Los viernes son días importantes para los amantes de la electrónica. Son los días en los que más música nueva sale. Mientras que algunos sellos como Monstercat reparten los lanzamientos, la mayoría de artistas y demás sellos presentan sus trabajos los viernes. Y para los amantes de la música electrónica como nosotros, es lo mejor porque tenemos el fin de semana entero para poder disfrutar de ellos. Esta semana hemos tenido lanzamientos de mucho nivel: Illenium, Flume, DJ Snake…Pero nosotros también estábamos expectantes con el lanzamiento del segundo álbum de Dabin. Tras los numerosos singles, por fin podíamos disfrutarlo en su totalidad.

A pesar de que 6 de las 10 pistas ya se han lanzado como singles, el álbum todavía tiene 4 temas nuevas que agregan contenido a lo que podría convertirse en uno de los álbumes melódicos del año. Fue lanzado bajo Seeking Blue y la única pega que le veo a este trabajo es que se hace corto y más de la mitad de los temas ya los conocíamos. No hubiera estado nada mal contar con 2-3 producciones más.

Y es que, con tan solo diez pistas, puede parecer un álbum que si parpadeas te lo pierdes, pero cada pista está tan densamente repleta de calidad que nunca se siente como si estuvieras cambiando de tema. En Wild Youth, Dabin eligió recurrir a cantantes y productores en todos los temas, añadiendo así una variedad muy grande en cada producción como Yoe Mase, Fytch, Essenger, Lexi Norton (de ECHOS), Dia Frampton y RUNN por nombrar algunos.

Está claro que en el tiempo que ha pasado Dabin en la carretera con Illenium durante la mayor parte de 2018 se le han contagiado algunas cosas, siempre buenas por supuesto, pero no de la forma que podría esperarse. No es que haya adoptado un enfoque de bass más melódico en su música, si no que con Wild Youth el productor es impecable al transmitir su sonido e historia intencionados; Dabin mismo puede estar en desacuerdo, pero yo lo noto en cada producción.

Aficionado a la música electrónica, pero a ningún género en particular. Educador Infantil y entrenador de fútbol. Friki de los videojuegos, fútbol y animes.