Hace unos días escuchamos por primera vez el nuevo lanzamiento de Marsal Ventura, y hablamos de él en nuestra web. Este remix ha sido recibido estupendamente por el público, y por esa razón hemos querido charlar un poco más a fondo con el artista nacional sobre el mismo, así como sobre el momento de su carrera, su pasado en Flaix FM y sobretodo, su futuro a corto/medio plazo. Entrevista con Marsal Ventura… ¡Al lío!

– Hola Marsal, muchas gracias por atender a Wololo Sound en esta pequeña charla. ¿En qué momento de tu carrera dirías que te encuentras, y qué proyectos tienes para 2020?

Estoy en un momento de alta creatividad y lucidez para llevar a cabo mi versión 2.0. Me siento ilusionado y con energía como cuando empecé de niño a pinchar, sumado a la experiencia de todo lo acumulado hasta la fecha.

¡Tengo muchos proyectos! Los tengo apuntados desde el día 1 de enero del 2020 y espero cumplir al menos la mitad de ellos. Ahora mismo prefiero ser cauteloso y no desvelar mi hoja de ruta para este año.

– ¿Echas de menos el mundo de la radio? De ser así, ¿qué es aquello que más echas de menos?

Soy consumidor de radio a diario y de momento no tengo ese gusanillo. Eso no significa que dentro de un tiempo no me apetezca querer hacer radio en directo en las FMs. Tengo mi podcast semanal, en el que hablo y presento mi sesión. Este podcast se emite en países como México y Chile, además de los streamings en Spotify y Youtube. Por ahora, estoy satisfecho con mi aportación a la radio con mi podcast. Mi única ambición sería que mi Addicting Mix llegara a más radios que lo programaran en su parrilla.

– Hace unos días ha salido a la venta tu último trabajo en el gigante Spinnin Records. ¿Qué significa a nivel personal y a nivel profesional trabajar con Spinnin? ¿Qué tal está recibiendo la gente este lanzamiento?

A nivel personal, es una autorrealización increíble. He cumplido un sueño de hace años. Mi meta era llegar a Spinnin’ algún día y sacar un track. Para mí, es el sello más importante en la industria electrónica independiente. A nivel profesional, es muy bueno ver cómo en Spinnin’ cuidan hasta el más mínimo detalle de cada lanzamiento, y notar en primera persona lo que significa un escaparate tan grande. Llegaremos en breve a los 100.000 reproducciones en YouTube y tengo bastante feedback de varios DJs.

– Nunca te has cerrado a producir estrictamente electrónica, de hecho has introducido mucho género latino en tus producciones. ¿Tendrán cabida este tipo de ritmos en tus próximos trabajos, o es parte de una etapa pasada de tu vida?

Siempre he producido electrónica. Lo que sí he hecho es introducir elementos latinos en algunos temas. Para mí, el ‘Azukita‘, de Aoki; o el ‘Bailar‘, de Deorro, son tracks electrónicos. En mi caso, intento hacer fusiones similares en ocasiones puntuales. No soy un purista de la electrónica, y me encanta experimentar y fusionar géneros sin complejo alguno. Para mí, introducir voces latinas o instrumentos del folklore latino no significa entrar en la pachanga, pero está claro que cada uno tiene su punto de vista. Soy muy open mind respecto a la música dance, adoro la electrónica, pero si puedo hacer algo bailable comercial, no siento que desvirtúe el género electrónico. Al contrario, estoy dando otra visión desde lo comercial. Seguiré haciendo fusiones, quizá algunas más latinas, o quizá otras no.

– Eres muy conocido fuera de nuestras fronteras, sobretodo en determinados países de Latinoamérica. ¿Qué es aquello que crees que marca la diferencia para ser bastante conocido allí? Y por otro lado, ¿crees como muchos otros que en España no sabemos apreciar el talento de nuestros propios artistas?

En Latinoamérica me ha ayudado hacer esas fusiones con el latino, tal y como comentaba anteriormente. De todas formas, creo que el público latinoamericano saber apreciar cuando un DJ tiene su personalidad, carácter y, sobre todo, actitud. En España y en algunos países europeos creo que sí hubo etapas en que se valoraba más a los DJs, sobre todo en los años 1990 y 2000. Por desgracia, creo que ahora no estamos en ese momento. Desde mi punto de vista, los gobiernos o países que no apuestan por la cultura en general (arte, música, etc.) y acostumbran a no destinar recursos para que ésta llegue a más gente del país, y esto afecta a todos los artistas en general: actores, cantantes, DJs… Por ejemplo, en Holanda el gobierno ayuda a la difusión de la música con eventos como el Amsterdam Dance Event (ADE). Ojalá se invirtieran partidas económicas importantes para hacer ferias así en la música electrónica en nuestro territorio peninsular. Eso sentaría unos buenos pilares para la cultura musical en general.

– Por último, hemos visto que vas a tener unos meses “moviditos” en cuanto a shows, ¿qué objetivos te marcas o en qué cabinas te gustaría verte a medio/largo plazo?

Estoy muy satisfecho de poder desarrollar lo que más me gusta, el DJing cada semana. Tengo fechas cerradas cada semana hasta mayo y el verano parece ir bastante bien encaminado. Mi objetivo es intentar entrar en más festivales y exportar mi marca cada vez más fuera de nuestras fronteras.