Instagram Wololo Sound

La demandante de la orden asegura que Diplo difundió imágenes explícitas sin su consentimiento a modo de amenaza

El pasado lunes 16 de noviembre Thomas Wesley Pentz, más conocido como Diplo en la comunidad electrónica, recibía una orden de alejamiento tras ser acusado por una mujer de Los Ángeles de difundir de forma no consentida imágenes privadas de la misma en un intento de, según ha explicado la mujer, intimidarla y hacerle callar sobre los “trapos sucios” que conoce del artista.

Derrick May es acusado de abusos sexuales por varias mujeres

Todo comenzaba el pasado 26 de octubre cuando Shelly, como se hace llamar esta mujer en Twitter, comenzaba un hilo en red social para explicar como el productor y DJ mundialmente reconocido había contratado a un investigador privado después de una discusión que había surgido entre ambos para hacerle callar, alegando que conocía su dirección, la de sus padres, dónde trabajaba, incluso dónde trabajaban sus padres, cosa que la víctima entendió como una amenaza. Shelly también explica cómo después de eso, el investigador volvió para comentar que nunca volvería a trabajar en un caso así puesto que Diplo era una persona bastante problemática.

La denuncia fue impuesta después de que un usuario publicara una foto muy explícita de la chica en respuesta al hilo, la cual según Shelly sólo estaba en manos de Diplo y ella, de ahí la acusación de distribuir imágenes privadas sin su consentimiento. Shelly considera que esta cuenta actuaba bajo la dirección de Diplo o que incluso podría ser una cuenta falsa del productor.

En cuanto a esos “trapos sucios” sobre los que según Shelly Diplo intentaba hacerle callar, se encuentra principalmente el hecho de que el productor le grabó sin su consentimiento mientras mantenían relaciones sexuales: “Le pedí ESPECIFICAMENTE que no lo grabara y su respuesta fue “que le den, voy a grabar esto.” Además de esto, Shelly le acusa de ser un gran manipulador emocional y un mentiroso, y que además va detrás de chicas jóvenes (a raíz de la polémica ya existente sobre Diplo y la tik-toker de 19 años, Quenlin Blackwell, que vive con él).

En el hilo Shelly también ha incluido de forma anónima el testimonio de otra chica en cuyas conversaciones se ve como Diplo parece usar el “gaslighting, una forma de abuso emocional en la que el agresor hace dudar a la víctima de su propio juicio y responsabilidad. Otros de sus seguidores también han incluido noticias de pasados altercados entre Diplo y otras chicas, como fue el caso de M.I.A, quien le acusaba de controlador en el pasado 2015.

La abogada de Shelly, Lisa Bloom, asegura que incluso tres chicas más acudieron a ella una situación similar contra Diplo que la víctima del caso actual. Por parte del abogado de Diplo, Bryan Freedman, se afirma lo siguiente: “Por desgracia, este individuo ha estado acosando a mi cliente y a su familia durante más de un año y se ha negado a dejar de hacerlo. Para ser claros, de ninguna forma mi cliente ha violado la ley. De hecho, ha dejado claro varias veces que no quiere tener nada que ver con esta persona, y simplemente necesita que su continuo acoso hacia su familia termine.

De momento no existe más información acerca de la situación, pero una audiencia del caso está prevista para el próximo 7 de diciembre.