Instagram Wololo Sound

La escena francesa es otra historia, y estuvimos en Toulouse para vivir la fiesta de Sans Merci en primera persona

Muchos dicen que hoy en día gozamos de una cultura global gracias a Internet, ya que cualquier persona puede, desde cualquier lugar del mundo, elegir qué música escuchar en cualquier instante. Este hecho hace que muchas veces se menosprecie al artista local, ya que se tiende a comparar con el ídolo de cada uno al que a través de las redes sociales seguimos en el día a día, o por el simple hecho de que tener algo tan cerca, tan a mano, hace que no lo veamos tan especial. Lo que poca gente sabe es que sí hay diferencia en cómo se trata al artista de casa en otros países, por muy similar que seamos a nivel cultural, y lo hemos comprobado visitando a la nación vecina. Es en Toulouse, en la sala Connexion, donde nos hacemos un hueco entre los muchos asistentes galos para presenciar una noche dirigida solamente por DJs nacionales: la fiesta de Sans Merci, sello de Tony Romera, con un cartel compuesto únicamente por artistas franceses.

Quizás te interese: Wololo Sound entrevista a Tony Romera

Las puertas estaban abiertas desde las 23:30h, y recibiendo a todo aquel que entraba estaba Max Mash, el encargado de dar la bienvenida a los invitados tolosanos. Lo hizo de una forma muy inteligente, conociendo cuál era su misión, y para ello se propuso hacer una sesión de Tech House, Deep House y G-House de lo más hipnotizante para los pies de aquellos que se posaban en la pista de baile. La hora de Max Mash fue el calentamiento perfecto para dar paso a Keeld, fiel compañero del capo del sello, que ya empezaría a subir la temperatura con temas un punto más potentes.

Sin dejar atrás los ritmos House, Keeld tomó las riendas de la mesa de mezclas pasada la media noche con su habitual atuendo naranja para ofrecernos las primeras pinceladas de lo que todo el mundo esperaba de una fiesta con la marca Sans Merci. Los asistentes tolosanos eran conocedores del trabajo del francés, ya que cuando sonaron algunos de sus temas como ‘Panic‘ o su Rework a ‘Come On‘ estallaron los gritos de euforia del cada vez más abundante público. Un set que iba in crescendo y en el que cada vez aparecían sonidos más potentes, como una desconocida remezcla Bass House al último número uno de DJ Snake llamado ‘Enzo. Esa progresión le vino como anillo al dedo al siguiente dúo invitado a la fiesta, que se sienten en su salsa con dicho género. Estamos hablando de SQWAD, caras conocidas del sello que protagonizaba la noche, que se marcaron una sesión al más puro estilo Sans Merci de principio a fin, con sonidos potentes y ritmos House, para aguantar el nivel hasta que llegó el principal reclamo de la noche: Tony Romera.

Quizás se interese: ¿Cómo sería tu festival ideal según lo que escuchas en Spotify?

El anfitrión se hizo notar, sabía que todo lo que saliera de su USB sería bailado y sudado, y se le vio disfrutando de cada uno de los minutos. Empezó con un gracioso tono de espera telefónico como si de su carnicería se tratara – se le apoda “el carnicero Romera” de forma divertida en Francia -, pero rápidamente la cosa se puso seria cuando empezaron los drops. Tony empezó a bpms en la línea de sus predecesores, y se animó a poner algunos de sus temas – dentro de su gran repertorio – como ‘Oldskool‘, su remezcla a ‘Needed U‘ de Gammer y su nueva colaboración ‘4 The People‘ junto a Noizu. No tardó mucho en sacar su faceta más Bass, y eso provocó saltos, moshpits y múltiples gritos a ritmo de temas como su ‘Grimey‘, o inesperados mashups con canciones de Rezz, Daft Punk o hasta Gesaffelstein. Tenía el público en la palma de su mano, y los hizo mover a su antojo hasta el último segundo de su sesión. Sin duda, el punto álgido de la noche, y de ahí cedió el relevo con una cariñosa presentación al joven Yyvng, quien pese a las ganas que mostró, se vió perjudicado por el muy alto listón que dejó Tony Romera.

La gente salió a tomarse un respiro después del destructor set del protagonista, pero no fueron pocos los que se quedaron a ver como Yyvung alardeaba de repertorio. Su set fue básicamente un arsenal de armas a ritmos Bass House al más puro estilo Confession o el propio Sans Merci, que fue suficiente como para aguantar a todos aquellos a los que aún les quedaban fuerzas para ver a los últimos DJs de la noche.

Concluyendo esta fantástica velada, todo el mundo sacó sus gorras con hélices, y ya sabían que tocaba bailar al ritmo de otro de los principales reclamos de la fiesta. Cambiados de ropa para la ocasión, Keeld y Tony Romera volvieron al escenario vestidos a conjunto para poner banda sonora a lo que quedaba de noche bajo su alias conjunto Bellecour. La gente venía con los deberes hechos de casa, y es que todas las canciones producidas por el grupo quedaban en segundo plano cuando toda la sala gritaba sus alocadas melodías y letras. Este fue el caso de cuando sonaron She Baba o Right About, dos de sus tracks firmados en Confession, y por supuesto su muy aclamado ‘Da Vinci‘ junto a Aazar lanzado a través de Premiere Classe, sello de DJ Snake, que desataron la euforia en Toulouse. Y cuando parecía que ya no quedaban más fuerzas,… Todo el mundo se reunió en cabina para poner punto y final a la noche con un gran B2B que agotó por completo a asistentes y artistas, poniendo el broche de oro a una jornada que, visto el éxito, seguro no será la última en la capital occitana.

Sans Merci Toulouse Tony Romera

Todos dormimos planos la noche del 11 de mayo, y una vez pasado el éxtasis del momento, seguimos pensando que lo vivido corrobora dos cosas: Por un lado, el gran estado de forma de Tony Romera, que se está haciendo un hueco a nivel mundial a base de mucho trabajo y constancia, siendo uno de los artistas más productivos de Francia, y con él su sello Sans Merci, que es ya una marca que mueve masas en el país galo – de hecho varios asistentes llevaban el nuevo merchandising del sello en Toulouse. Por el otro, la diferencia cultural a nivel de apoyo. Pese a que estamos “pared con pared” con dicho país, y que un máximo de 2 horas en avión nos separa desde cualquier punto de la Península Ibérica a Toulouse, tienen un público con una mentalidad envidiable. El fan francés admira y apoya a sus artistas compatriotas igual o más que a los extranjeros que vienen a visitarles, y eso les convierte en una escena muy sólida y simbiótica, que les depara un futuro prometedor. Un furor y un compromiso que, sin duda, es muy difícil de ver en eventos organizados por artistas de nuestro país.

Quizás te interese: Bootshaus Club: La capital mundial de la música Bass en forma de club

Podemos decir sin miedo alguno que la fiesta de Sans Merci en Toulouse fue un éxito absoluto, tanto por el número de asistentes y su entrega, como por la puesta en escena del elenco de artistas franceses que Tony Romera confeccionó para la ocasión, en un club de lo más acogedor como es Connexion. ¿Llegará algún día la fiesta de Sans Merci a nuestro país visto su exponencial crecimiento? Eso lo dirá el futuro, de momento solamente diré una cosa: Cuidemos de nuestra escena, de nuestros artistas, y juntos público y artistas podremos conseguir muchas cosas que anhelamos viendo el camino de otros lugares.