Las familias cuya economía depende del ocio nocturno han vuelto a levantar su voz este jueves. Según España de Noche y Noche Madrid, este sector se ha convertido en la principal víctima de la crisis generada por el coronavirus debido al toque de queda impuesto por el gobierno que conlleva que los locales deban cerrar pero sigan pagando unos gastos fijos mensuales que van de los 7500€ para los bares musicales a los 25000€ que soportan salas de conciertos, clubs y discotecas.

Es por esto que los trabajadores del ocio nocturno se concentraron ayer jueves ante la delegación del gobierno español en Barcelona y en el Ministerio de Asuntos Económicos en Madrid en una protesta organizada por España de NocheNoche Madrid#SomosOcioNocturno, la Plataforma por el Ocio, la Noche en Vivo, la Asociación Española de Disc jockeys y Productores (AEDYP) y la Asociación de Trabajadores del Ocio Nocturno (ATON). Durante la protesta, que arrancaba a las 11 de la mañana, se ha exigido un plan de rescate para el sector y la reapertura de sus locales.

La Otra Escena: Nico Castro, fundador y CEO de Pitch Music Marketing

Ramón Mas, secretario general del Gremio de Discotecas de Barcelona y Provincia, ha querido recordar durante el acto que sus negocios llevan cerrados ya ocho meses, y que con la prórroga del estado de alarma apunta a que llegarán a los 15 meses. Mas ha pedido también a las diferentes administraciones un plan de congelación de impuestos y nuevas ayudas directas, ya que es completamente inviable seguir pagando si no se recibe ningún tipo de ingreso por actividad económica. Finalmente ha señalado que las ayudas aprobadas hasta ahora por la Generalitat tan sólo cubren el 2% de los gastos totales de dichas empresas, y que todos los negocios pueden desaparecer si no se les inyecta dinero de alguna forma.

Por otro lado, se escuchaba ayer que Ximo Puig, presidente de la Generalitat Valenciana, crearía una mesa de trabajo con el ocio nocturno valenciano para evitar despidos mientras sigan las restricciones y concretar ayudas directas. Para este jueves también se había organizado una acampada ante el Palau de la Generalitat por parte del ocio nocturno, pero que finalmente se ha aplazado a última hora ante la disposición por parte de Puig a negociar.