Instagram Wololo Sound

Uno de los álbumes electrónicos más esperados del año acaba de ver la luz tras un bienio creativo y múltiples obstáculos en el camino del lanzamiento

No hay nada que pueda parar la progresión de CamelPhat. Ni una pandemia mundial, ni el pausado proceso que supone trabajar con una major en el lanzamiento de su proyecto más ambicioso hasta la fecha. Dave Whelan y Mike Di Scala van con la flechita hacia arriba. ‘Dark Matter’ es el primer álbum de estudio del dúo de Liverpool, en el que nos presentan un total de 21 tracks que hemos podido disfrutar en los últimos tres años, así como inéditos, dejando constancia de su calidad y mutabilidad a la hora de producir. Ha sido un camino largo, afortunadamente amenizado por varios de los adelantos más ansiados, pero aún hay dinamita por descubrir dentro del LP.

Conseguimos ver los primeros rayos de luz al final de este túnel de espera con ‘Blackbirds’, una colaboración con su compatriota Leo Stannard que calienta el ambiente a ritmos lentos que no llegan a los 100 BPM; toda una representación de la libertad y la calma que ha supuesto para ellos llegar a esta fecha tan señalada, como un mirlo volando. ‘Be Someone’ y ‘For A Feeling’ son sus sucesores, dos temas que no necesitan presentación individual a estas alturas tras llegar a convertirse en unas de las piezas más escuchadas de Dave y Mike.

Esta subida de tempo nos conduce directamente a la pura instrumentalidad de ‘Inbetween The Lines’, una composición que rompe de lleno la intensidad creada en la anterior pista para hacernos nadar en un calmado mar de melodías antes de darnos paso al famoso ‘Hypercolour’ en el que CamelPhat colaboraron con Yannis Philippakis, el compositor, guitarrista y cantante de la banda británica de rock alternativo Foals. Con ‘Spektrum’, la dupla inglesa nos deleita con su faceta más pistera, repleta de elementos propios del progressive techno que juguetean para llegar a lo más profundo cada uno de nosotros y casan a la perfección con el trabajo de su paisano Ali Love en el apartado vocal.

Para desmentir el dicho de que las segundas partes nunca fueron buenas llega Elderbrook con ‘Dance with My Ghost’ y completa un primer tercio del álbum acercándonos unas vibras más houseras. Y casi sin tiempo para recuperarnos nos encontramos con uno de los temas más melódicos de ‘Dark Matter’, un excepcional ‘Easier’ que cuenta con la colaboración de la banda LOWES en la que destaca el desempeño de su vocalista, Evie Plumb, llevándonos en volandas gracias a su energía por todo el breakdown y el build up hasta la explosión del drop.

Hacemos una pausa breve para rememorar todo un hit como ‘Panic Room’ y seguimos con otra novedad: ‘Keep Moving’ pone a Skream aún más en el epicentro del circuito del house y el techno después de una pasada etapa en el dubstep y cierra el tridente el vocalista Max Milner. En ‘Wildfire’ volvemos a contar con LOWES para firmar un registro totalmente diferente, de electrónica a 98 BPM, y concedernos un merecido descanso antes de volver a hacernos bailar con el Dark Matter Edit de su archiconocido ‘Cola’ y ‘Phantoms’, la segunda colaboración entre los camellos y Cristoph, en una clara apuesta −de nuevo− por el progressive house.

Primero fue Yannis Foals; ahora, Noel Gallagher

Otra conocida producción como ‘Rabbit Hole’ aparece en nuestro camino como previo aviso a ‘Not Over Yet’, posiblemente la canción por la que se había generado una mayor expectación entre la fanbase de CamelPhat. Y no es para menos, ya que se han guardado este as junto a Noel Gallagher durante mucho tiempo, con un resultado que cumple con lo esperado pero que nos deja con ganas de más. Continuamos con una vuelta al ambiente clubber en tres colaboraciones más descafeinadas, como son ‘Waiting’ con Eli & Fur, ‘Carry Me Away’ con Jem Cooke y ‘Reaction’ con Maverick Sabre; un trío que pone fin a la fase más sencilla de este amplio LP para encarar una contundente recta final.

CamelPhat lanzan su última ofensiva comenzando con ‘Witching Hour’, el single más reciente y con el que confirmaron todos los detalles que entrañaría ‘Dark Matter’. Poco más que añadir a lo comentado hace unas semanas: es una verdadera arma para partir la pista de baile en dos y perfecta para ambientar la inminente noche de todos los Santos. ‘Expect Nothing’ es toda una declaración de sentimientos hacia la música house en la que se muestran los componentes más representativos del estilo y una directa proclamación con el lema “Understand that House is a feeling”. Por último, no podía faltar otro Dark Matter Edit que cerrase el círculo por completo, el de su prestigioso ‘Breathe’ junto a Cristoph y Jem Cooke.

Recapitulando los 21 tracks escuchados en este viaje, tan solo podemos sacar como conclusión que CamelPhat lo han vuelto a hacer. La espera ha merecido realmente la pena y confirmamos que ‘Dark Matter’ conglomera un arsenal de hits para mirar con lupa que resumen el momento más dulce de las carreras de Dave Whelan y Mike Di Scala. Es realmente difícil mantener un nivel musical tan alto en un trabajo de larga duración; todo lo que digamos seguramente se quede corto. No dudamos en que será un LP de buenísima longevidad del que seguiremos disfrutando como el primer día con el paso de los años. Nuestra más sincera enhorabuena.