesto a Dub Elements, que en lo musical apostaron por un extra de neurofunk, combinado con otros sonidos como suelen hacer de costumbre y poniendo un cierre a la altura de lo que fue el resto de la noche.

A ellos también hay que darles la enhorabuena una vez más. Una idea que empezó hace ya tres años y que hoy en día ha logrado convertirse en cita ineludible para los amantes del género, contando cada vez con artistas internacionales de gran reconocimiento y, sobre todo, apostando por nuevos sonidos y artistas para que el público descubra nuevas tendencias. Dub Elements tiene el poder de innovar, y no lo pasan por alto. Es por ello que, de seguir así, su público seguirá demostrando esta lealtad. Ahora no hacemos más que pensar… ¿Qué nos tendrá Dub Elements preparado para su cuarta edición Open Air? ¡Estaremos atentos!

Próxima cita en Sevilla: GYDRA, Dub Elements, Save The Rave, Oto y Proyekt en Sala Cosmos

Banner Iberian Festival Awards 2020