Instagram Wololo Sound

El artista noruego exprime al máximo todo su potencial en su lanzamiento más extenso

El primer lanzamiento que nos llega desde Teklife en este 2021 viene a cargo de uno de los artistas más relevantes de la escena juke del momento. Slick Shoota lleva unos años consiguiendo lo que se puede considerar como importantes hitos en la carrera de un productor de bass music afincado en Estados Unidos. Lanzar música en el sello de Diplo, Mad Decent, hacerle el warm-up a Bassnectar en uno de sus mastodónticos sets o asistir a numerosos festivales de renombre son algunos de los más destacados.

Slick Shoota es un artista muy afín a la discográfica Teklife, originalmente fundada por la leyenda DJ Rashad. Desde hace un tiempo atrás llevamos viendo al artista muy centrado en el sonido footwork jungle, que tan de moda se está poniendo en los últimos tiempos. Le hemos visto en multitud de eventos de la firma, aunque este es su primer lanzamiento en solitario en Teklife.

TE PUEDE INTERESAR: DJ EARL LANZÓ SU NUEVO ÁLBUM ‘BASS + FUNK & SOUL’

En ‘Function‘ no vemos una sola bajada de intensidad. Cada uno de los 8 tracks que lo componen rondan los 160-170 BPM, y van aportando distintas “vibes”. ‘DESIRE PATH‘ nos mete de lleno en un psicodélico ritmo con interesantes percusiones casi imperceptibles pero de gran finura. Sin dejarnos respiro pasa a ‘SEE ME FLEX‘, estridente y satudada, de mucha fuerza. Slick Shoota nos sorpende en ‘JELLYNECK‘, en el que juega con la “insatisfacción” del oyente, que espera un drop contundente y se encuentra con un ritmo complejo y una sensación de build-up constante.

La cara B del disco nos deja los temas más aptos para las pistas, con bombos más contundentes y samples vocales que le dan un extra de “flow” muy característico del artista. Destacamos ‘DELAHAZE‘ y ‘MTL HARDCORE‘, esta última la más cercana al drum & bass de todo el álbum.