La temporada de Ibiza ha arrancado oficialmente, y el pasado fin de semana tuvimos ocasión de disfrutar del impresionante opening party que Ushuaïa Ibiza y Hï Ibiza tenían preparado para todas las personas que no aguantaban ni un minuto más sin volver a la isla mágica. El cartel, común para ambos clubes, dividió los horarios en las jornadas previas al evento y nos desveló una sucesión de nombres y b2b inesperados que crearon una atmósfera que pasará a la historia de la isla blanca en una temporada en la que ambas salas esperan recibir más de un millón y medio de visitantes.

El evento comenzaba a las 13:00 horas en Ushuaïa Ibiza con las actuaciones de Syreeta, Massano y Kevin de Vries, pero no fue hasta en torno a las 18:00 cuando accedimos al open air más famoso del mundo. El recinto estaba abarrotado tras el más que predecible sold out vivido en las semanas previas, y miles de personas bailaban al unísono con las melodías de deep house que estaba pinchando Maceo Plex. El cubano manejaba la pista con maestría y demostraba saber adaptarse a un horario temprano, sin acelerar demasiado los bpms ni tratar de robar protagonismo a los siguientes artistas, pero colando píldoras impresionantes como el edit del mítico tema ‘Insomnia,’ remixado en techno que sonó sobre las 18:30 horas.

En torno a las 19:00 todo el set up de la cabina debía cambiar, puesto que Paul Kalkbrenner iba a realizar uno de sus famosos sets en formato LIVE. El alemán, considerado por muchos como uno de los mejores DJ del mundo, trajo melodías suaves de techno y minimal a la piscina más famosa del mundo, y recibía ovaciones y vítores cada vez que el volumen de la música bajaba un poco. Sin duda se trató de un set muy especial de uno de los habituales de la casa (que regresará en más de una ocasión este verano en eventos como el décimo aniversario de ANTS)

Entre un incesante trajín de aviones trayendo y llevando a cientos de personas a la isla, las 21:00 se convirtieron en el momento mágico en el que Eric Prydz subía al stage dispuesto a contagiar a los miles de asistentes de sus pegadizos ritmos a base de techno con algún toque house. Como ya es habitual en los sets del sueco una imparable sucesión de IDs dejaban las pantallas de los móviles con Shazam confundido sin encontrar las melodías, pero a la vez eran intercalados con temas muy conocidos de Pryda y Cirez D, los otros alias del polifacético artista.

No fue hasta las 22:15, con la mítica rata verde de Cirez D dando vueltas en la pantalla, cuando vimos los primeros lásers verdes, que como no podía ser de otro modo habían llegado para quedarse hasta el final del show. El cierre, con un mashup propio de dos de sus grandes hits, ‘Everyday’ y ‘Pjanoo’ fue de otro mundo, con la magia que transmite Ushuaïa Ibiza y lleno de lásers de colores, un arcoiris de iluminación y unos preciosos fuegos artificiales que dejaron boquiabiertos a los presentes en medio de un show audiovisual único. De igual modo, Eric Prydz acudirá este verano todos los lunes en Hï Ibiza con su legendario espectáculo HOLO adaptado al mejor club del mundo.

Tras cenar y descansar un poco continuamos recibiendo la señal, y nos dirigimos a Hï Ibiza, dónde desde las 23:00 hrs. Amemé y Chris Stussy hacían bailar al Theatre mientras que Indira Paganotto y Patrick Mason hacían lo propio en el club, si bien a un nivel superior de bpms. Accedimos en torno a las 02:00 directamente al club, dónde Anfisa Letyago abarrotaba una sala que no paraba de bailar con los ritmos de techno hipervitaminado que la rusa lanzaba sin descanso. En el caso del Theatre, hasta la bandera desde el minuto cero, era Honey Dijon quién tenía al crowd sin poderse permitir un solo segundo de tregua moviéndose sin parar al ritmo del house y tech house más actualdel panorama. Como no podía ser de otro modo, en varias ocasiones de la noche nos acercamos también a The Wild Corner, el baño más icónico del mundo, en el que primero DJ MAG All Stars y después un set extendido hasta cierre de Melon Bomb creaban una divertida atmósfera a base de funky house con reminiscencias disco que nos anticipa el estilo musical que viviremos cada domingo en Glitterbox.

En torno a las 3:30 de la mañana comenzaban en el Theatre los exclusivos b2b con Damian Lazarus y Chloé Caillet, en un set de house bailongo y melódico que combinó la destreza de ambos artistas y resultó muy divertido y novedoso. Mientras tanto, Adam Beyer continuaba la contundente progresión del club con sonidos más industriales y líneas de bajo intensas marca de Drumcode, para dar paso finalmente a la leyenda española Paco Osuna, quién realizó un set de 5:00 a cierre con house y techno muy bailables y divertidos. Armado únicamente con su mítico Chupa-Chups y un arsenal de grandes hits, IDs y acapellas, el catalán demostró una vez más por qué el Club Room de Hï Ibiza es su casa y por qué la discoteca #1 del mundo le confía su residencia todos los años.

Las dos últimas actuaciones del Theatre eran otros dos exclusivos b2b. En primer lugar el peso pesado Black Coffee se unía a Mochakk en un b2b totalmente único y que mezcló lo mejor de ambos artistas. La sinergia era más que evidente, con momentos divertidos como Black Coffee grabando vídeos al brasileño, y mezclando grandes hits del repertorio personal de cada uno con melodías icónicas del house. Resultó curioso ver cómo Mochakk relajaba su habitual ritmo frenético para adaptarse al sudafricano, mientras que Black Coffee aumentaba la intensidad de su selección para adaptar su relajado estilo a la intensidad del brasileño.

Como colofón final, a las 7:00 horas comenzaba el último y esperado b2b que se desarrollaría hasta las 12:00 horas en formato de set extendido. No podían ser otros que The Martinez Brothers, ya convertidos en leyendas de Hï Ibiza quienes se unirían a Loco Dice en un set que exploró los rincones más bailables de la música house y tech house. El clima festivo de la cabina se trasladaba a la sala, y las miles de personas que se agolpaban en el Theatre no paraban de bailar al unísono disfrutando de la alegre sesión que el trío otorgaba.

A pesar de lo extenso de ambas fiestas (23 horas seguidas en total), el público aguantó hasta el final, con la sala abarrotada al momento de sonar el último tema mientras el sol se encontraba en el exterior en una posición bastante elevada. Sin duda estamos ante un nuevo año en el que viviremos momentos icónicos en Ibiza, con todas las residencias ya confirmadas y una programación tanto en Ushuaïa Ibiza como en Hï Ibiza que acreditan por qué ambos clubes son la primera elección de tantos clubbers temporada tras temporada. Por nuestra parte no podemos pensar en otra cosa que no sea volver, siendo la única pregunta cúando. Esperemos que más temprano que tarde.

Uno de los peores djs del panorama nacional.