Instagram Wololo Sound

Nunca es agradable escribir este tipo de noticias pero sí que son necesarias. Nos remontamos a septiembre de este año para recordar las afirmaciones que realizó Michael James, ex socio musical de Derrick May, en las que acusaba al artista americano de abusos y desagradables comportamientos sexuales en la red. Ahora, quien fue uno de los pioneros de la oleada electrónica de Detroit vuelve a estar en el punto de mira debido a dos artículos publicados por DJ Mag y Resident Advisor, los cuales afirman la veracidad de estas acusaciones.

Te puede interesar: Rebekah presenta #FORTHEMUSIC, una campaña contra el acoso sexual en la industria de la música

“Así como empezaron a aparecer las historias de las víctimas de Erick Morillo desde la década de los noventa tras su muerte, Derrick May tiene historias de todo el mundo. Conozco a este hombre desde 1986 pero no supe de estas acusaciones hasta mucho después de que comencé a trabajar en un libro sobre Mayday. Desde que hice una publicación al respecto el Día de Acción de Gracias, las acusaciones no se han detenido”, aseguró James en su comunicado.

Tras el comunicado de Michael, el cual fue borrado, Derrick May respondió lo siguiente:

“Nos ha llamado la atención que un ex Detroiter llamado Michael James ha estado haciendo acusaciones profundamente preocupantes sobre Derrick May en las redes sociales, donde el Sr. James alega que Derrick May ha drogado y/o violado a varias mujeres. Estas declaraciones son evidentemente falsas, difamatorias y calculadas para arruinar la carrera profesional de Derrick May. Derrick May no consume ni ha consumido nunca drogas, ni tendría relaciones sexuales no deseadas con nadie”

Ahora, Derrick May vuelve a estar en el punto de mira al ser acusado nuevamente de acoso sexual, esta vez por cuatro mujeres a través de dos largos comunicados publicados en DJ Mag y Resident Advisor.

Estas denuncian describen el comportamiento de Derrick May con las Sophia, Tania, Lara y Lisa, abarcando veinte años de la carrera del famoso DJ y ocurriendo en diferentes lugares del mundo.

Tras el revuelo, Derrick May declaró lo siguiente:

“Como hombre negro que trabaja en una industria dominada por blancos y abiertamente sesgada, ¿se espera que haya aprendido la dolorosa lección de que no existe la verdad, la justicia o el debido proceso? ¿Cuándo terminará la larga historia de convertir en armas la sexualidad de los hombres afroamericanos? ¿Debo colaborar bajo coacción con mi propia victimización a manos de una prensa abiertamente hostil que amplifica los supuestos temores de las mujeres privilegiadas y anónimas en un linchamiento mediado por Internet? No tengo ningún interés en legitimar estas distorsiones. Las mujeres son el conducto de la vida y, como tales, deben ser protegidas y no explotadas. Vivo por esas palabras “.

Tendremos que esperar a la sentencia del juez para conocer la verdad de todo lo sucedido.

“No podemos excusar el comportamiento de artistas de alto perfil porque sean de alto perfil. No se pueden aceptar el acoso sexual, la agresión y la violación. Ni en nuestra cultura, ni en nuestros trabajos, ni dentro de nuestros lugares, festivales o afterparties” – Rebekah