Un total de 20.000 personas y el anuncio de otra edición en enero de 2020 son muestras de la buena acogida en Sudamérica

Como nos adelantó Gonçalo Miranda en primicia hace ya casi un año, la apuesta por parte de Dreambeach de un festival en Sudamérica estaba más que consolidada y lista para llevarse a cabo. Y en pleno festival en su pasada edición en Villaricos, hicieron oficial la noticia de que Chile sería el país escogido para esta gran apuesta al otro lado del charco. En Chile la expectación no solo del público sino también de medios de comunicación ha sido más que notable, y con un cartel anunciado apenas dos meses antes logran congregar a 20.000 amantes de la música electrónica en la localidad de Viña del Mar.

En su edición chilena Dreambeach apostó fuerte por el EDM más comercial con Martin Garrix, Nervo, Galantis y Fedde Le Grand como mayores reclamos. También se disfrutó del hardstyle de Brennan Heart, Da Tweekaz y Wildstylez y del techno de Fatima Hajji, Gonçalo, Uner o Claptone, entre otros. La bass music quedó de lado en esta edición, ya que no es un estilo predominante en esta parte del globo. Viendo el éxito, el festival anuncia ya una segunda edición en enero de 2020 pero que no tiene fecha concreta aún.

Así hablaba la organización sobre la primera edición sudamericana:

“El balance organizativo y de ambiente ha dejado un excepcional sabor de boca en la dirección de Dreambeach. El festival se desarrolló con un orden impecable y sin incidencias de seguridad, con temperaturas cálidas, pero suaves, que rondaron los 25ºC. El equipo español desplazado a Viña del Mar ha constatado la enorme pasión con la que los chilenos viven la música y disfrutan de la presencia de sus ídolos sobre el escenario”.

Otro éxito más para Dreambeach, que ahora debe centrarse en seguir construyendo con ambición su séptima edición veraniega. Estamos a la espera de nuevas noticias, y como siempre, las tendréis aquí primero.