Instagram Wololo Sound

¿Queréis adentraros en el mundo de la producción musical? Os contamos, paso a paso, qué hacer y aprender para conseguirlo con la ayuda de algunos canales de YouTube en español

Muchos estáis aprovechando este periodo para adquirir nuevas habilidades en casa de forma autodidacta. Sabiendo el tipo de gente que nos leéis, seguro que más de uno os habréis planteado pasar a la acción y crear más allá de solamente escuchar. Los primeros pasos al aprender producción musical siempre suelen ser los más difíciles y más si no se tiene ningún tipo de referencia o conocimiento.

QUIZÁS TE INTERESE: CONSECUENCIAS DEL CORONAVIRUS EN CONCIERTOS Y FESTIVALES

Os queremos hacer la vida fácil, así que en este artículo os contaremos, con la ayuda de algunos canales de YouTube en español, cómo podéis aprender producción musical desde cero o mejorar vuestras habilidades en ese ámbito, creando entre todos un seguido de pasos para poder convertirte en un productor musical.

¿Qué necesito?

El primer paso para aprender producción musical es saber qué necesitamos. No es un secreto que los mínimos indispensables pasan por tener un ordenador, unos auriculares o altavoces medianamente decentes y un DAW (Digital Audio Workstation, el software donde trabajaréis). Aún así, si queréis empezar con el pie derecho y tener más detalles de lo que puede resultaros útil (especificaciones técnicas, programas de producción, etc.) aquí abajo os dejamos a Nico Astegiano, quien explica para qué sirve cada uno de los materiales básicos de la producción musical. En su canal también podréis encontrar más vídeos donde se adentra sobre otros aspectos del mundillo.

DAW: Conocer tu software

Una vez ya te encuentres ante la pantalla con tu nuevo DAW favorito -o al que le vas a dar una oportunidad-, toca aprender a usarlo. Hay decenas de softwares de producción (Ableton Live, Logic Pro X o FL Studio son de los más populares), por lo que es recomendable buscar tutoriales para saber cómo funciona específicamente el programa que tengáis. En cuanto ya sepáis dónde encontrar cada cosa en el susodicho, podréis plasmar vuestros nuevos conocimientos.

Si ya podéis mover el ratón y sabéis dónde hacer click para acceder a lo que necesitáis, ahora toca aprender las dos ramas principales de cualquier productor: la creativa y la técnica. Empecemos por la primera, que seguramente sea la que más llame la atención a los nuevos bienaventurados.

Aspecto creativo

Teoría musical

En primer lugar, estamos aquí para aprender a hacer música, crear canciones, por lo que aprender el lenguaje hará que lo podáis entender mejor y que las cosas fluyan más. Con un poco de teoría musical aprenderéis las normas básicas que se deben respetar en una canción.

Seguro que a más de uno ya os sonará la cara de Jaime Altozano. Aparte de analizar bandas sonoras de películas y contar anécdotas de los grandes compositores de la historia, Jaime explica muy bien los conceptos básicos de la teoría musical. En su canal podréis entender cómo funciona todo este tergiversado mundo de una forma muy simple y clara. No está de más coger papel y boli para anotar estas cosas, ya que siempre se deben tener presentes durante toda composición.

Diseño sonoro

Otro de los temas más comentados entre los artistas, sobre todo en la música electrónica, es el sound design. Este concepto se refiere a poder crear o alterar un instrumento y para ello hay sintetizadores y plugins que te permiten hacer realidad lo que tienes en la cabeza, o simplemente experimentar hasta descubrir un nuevo sonido que te deje con la boca abierta. Para ello, el siguiente paso es aprender a utilizar tanto los sintetizadores que uséis o los plugins básicos de edición de audio como delays, reverbs, moduladores o distorsiones entre muchos otros.

Aprended cómo funcionan los instrumentos virtuales para modificarlos a vuestro antojo con Antian Rose, donde entenderéis desde qué es el ADSR hasta cómo funcionan los timbres cuando se combinan.

Aspecto Técnico

Plugins básicos

Ya sabemos qué se debe y qué no se debe hacer a la hora de escribir una canción. El mundo de la composición es inmenso, por lo que uno se puede formar tanto como quiera, pero los mínimos para entender cómo funciona la música deben estar. Ahora toca dar paso a “sonar bien”. A partir de este momento vais a adentraros en el fantástico mundo de la mezcla. Oiréis hablar de muchos plugins y cada uno se verá ligeramente distinto dependiendo del programa que hayáis elegido para producir o la empresa que lo haya creado, pero no os agobiéis.

Antes de aprenderse las marcas y modelos toca entender la teoría. Para qué sirve un EQ, un compresor, un limitador… Os dejamos aquí algunos ejemplos donde explican a la perfección su funcionalidad, cortesía del canal Hispasonic:

Mezcla

Uno de los factores más importantes al aprender producción musical es dominar la mezcla. Este proceso de saber cómo tratar cada uno de los instrumentos que formen vuestras canciones es crucial para poder pasar de un resultado amateur a uno profesional. Buscad qué os aportan los plugins, entended la función y comportamiento de cada uno y usadlos como herramientas para que todas las piezas de vuestro proyecto encajen a la perfección. En este caso JFT Producciones cuenta cómo es su proceso para hacer que los instrumentos, uno a uno, suenen más limpios y no se peleen frecuencialmente entre ellos, haciéndolos más inteligibles en el resultado final.

Mastering

El último aspecto técnico por aprender es el mastering. Se considera una de las fases más delicadas de la producción, por la que hasta la gran mayoría de productores consolidados confían sus canciones a profesionales del mastering, que trabajan con estudios altamente equipados y preparados para tratar el tema en su fase final.

Aún así, desde vuestros ordenadores también podéis hacerlo y aunque sea un trabajo casi de precisión de cirujano, hay formas para alcanzar resultados decentes. El Rincón del Mastering es un canal presentado por un productor de música electrónica y en él te cuenta cómo ha conseguido obtener resultados que cumplen los requisitos que los grandes sellos buscan para firmar un tema. También es bueno saber que cada género musical pide un tratamiento distinto y por eso muchas veces se trabaja comparando el tema con otro de referencia.

Ahora que ya sabéis cómo se juega a esto, viene la parte en la que os toca plasmar sobre la pantalla de lo que sois capaces. Buscad un estilo que os apasione, porque os aseguro que vais a estar horas y horas escuchándolo en bucle. Practicad y fijaros en cómo vuestros referentes logran esos resultados a los que aspiráis a llegar.

Dentro y fuera de la electrónica hay cientos de miles de videos de gente narrando, paso a paso, cómo hacer una canción que suene a cierto género o artista. Coged de cada sitio lo mejor, lo que más os interese y convertiros en un conglomerado de conocimientos que hagan que podáis crear algo único. Aprender producción musical es una tarea constante, hay que actualizarse y ponerse al día a menudo.

Aprender producción musical de los mejores

A parte de poder resolver nuestras dudas, YouTube también es una gran herramienta porque nos deja ver muchas veces cómo piensan nuestros artistas favoritos. Podemos encontrar canales como el de Shaun Track que analizan canciones icónicas o el de RedBull Remix Lab o Future Magazine que se encierran en el estudio con los máximos exponentes de la música electrónica y crean desde cero una nueva canción, viendo así el proceso de cada uno.

Andrew Huang es un productor norteamericano que se ha dado a conocer por llevar a cabo un formato en su canal muy curioso. Partiendo de un mismo sample, él y otros tres productores se retan a crear una nueva canción. Es increíble ver como cada uno lo interpreta de una forma y lo lleva a un terreno distinto. Uno de los más destacables fue sin duda el episodio que cuenta con la participación del mismísimo Virtual Riot, quien hizo alarde de su genialidad en el ámbito del sound design. Escuchar como todos explican sus métodos a la hora de crear es una herramienta muy útil para aprender producción musical.

Por último, qué mejor para aprender producción musical que escuchando a los expertos. Resulta muy interesante buscar entrevistas con gente de la indústria y en todas se aprenden lecciones que no están en ningún libro. Si no tienes problemas con el inglés, merece la pena escuchar a Rick Rubin -productor mundialmente conocido y multigalardonado- hablar con otras genialidades en el estudio como Pharrell Williams o Kendrick Lamar sobre cómo entienden ellos el hacer música.

Otro canal que es un must para los más “frikis” de la producción musical es Pensado’s Place, donde hay desde entrevistas a los productores detrás de todos los hits del momento hasta tutoriales para mejorar tus cualidades técnicas en el estudio.

¡Hasta aquí nuestro pequeño manual para aprender producción musical en casa! Estos son los primeros pasos y por supuesto no son comparables a una formación profesional impartida por expertos. Aún así, se puede llegar lejos siendo autodidacta y lo que os hará mejores es el indagar, leer, ver tutoriales, escuchar entrevistas y podcasts, asistir a conferencias y masterclasses y, sobretodo, nunca dejar de crecer y acumular conocimiento. Alimentad a vuestra curiosidad e intentad estar constantemente mirando y leyendo cosas para adquirir más experiencia.

Por último, agradecer a todos y cada uno de los creadores de contenido didáctico que comparten sus horas de trabajo y recopilación de información con nosotros a través de sus publicaciones. Recordad que cada uno de los canales compartidos en este artículo cuentan con muchos más vídeos relacionados con la materia en sus respectivos perfiles. No dudéis en apoyarlos, ya sea dándoles “Me Gusta” directamente en sus canales o interaccionando con ellos en redes sociales, seguro que lo agradecerán.