El polémico virus mundial afecta directamente a asistentes, artistas y festivales también en España

Es difícil a estas alturas no conocer qué es el COVID-19 (comúnmente conocido como coronavirus), si bien son pocas las personas que realmente están bien informadas debida a la rápida propagación de noticias falsas o datos manipulados. Tratando este tema con prudencia, debemos de ser conscientes de que en gran parte como consecuencia de la desinformación, el virus está afectando en muchos más aspectos que los sanitarios.

La estabilidad económica y cultural también entran en juego, siendo ambos dos pilares fundamentales en la industria musical. Por ese motivo a todos nos surgen preguntas cómo ¿cancelarán el festival al que voy el mes que viene?, si es así, ¿me devolverán el dinero? ¿Le devolverán el dinero a los artistas contratados? En este artículo intentaremos aproximaros algunas posibles respuestas a estas incógnitas.

Consecuencias del virus en los eventos de nuestro país

En nuestro país, se acaba de confirmar que los eventos de ocio y culturales que congreguen a más de 1.000 personas serán suspendidos. Además, aquellos que tengan un aforo menor, tendrá que reducir su número de asistentes a un tercio, según RTVE. Esto podría afectar a varios de los festivales y fiestas planeados para este fin de semana. Don’t Let Daddy Know acaba de lanzar un comunicado oficial anunciando su cancelación y el reembolso de entradas.

Ya sabemos oficialmente que Fabrik aplazará toda actividad de la sala. Esto incluye fiestas como CODE 140, aplazada hasta que se levanten las medidas tomadas en la comunidad, momento en el que se reprogramarán los eventos. Este es el comunicado oficial de la sala. Por su parte, los eventos de EKHO Club (Madrid), elrow Barcelona, Mondo Disko (Madrid), After Brunch (Madrid), LAB (Madrid), el 15 aniversario de Twist con MUZZ (Madrid), Industrial Copera (Granada), El Pelícano (A Coruña) y Techno On The Street (Valencia) tampoco se celebrarán estas próximas semanas.

COVID-19 presente en todo el mundo

Recientemente nos llegó la noticia de que una de las extensiones de Ultra, la celebrada en Abu Dhabi había sido cancelada como consecuencia de la expansión del virus. Pero lo que todos temíamos, y con la expectación de miles de asistentes de todas partes del mundo; el original Ultra Miami ha cancelado su próxima edición debido a las numerosas preocupaciones del público, de los políticos y de los organizadores de otros muchos eventos.

Otro de los grandes que se ha visto afectado por las inquietudes de esta propagación ha sido Coachella, pospuesto hasta el próximo octubre de los días 9 hasta el 16. En Europa, Don’t Let Daddy Know Amsterdam también ha tomado medidas; y no será suspendido pero cancelará varios shows y reestructurará algunas zonas sin opción de devolver el dinero de la entrada, según su comunicado oficial. A apenas dos días de su celebración, Rampage Weekend se ha visto obligado a cancelar su celebración debido a las medidas del gobierno belga, aplazándose en principio al 18 y 19 de septiembre. A su vez, la Masters Of Hardcore en Holanda también se ha visto aplazada al 5 de septiembre. El evento de Liquicity en Praga está cancelado definitivamente, y el de Budapest se ha aplazado al 18 de septiembre, misma fecha que el Rampage.

Relacionado: Ultra Miami 2020 queda cancelado

Cancelación de eventos y devolución de entradas

Si un evento musical se cancela bajo una orden de las autoridades sanitarias, se consideraría un motivo de fuerza mayor. Por lo general, ante acontecimientos de este tipo el consumidor tiene derecho a la devolución del importe que haya pagado.

No obstante, podemos encontrarnos ante otro tipo de problemas como el cierre de fronteras, y aunque el festival no se cancelase; no podrías llegar a tu destino para asistir. Aunque estos fenómenos son en gran medida hasta ahora hipotéticos; son muchos los artistas que se han visto obligados a cancelar sus shows como consecuencia del coronavirus (sobre todo en Asia, donde hay un mayor número de infectados) para prevenir el contagio.

Ser precavido y atento no está de más, pero es cierto que también se han propagado algunas noticias falsas que han preocupado a muchas personas innecesariamente. En países como Holanda o Bélgica, donde la mayoría de festivales comenzarán a celebrarse en los próximos meses; el Instituto Nacional de Sanidad Pública se vio obligado a desmentir las posibles cancelaciones de eventos como Rebirth o Intents Festival.

Quizás te interese: Los efectos del Brexit en festivales y conciertos

Riesgos para los artistas

Los artistas y sus respectivas agencias son un caso distinto. Al no ser tratados como consumidores, la obligación de pagar el caché de un artista en caso de cancelación por coronavirus dependerá de lo acordado previamente en el contrato. En la mayoría de estos, se establece que los artistas se quedarán los anticipos cobrados hasta la cancelación y no tendrán por qué indemnizar al festival. Actualmente la mayoría de agencias y promotores probablemente estarán revisando sus contratos; para poder renegociar en caso de cierre de fronteras o cancelación por fuerza mayor.

En caso de ser una situación extrema como esta, lo normal es que no exista la obligación de pagar el caché y que se incluya una cláusula para cumplir el contrato en el futuro; encontrando una fecha alternativa para el evento. Si bien esta opción puede resultar complicada dada la gran cantidad de sets que la mayoría de DJs tienen alrededor del mundo. Por el momento, este tipo de circunstancias se están dando sobre todo en Asia; dado que en Europa o América los casos positivos no son tantos como para suspender las actuaciones.

¿Qué deberíamos hacer?

Uno de los aspectos más relevantes a tener en cuenta es la obtención de información a través de fuentes fiables. No os dejéis engañar por noticias falsas e intentad manteneos alerta a través de la información proporcionada por los expertos o el Estado y sus organismos oficiales. El Ministerio de Sanidad recomienda a los viajeros algunas medidas como: lavarse las manos con frecuencia, taparse la boca y la nariz con el codo o un pañuelo desechable al toser o estornudar, evitar consumir productos de origen animal poco cocinados o crudos, etc.

Fuente: Sympathy For The Lawyer