¿Que es un DAW?

Antes de analizar los mejores programas para crear música electrónica comenzamos explicando que es un DAW. Son las iniciales de Digital Audio Workstation, también llamados secuenciadores. Son programas para crear música electrónica: editar, grabar, mezclar y masterizar en audio y midi. Hoy en día es la herramienta principal de cualquier productor de música tanto a nivel profesional como de home estudio.

En este artículo analizamos, bajo nuestra experiencia, las cualidades de las 5 mejores DAWS en 2021 más utilizados del mercado para ayudarte a elegir. Después solo te quedará descargar Ableton Live 11, Cubase, Logic, Pro Tools o FL Studio.

¿Cuáles son los mejores DAWs en 2021?

Ableton

Desde 79€ hasta 599€

Ableton es uno de los programas de moda entre los productores actualmente gracias a la flexibilidad, flujo de trabajo e integración en el directo que ofrece, ya que hacen de éste un programa prácticamente único. Fue fundado en el 2001 y su progreso ha sido totalmente ascendente. Actualmente, músicos de todas las edades y estilos producen con Ableton Live.

Nuestra experiencia personal con el programa es realmente satisfactoria, especialmente por su modo Session, su Push (una auténtica pasada), la absoluta compatibilidad que garantiza, su integración Midi (la mejor del mercado) y la infinidad de opciones de creación y edición que facilita. Todo esto y que sea una DAW fácil e intuitiva de utilizar para cualquier artista lo convierten, probablemente, en el programa número uno del mercado. Además, su software funcione tanto en Mac como en Windows.

¿Qué productores usan Ableton?

Daft Punk, deadmau5, Diplo, Danja (productor de Britney Spears y Justin Timberlake), Diclousure, Flume, Skrillex, Robin Schulz, Steve Angello, Swizz Beatz (productor de Beyoncé y DMX), The Chainsmokers y Timbaland, entre otros.

PROS

  • Modo Session impresionante, muchos programas intentan imitarlo sin éxito, excelente para el directo, su Push es un escándalo para dirigir todo el programa en sí.
  • Mejor programa para samplear, excelente Warping, rápido e intuitivo.
  • Standard actual en la pre-producción, equivalente a su compatibilidad prácticamente con todo.

CONTRAS

  • Ausencia de mixer como en otras DAWS, sustituido por las perillas, a mi gusto, algo fundamental.
  • Limitaciones en la edición de audio/voz
  • Instrumentos/Generadores nativos algo escasos y simples (exceptuando Wavetable).

Cubase

Desde 99,99€ hasta 559€

Cubase lleva activo desde hace más de 30 años. A día de hoy es el programa estándar en el mundo de la música orquestal, cinemática y para las bandas sonoras de videojuegos o películas, ya que su flujo de trabajo está enfocado en estos ámbitos precisamente, y es el programa que mejor se integra con la plataforma de sampling Kontakt.

En la pre y post producción no hay ningún otro DAW con tan buenas opciones, porque te sirve para hacer cualquier cosa. Podríamos colocar a Pro Tools, pero la diferencia entre el flujo de trabajo de ambos sigue siendo muy significativa. También cuenta con versiones tanto para Windows como para Mac.

¿Qué productores usan Cubase?

Hanz Zimmer, Junkie XL, la mayoría de compositores de bandas sonoras, Kraftwerk, New Order, Tiesto o Zedd, por ejemplo.

PROS

  • Estandard para las bandas sonoras.
  • Motor de audio impresionante.
  • Seguramente sea el programa “más profesional del mercado” para la pre y post producción.

CONTRAS

  • Necesitas un buen ordenador, consume muchos recursos.
  • Ideal para la música orquestal, pero no el más indicado para otros géneros como el Hip Hop.
  • Junto a Pro Tools el peor programa para empezar con la música, necesitas un nivel intermedio o alto para empezar con él.


Logic

229,99€

Logic es el DAW por excelencia de Mac y artistas de diferentes géneros trabajan con él: desde bandas sonoras, hasta el género urbano o la música electrónica. Destaca por tener un sistema equilibrado y unos plugins nativos realmente buenos, además de que el flujo de trabajo es fluido y cómodo, pero sin llegar al nivel de Ableton o FL Studio. Otro punto a favor es que es muy polivalente, pero no es tan tosco como Pro Tools o Cubase.

Si eres usuario de Apple, no dudes en probarlo, puesto que es de lo mejor que hay y a un precio muy asequible.

¿Qué productores usan Logic?

Alesso, Armin van Buuren, Calvin Harris, Carl Cox, Greg Kurstin (productor de Adele y Sia), Hardwell, Mike Posner (productor de Maaron 5 y Justin Bieber), Nicky Romero, Pharrell Williams o Scott Storch (productor de 50 Cent y Dr.Dre)

PROS

  • Programa completísimo en todos los aspectos.
  • Única versión en el mercado, precio super competitivo.
  • Seguramente es el programa que más se puede amoldar a cualquier estilo de música sin limitaciones

CONTRAS

  • Solo para MAC/IOS.
  • Actualizaciones muy escasas, el programa necesitaría más mejoras y tener un ritmo de crecimiento más elevado.
  • Ableton y FL se han puesto por delante en el workflow.


Pro Tools

Desde 149€ (anual para estudiantes) hasta 2.550 €

Pro Tools lleva toda la vida siendo la DAW estándar de cualquier estudio de música y dispone de uno de los mejores motores de la industria y su propia arquitectura de Plugins (AAX). Es un programa ideado para producir, mezclar y masterizar, aunque en el apartado de la mezcla es quizás donde más destaque. Disponible también tanto en Windows como Mac.

Es bastante recomendable vas utilizar instrumentos reales en lugar de MIDI, porque puedes volcar todo en el programa y mezclarlo y masterizar desde ahí, sin necesidad de cambiar a otro DAW. También es válido para mezclar un proyecto de otra DAW también. No obstante, si estás acostumbrado a secuenciadores del estilo de Ableton o FL Studio, no te resultará cómodo.

PROS

  • Motor AVID, top en el mercado.
  • Estándar en todos los estudios de audio/video.
  • El mejor programa a la hora de mezclar.

CONTRAS

  • Excelente en la post producción, pero muy tocho y poco liviano en la producción, con una implantación MIDI muy pesada.
  • Escasez de Plugins nativos, por no decir ausencia, porque realmente tiene muy pocos y de una calidad bastante dudosa.
  • Uno de los peores programas para empezar con la música, su Workflow es muy anticuado y poco liviano.


FL Studio

Desde 89 € hasta 802 €

FL Studio lleva siendo uno de los programas más utilizados por profesionales y amateurs en el mundo de la música. Empezó siendo una caja de ritmos muy básica en 1998 y ha se ha transformado hasta convertirse en un programa con el que se generan millones y millones de euros. Siempre ha habido crítica hacia FL Studio; algunos dicen que es un juguete, que no es profesional, pero el resultado, las cifras y sus usuarios muestran lo contrario. Este software también es compatible tanto con Windows como con Mac.

Tiene un secuenciador muy simple, con hasta 125 canales, para hacer casi cualquier estilo de música. El DAW consta con un sistema algo complicado por la ausencia de anclajes, pero cuando te adaptas es realmente sencillo y rápido. Cuenta con un Piano Roll, un modo Playlist (escena) y un mixer fantástico. Además, posee unos plugins nativos muy buenos que no dejan de mejorar con el tiempo.

¿Qué productores usan FL Studio?

9th Wonder (productor de Destiny’s Child y Jay-Z), Afrojack, Alex Da Kid (productor de Imagine Dragons y Rihanna), Boi-1da (productor de Drake y Eminem), DJ Mustard, Hit Boy (productor de Beyoncé y Mariah Carey), Madeon, Martin Garrix, Mike Will Made (productor de Kendrick Lamar y Beyoncé), Oliver Heldens, Porter Robinson o T-Minus (productor de Drake y Kendrick Lamar).

PROS

  • Flujo de trabajo rapidísimo, sencillo, apto para todo tipo de productores, permite plasmar cualquier idea a la mayor velocidad posible.
  • Mejor piano roll del mercado, flexible, con infinidad de opciones y ultra rápido.
  • Actualizaciones gratuitas de por vida.

CONTRAS

  • Al contrario de Ableton y de otras DWS le falta compatibilidad con otros softwares/hardware.
  • Restricción de canales (Hasta 125)
  • Edición de audio/voz muy mejorable.
Lo mejor de la música es compartirla con otras personas y estoy aquí para ello. Antes era de progressive, ahora le doy un poco a todo lo que sea original y me transmita algo.