El sello discográfico del dúo del Bronx conquistó el club madrileño en compañía de Mochakk y Mason Collective, como principales protagonistas de una noche donde el tech house latino fue sin duda el hilo conductor

Otra noche magistral para el club madrileño con un Fabrik en donde no cabía un alfiler y donde los presentes bailaron a ritmo de tech house y groove latino. Mason Collective, Mochakk y The Martinez Brothers mostraron a la capital de España cuál es el sonido que se mueve alrededor del mundo, partiendo desde Ibiza y acabando en Miami. Fabrik vuelve a ser pionera en fiestas que fuera de la península son carne de sold out absoluto y que nacionalmente todavía no están a la orden del día.

Con solo la main room y la crystal para la gente que estaba de paso, Fabrik volvió a sonar a ritmo de tech house da manos los hermanos Martinez y su sello discográfico Cuttin’ Headz, después de 5 años sin visitar la sala situada en humanes (eso sí, con permiso de la satélite para los amantes del techno). Les acompañaban uno de los hombres y de los djs del momento, el más demandado de la escena house, Mochakk. El brasileño gracias a su carisma y sonidos únicos que le han hecho partícipe de los mayores line ups del mundo. También Mason Collective repetía en Fabrik justo un año después de su participación en aquel El Row que abriría la pasada temporada.

Fabrik anuncia el apabullante cartel del 20 aniversario de CODE

La noche en el mainstage se abrió a ritmo del residente Parsa Jafari que, aun siendo su estilo principal un tanto más agresivo y cercano a los sonidos CODE, se adaptó bastante bien a lo que pedía la velada. Tras él, Raúl Ortiz se encargó de cerrar el episodio de los nombres asiduos a la discoteca de Humanes, dejando la pista a punto de caramelo para que el trío de hermanos provenientes de Manchester se hicieran cargo de una sala ya a rebosar de gente.

Mason Collective volvían a Fabrik, pero esta vez para enfrentarse a una main room que daba cierto respeto debido a la cantidad de público que allí se dio cita. MVSON world es ya un concepto, no solo una fiesta, y así lo demostraron tanto el año pasado como en la actuación de este sábado. Su personalidad a la hora de crear sesiones únicas es el mayor de sus atractivos. Lo mágico de Cuttin’ Headz es la libertad a la hora de crear, tanto en las producciones como en las sesiones, y eso lo pudimos comprobar con el gran papel y la gran personalidad que demostró el trío de Manchester, haciendo un warm up de auténtico escándalo.

Tras ellos llegaba el que para muchos de los que se congregaron este sábado en Fabrik, era el plato fuerte de la noche. Mochakk, uno de los DJ más reclamados por el público house, se abría paso en el mainstage con su sample que entonaba “braaaasil”, algo inconfundible. Sample que, como dato curioso, es sacado de un tema de Drum & Bass de la mano de la leyenda A.M.C, que se llama de esta misma manera ‘Brazil’. Mochakk nos regaló momentos únicos pinchando inconfundibles tracks de su biblioteca como ‘Respirando’, ‘Da Fonk’ o su nuevo track ‘Jealous’.

Lo que sí es una realidad es que el brasileño ha creado un estilo único, propio, original e inconfundible. Sus drops a veces house, a veces tech house, con toques claramente influenciados por el sonido brasileño, lo han llevado a lo más alto y así lo vivimos en Fabrik. Un set fresco y muy bailable del cual pudimos disfrutar de dos horas, las cuales se nos hicieron prácticamente 5 minutos. Ahora entendemos de primera mano porque el brasileño está en lo más alto y porque lo quieren para sus fiestas en absolutamente todo el mundo.

Mientras tanto, en la satélite César Almena y Nuke se encargaban de dar una dosis de BPMs más altos a aquellos que, o bien el sonido de la main se les quedaba corto, o bien querían alejarse del agobio que se podía palpar en la sala principal de Fabrik. Sobre todo en las zonas de tránsito lateral cercanas a las barras donde, además de no haber hueco, estabas en un continuo vaivén de personas. Os dejamos un tip: aunque veas una marabunta de gente en la pista, adéntrate en ella con tu grupo y hazte hueco, siempre vas a encontrar un espacio y estarás menos agobiado. Eso sí, si quieres pedir o ir al baño prepárate para una larga travesía.

Una vez dieron las 5:00 y Mochakk finalizó su set, era hora de dar paso a los reyes de la fiesta. The Martinez Brothers engatusaron a ritmo de house y tech house a todo el público allí presente, siempre con los sonidos latinos muy marcados durante la sesión, con edits de temas clásicos como el ‘Kalemba (wegue wegue)’ de Buraka Som Sistema o algunos suyos como la colaboración que tienen con Tokischa llamada ‘KILO’. Tampoco faltó uno de sus temas más famosos de los últimos años que es ‘Rizzla’, la colaboración que tienen con GORDO.

Sin duda alguna los neoyorkinos demostraron una vez más por qué se les conoce como “los herederos del house en Ibiza” en un set equilibrado y muy divertido marca de la casa que tuvo a todos los asistentes bailando hasta cierre, con la sala prácticamente igual de llena al inicio y al final del set; y Fabrik demostró una vez más por qué es un lugar de referencia internacional en lo que a música electrónica se refiere, apostando siempre por diferentes estilos y artistas y con una oferta de fiestas y artistas difícil de igualar y que para esta temporada promete traernos muchas sorpresas.

It's all about the groove. Bass y House music como forma de vida.