Instagram Wololo Sound

Entrevista exclusiva con Pablo de Rosacruz, el DJ que va a revolucionar el showbusiness a través de la tecnología con Pinecone

Si tenéis un mínimo conocimiento de lo que se ha cocido en nuestro país durante los últimos años, os sonará el nombre de Atica. Pablo de Rosacruz se convirtió en uno de los artistas españoles de música electrónica que más proyección internacional ha tenido en los últimos tiempos, lanzando música por los grandes sellos y girando por el mundo hasta llegar a EDC Las Vegas.

De repente, pasó de lucir esa vida de rockstar a transmitir un mensaje completamente distinto en redes sociales. Pasamos de ver a Pablo a PABLO®, y su avatar ultrarrealista despertó la curiosidad en muchos de nosotros.

Tras estar casi dos años sin lanzar música y dejando entrever un cambio de prioridades, Pablo reveló a principios de este año su nuevo proyecto en el que había estado dedicado en cuerpo y alma -nunca mejor dicho. Esta nueva aventura del gallego se llama Pinecone, y llega con la intención de reconstruir el showbusiness en algo completamente nuevo, con los avatares como epicentro de esta nueva ola.

En esta conversación, Pablo nos cuenta qué ha estado haciendo estos últimos años, cómo pasó de ser DJ a CEO, qué tiene entre manos ahora mismo y cuándo veremos su producto en acción entre muchas otras cosas.

Señoras y señores, he aquí nuestra entrevista con Pablo de Rosacruz.

Avatar de Pablo De Rosacruz

Wololo Sound: Buenos días Pablo. Primeramente, muchas gracias por atender a nuestro medio. Hoy estamos aquí para hacerte una entrevista poco común. Muchos de nuestros lectores te conocerán por tu faceta como Atica, y tras haber logrado hitos como pinchar en el EDC Las Vegas o firmar en grandes sellos como Spinnin’, Ultra, Confession y demás, tu carrera musical ha frenado en seco. Apenas has sacado música durante los últimos años, y no se te ha visto más allá de tus publicaciones en redes sociales con tu avatar. La primera pregunta es obligatoria: ¿Qué ha estado haciendo Pablo durante todo este tiempo?

Pablo: He estado buscando el significado de ser un artista o creativo en esta era. Me di cuenta de que la música es puro producto basado en marketing y posicionamiento y decidí subir un escalón en la cadena. Fundar una empresa para generar los lenguajes y herramientas que ayudarán a los artistas de las próximas generaciones a expresarse. 

WS: Visto tu cambio de prioridades ahora, ¿qué papel juega Atica en este nuevo escenario?

P: Atica es un prototipo. Hace tres años que he dedicado toda mi energía a desarrollar una herramienta tecnológica que espero ayude a los seres humanos a mantener el ritmo de este nuevo mundo que evoluciona al ritmo del silicio. Atica a día de hoy no es más que un portal a esta visión. Creo que la música se ha convertido en un producto sin sustancia. El arte como lo conocíamos está muriendo, ahora más que nunca. Hacen falta nuevas herramientas de expresión y en eso tengo mi energía puesta.  

WS: Uno de los momentos más mediáticos de tu carrera fue cuando colgaste el famoso vídeo donde se te veía llorando desesperadamente, sin filtros ni consideraciones hacia los cánones de las redes sociales. ¿Qué sentiste al compartir ese momento tan personal con Internet entero?

P: Ese vídeo es parte de un experimento que empecé cuando trabajaba de director artístico para Recycled J. En un mundo donde todo dios es perfecto, mostrar tu debilidad es muy poderoso. No me malinterpretes, estaba genuinamente llorando, pero el acto en sí, estaba planeado.

Una de las enfermedades más terribles que la sociedad está sufriendo es la necesidad de ser perfectos todo el rato. Esto incluye físicamente pero también emocionalmente. Las redes sociales dan solo cabida al éxito, al “Lambo”, a las mujeres con buen físico, etc.

En esa época venía compartiendo mis pensamientos sobre estos temas políticamente y esa semana después de un arrebato en mis stories recibí terribles cartas al borde del suicidio, mensajes muy poco alentadores para el futuro de la juventud de este planeta. Esa mañana me levanté y leí con mi mujer en la cama varias de estas “cartas” de desesperación que había recibido en mis DMs. Obviamente leyendo como estos jóvenes increíbles me hablaban de quitarse la vida porque no encontraban espacio para sus emociones en este nuevo mundo me caían las lágrimas sin parar.

En ese momento decidí coger el teléfono y hacer un 2.0 de lo que empecé con Jorge. Por un lado, demostrar a toda esa gente que se puede ser DJ, vivir en California y tener una vida aparentemente “cool” y llorar públicamente en redes, y por otro lado a los que sabía que usaron eso como meme para reírse, enseñarles un espejo de su propia miseria y de cómo la ilusión de tener que ser todo el rato fuerte, cool y perfecto les está destrozando por dentro.

Viendo el feedback que tuvo, el mayor post de mi carrera en la que invertí mucho dinero en contenido “cool DJ” en redes y promoción, demuestra que ambas son lecciones necesarias para la sociedad. Por lo tanto el experimento para mi fue muy positivo. Al mismo tiempo muy triste.

WS: Ahora que ya estamos un poco más al día sobre qué ha estado haciendo uno de nuestros artistas más internacionales durante este hiato, toca hablar de tu nuevo proyecto: Pinecone. Cuéntanos, ¿qué es Pinecone? ¿De dónde surge esta necesidad de emprender este nuevo proyecto?

P: Pinecone es una empresa de presencia virtual para seres humanos. La necesidad nace del mismo sitio que te defino anteriormente. Ya que es totalmente inhumano poner tu cuerpo y tu alma en este tipo de exposición cultural, es necesario crear herramientas para cubrir estas necesidades sin exponer tu “yo” de carne y hueso. Mi avatar puede generar contenido para redes sociales sin estresarse ni un segundo. Si el mundo quiere una imagen cool y perfecta todo el rato, nuestras tecnologías pueden cubrir totalmente esos aspectos de la vida digital y profesional dando espacio y privacidad al verdadero “yo”, permitiéndole espacio al usuario para ser él mismo donde más importa, en la vida real.

WS: Como seguidores de la música electrónica nos preguntamos, ¿qué puede aportar Pinecone a la escena tal y como la conocemos ahora?

P: ¿Habéis visto el show de Travis en Fortnite? Las tiendas vacías porque están todos los humanos atrapados en sus casas, las redes sociales paradas porque no hay manera de fingir ser cool en un mundo en crisis… Pues ahí esta la solución. Pinecone permite a artistas y seres humanos mantener el ritmo de estas necesidades sociales, incluso en las situaciones más drásticas del mundo real.

Los Rolling Stones en su año más ocupado tocaban 70 veces, grababan uno o dos meses y el resto del tiempo podían tener algo parecido a una vida normal. Cualquier artista de nuestra generación tiene que generar contenido a diario, y por encima si tienes la “suerte” de tener éxito puede que tengas que tocar hasta 300 veces al año, muchas veces produciendo un efecto super negativo como en el caso de Avicii entre muchos otros. Con nuestra plataforma un artista puede tocar en varios sitios del mundo desde su casa o en un concierto digital para millones de personas al mismo tiempo.

Básicamente puedes expandir las necesidades del mercado manteniendo la esencia humana, lo que importa realmente, el artista, intacto.

WS: ¿Lo llevas tú solo o cuentas con la ayuda o apoyo de más gente, artistas o empresas?

P: Pues los que me siguen de cerca saben que empecé esto hace unos 3 años ya. Pero hace unos meses tuve el privilegio de recibir un gran apoyo económico de Epic Games, creadores de Fortnite, que confiaron mucho en mi perspectiva de cómo quiero usar estas tecnologías y aplicarlas al mundo. Gracias a esto ahora somos una empresa, un equipo y estamos creciendo muy rápido. La última gran noticia llegó por parte de Nvidia, la empresa pionera del hardware que usamos, incluyéndonos en su programa acelerador de startups “inception”.

WS: ¿En qué punto se encuentra el proyecto? ¿Cuándo podremos verlo en acción?

P: Nuestro primer producto PERSONA está ya disponible para artistas y muy pronto empezarás a ver a caras muy conocidas del panorama internacional usándolo… ¡Pero que muy pronto! Nuestros primeros clientes son un DJ y productor con muchísimo talento que está en el Top10 de DJMag y un cantante que todos, literalmente todos, conocemos 😉

PINECONE Persona Demo 2020 from Pinecone on Vimeo.

WS: ¿Ha ayudado tu etapa como Atica en la creación y consolidación de Pinecone?

P: Creo que el mismo espíritu emprendedor que me llevó de pinchar en un pueblo de Galicia a EDC es el mismo que ha creado Pinecone. Y estoy infinitamente agradecido por llevar esta energía dentro, simplemente muta en diferentes formas. A un nivel más pragmático, ahora me permite ser un CEO mucho más competitivo con otras empresas que vienen puramente del mundo de la tecnología y los videojuegos porque entiendo mucho mejor las necesidades de un artista. 

WS: ¿Cómo plantea Pinecone este nuevo escenario con la pandemia azotando al mundo entero?

P: En Chino, el carácter para “crisis” se escribe con dos trazos: uno significa peligro y el otro oportunidad. Lo más importante es que empujemos hacia adelante. El comfort es el demonio. Lo que más miedo me da es que mucha gente se va agarrar al pasado como un barco que se hunde y estas personas y empresas se hundirán con él. El mundo está en una curva evolutiva como nunca antes en la historia del homosapiens. Es necesario mirar sin miedo hacia adelante y echarle valor. Del Daft Punk de Coachella hemos de-evolucionado a DJs pinchando en su casa en Twitch con un green screen pocho. Veo esto como un problema de adicción al pasado. Es importante ser valiente y abrazar soluciones como las que nuestras herramientas presentan. 

WS: Debes estar al tanto de lo que Fortnite está haciendo con artistas como Marshmello y Travis Scott. ¿Qué opinas de esos conciertos dentro del videojuego?

Travis Scott en Fortnite

P: Creo sin duda que el evento de Travis es un collage digital donde todas las formas de arte se fusionan de una manera nueva y diferente, tenemos que borrar el disco duro con ideas del pasado y tirarnos al pozo con la confianza de que hay una cama de plumas al final.

Me parece que esto es 100% el futuro del entretenimiento. Todo lo que sea romper barreras me gusta. Entre diferentes tipos de arte, en el concierto de Travis hay cine, narrativa, moda, música, videojuegos, ingenieros… Es una auténtica sopa creativa donde todo convive a la vez. Esto me encanta. Otra barrera que me gusta mucho es el alcance: hay niños en la India que vivieron esa experiencia y que nunca podrían haber ido a ver a Travis en directo en la vida. Por último la barrera entre el escenario y el público, es una experiencia inmersiva donde todo el que asiste participa de una u otra forma. Creo que esto es maravilloso.

WS: ¿Qué referentes has tenido al adentrarte en el mundo tecnológico-empresarial?

P: Varios referentes importantes para mí son Amancio Ortega como modelo empresarial, Stanley Kubrick como artista, Steve Jobs (sobre todo el de Pixar) y Terence Mckenna a nivel filosófico.

WS: ¿Cuál es tu objetivo de ensueño para Pinecone? 

P: Creo que cuando nuestras herramientas crezcan con el panorama y entremos en la realidad virtual a fondo, el uso de avatares nos va a enseñar una lección muy importante: que no somos nuestro cuerpo físico. Eso puede generar un efecto de cambio de polaridad al materialismo e individualismo actual. Esa es mi verdadera esperanza. Crear un producto que te enseñe a ti mismo. 

WS: Para concluir esta entrevista, ¿Te atreves a hacer una predicción sobre dónde irá la música electrónica y su escena tras esta crisis?

P: La música va a ser una banda sonora de una experiencia 360 o un collage digital. Lo que pasó en los últimos 10 años con música y moda va pasar con todo, y los videojuegos, realidad virtual y ordenadores son los nuevos estadios y clubes. Estamos ante un cambio total del paradigma de la forma de consumir arte de los últimos siglos. 

WS: Gracias por tu tiempo Pablo, y mucha suerte en esta nueva aventura que has empezado. ¡Estamos ansiosos por ver los resultados!

P: Gracias a vosotros.

Podéis conocer todas las novedades de Pinecone en su página web o en su perfil de Instagram.