Desde hace unas semanas es muy raro que pasen cuatro o cinco días sin que descubra a un nuevo talento nacional. Tras hablar de I AM JAS, Nau Leone o Jossteel, en el día de hoy hago lo propio con Joton, que si bien para mi no es un hallazgo actual, quizá tras estas líneas si que lo sea para muchos de vosotros y vosotras.

Joton es, muy seguramente, lo más destacado actualmente de la escena underground leonesa, lugar que vio nacer a quien redacta estas líneas. Las actuaciones de Joton en pequeñas salas de la provincia más grande de España siempre han sido magníficamente valoradas por los amantes del techno de una zona en la que escasean propuestas y salas que apuesten por la materia. Joton da en el día de hoy un nuevo paso en su carrera con el lanzamiento de ‘Hikikomori‘, su nuevo álbum.

El formato de este disco es cuanto menos original, ya que todos los tracks han sido producidos durante la cuarentena del COVID19 junto a varios alumnos y amigos del artista. Cada hit cuenta por tanto una historia diferente y es una fusión con el estilo de cada artista. Esto hace de ‘Hikikomori‘ (tranquilos, el propio artista os va a explicar que significa esta palabra) un álbum totalmente coral y cuya escucha se convierte en un sensorial viaje por lo más profundo y experimental de la música techno. Todo ello sale a la venta gracias a la discográfica Newrhythmic, propiedad del propio artista y ha sido editado en vinilo hace un par de meses hasta su lanzamiento digital en el día de hoy.

Con tanta información y una cercanía tal, no me he podido resistir a proponerle a mi paisano Joton el responderme a unas breves preguntas sobre el lanzamiento de este sensacional disco. ¿Queréis conocer mejor a este artista? ¡Vamos!


WS – Hola Joton. Antes de nada muchísimas gracias por atender a Wololo Sound en esta entrevista. Vamos a pedir que expliques rápidamente a los seguidores que aún no te conocen quién es Jotón y cuál ha sido tu trayectoria hasta llegar a este momento.

En primer lugar gracias a vosotros por el interés, sois un medio joven, muy dinámico y es eso exactamente lo que necesita la escena.

Para quién no conozca a Jotón le diría que ya va siendo hora… jajaja. No en serio, soy un productor y DJ leones que lleva mas de 20 años trabajando en lo que más le gusta que es producir y pinchar techno. Tuve la fortuna de crecer en un tiempo en el que la música electrónica estaba en ebullición, en León y su provincia había infinidad de clubs. Me contagié del virus electrónico y comencé a pinchar como hobby, pero poco a poco ese virus se fue esparciendo por todo mi cuerpo y decidí intentar dedicarme profesionalmente.

A partir de ahí comenzó la lucha, con mucho esfuerzo comencé a hacerme un nombre en la escena underground techno y cree mi propio sello y tienda de discos, Newrythmic. También he colaborado con sellos tan importantes como Fabric, Modularz, Quartz, Odd Even, Symbolism, Planet Rhythm, Raw Raw, Dynamic Reflection o Skryptöm.

Durante todos estos años he sido muy afortunado ya que he podido pinchar en medio mundo, he pinchado en Japón, Argentina, Colombia, Corea del Sur, Estados Unidos, Chile, Georgia, Rusia y prácticamente en todos los países europeos.

En estos momentos ante la imposibilidad de pinchar, me he metido a fondo en el tema de la docencia y estoy impartiendo unos cursos de producción que están siendo todo un éxito y de los que me siento muy orgulloso.    

WS – Eres natural de León, una ciudad no excesivamente conocida por su escena electrónica pero donde sí se vive mucho el techno en las pocas propuestas que hay en la provincia. ¿En qué estado ves la ciudad y cómo mejorarías el apoyo a artistas como tú? ¿Alguna mención especial para Astorga y su gente (entre los que me incluyo)?

Para los que no lo sepan León era un punto de referencia para la escena techno. En esta provincia han pinchado artistas de renombre mundial.

En estos momentos por desgracia León es una provincia en decadencia y envejecida. Lo cual es una gran putada para la sociedad en general que obliga a que la gente tenga que emigrar, pero que para artistas como yo que trabajan el lado más oscuro del techno, esta provincia es una fuente inagotable de inspiración.

Sobre Astorga y su gente solo puedo decir cosas buenas , El club Perfil es un sitio donde tengo el placer de ir cada año a tocar. Un club pequeño oscuro y con un sonido de los que te hacen que retumbe el pecho.

WS – Hoy lanzas el que es tu segundo álbum, ¿verdad? ¿cómo surgió este proyecto y cómo fue el proceso de creación del mismo? ¿Hubiera existido este álbum si no hubiera habido cuarentena? ¿en caso positivo, habría sido diferente en su forma y estilo?

Sí, es mi segundo álbum después de ‘Casting Out Nines‘, un trabajo que presenté en 10 países de 3 continentes diferentes.

Hikikomori nació gracias a mis Cursos de Producción. Unos cursos muy interactivos en los que no paro de crear con los alumnos. En alguno de ellos la magia surgió y no podíamos dejarlo en el olvido.

Sin cuarentena y sin esta maldita pandemia el espíritu del álbum no hubiera sido el mismo. Estar encerrados, sin posibilidad de desarrollar tu trabajo, aviva la creatividad y te lleva a espacios sonoros sorprendentes.

WS – ‘Hikikomori’ es el curioso título de este álbum. ¿Puedes explicarnos qué significa y por qué escogiste esta palabra japonesa?

«Hikikomori» es un término japonés que se utiliza para referirse a un fenómeno social japonés. Es como llaman a las personas que han escogido abandonar la vida social. Estas personas buscan grados extremos de aislamiento y confinamiento, debido a varios factores personales y sociales en sus vidas. En medio de una pandemia como la que vivimos no se me ocurrió un concepto mejor.

WS – Cada track de este disco cuenta una historia diferente y por tanto tenemos multitud de tendencias y artistas implicados. ¿Cómo se cohesiona a tantas mentes en un único álbum?

Ha sido un proceso muy natural, nada forzado. Cada uno de los alumnos que participó aportó su granito de arena. La mayor sorpresa de todas fue que al juntar todos los temas, se podía percibir un relato y un sonido que encajaba como una unidad.

WS – Este disco sale por un lado en vinilo pero por otro también ha estado disponible unos días en Bandcamp. ¿Cómo es hoy en día para un artista underground combinar la vieja escuela y los viejos formatos por las nuevas tendencias como Bandcamp, NFT, Twitch…?

Es una cuestión de supervivencia. O te adaptas o te quedas atrás. Hay muy pocos artistas que puedan vivir de las rentas. Nuestra profesión es una constante evolución, no puedes enrocarte en el pasado y vivir de la nostalgia. Intento adaptarme a todas las nuevas herramientas de promoción.

WS – Por último, ¿hacia dónde se dirige tu carrera en los próximos años? ¿Dónde te ves en 3 años? ¿Alguna meta, sello o evento que te gustaría alcanzar a corto o medio plazo?

Cuando llevas mas de 20 años en la escena underground aprendes que tener los pies en el suelo, es imprescindible para no estrellarte. No tengo sueños de grandeza. Aspiro a seguir viajando con mi música, a seguir creando sonidos estimulantes y a compartir mis conocimientos a través de mis Cursos de Producción.

En tres años seguiré en León, en mi estudio de grabación, creando música y hablando de ella con gente tan interesante como la de Wololo Sound.

Cofundador y redactor. Melómano, leonés y obseso de las cosas bien hechas. Imposible encasillarme en un sólo género. “Si quieres llegar rápido, camina solo. Si quieres llegar lejos, camina en grupo”