Edición más que espectacular de mano de Hospital en Finsbury Park

Volamos hasta Londres para cubrir, por primera vez, el Hospitality In The Park. En esta tercera edición, el festival nos brindó un cartel tan variado que, una vez conocidos los horarios, nos hizo pasar momentos de tensas decisiones. Esperamos haber acertado y tener la oportunidad de ver al resto de artistas en otras ocasiones.

HOSPITALITY IN THE PARK 2018
HOSPITALITY IN THE PARK 2018

El festival, emplazado en Finsbury Park y compuesto por nueve escenarios, se situaba a escasas paradas de metro del famoso barrio londinense de Camdem y ofreció once horas y media de música non-stop.

Mientras que en las ediciones de 2016 y 2017 se pudo disfrutar de una climatología óptima, en esta última edición el tiempo no terminó de acompañar y llovió incesantemente enfangando gran parte del recinto del festival, en el que hubo numerosos resbalones y mucho barro. Esto nos dificultó el desplazamiento de un punto a otro del festival, e hizo que no pudiésemos disfrutar de todos los artistas que hubiésemos querido. Aún habiendo preparado planchas metálicas con relieve en algunas zonas para facilitar el paso y formar caminos principales, el área cubierta era insuficiente y tarde o temprano era inevitable sumergir los pies en el barro para cruzar alguna zona. Opinamos que el imprevisto podría haberse gestionado mejor, sobre todo para reforzar las entradas de las carpas, cuyo acceso se volvió impracticable en cierto punto de la noche.

© Photography by Jake Davis (fb.com/hungryvisuals)

La oferta de comida y bebida era amplia, de calidad y con precios ajustados al éstandar de vida inglés. No obstante, tomar algo para reponer fuerzas se hacía necesario. Al contrario que para las bebidas que debían adquirirse únicamente con tokens (£1=1 token) en los distintos bares gestionados por el staff del festival, para la comida había una zona denominada “Food Court” que contaba con numerosos puestos. Enfrente, había otra zona con mesas y sillas resguardadas por unas lonas donde se situaba el stage MAIN SQUEEZE vs WAH WAH 45s. Apreciamos mucho no tener que preocuparnos por el tiempo perdido en el descanso. En este festival no importa cuándo ni dónde, siempre nos vimos rodeados del mejor drum & bass.

© Photography by Jake Davis (fb.com/hungryvisuals)

Comenzamos en el stage RUN-VADERZ viendo a un Frankee en algo más oscuro de lo que no tiene acostumbrados en sus producciones y algo más cañero, teniendo en cuenta el hecho de que estaba en un escenario de jump up. A destacar el momento en el que sonó un remix de jump up al tan reconocido ‘Tentacles‘de Noisia. Nuestra siguiente parada fue en el stage de LET IT ROLL para continuar con Halogenix, que ofreció un set muy oscuro y denso (incluso lento), optando por un sonido muy cercano al deep y con algo de halftime, pero también incluyendo por ejemplo la nueva colaboración de Noisia y The UpbeatsShibuya Pet Store‘.

#CRÓNICA: Dub Elements & Friends y su tercera edición Open Air

A continuación tuvimos la oportunidad de disfrutar del liquid más sosegado de la mano de LSB b2b SPECTRASOUL brindado por el MED SCHOOL XL. Nos impresionó bastante el ambiente en este escenario, donde pudimos palpar el sentimiento de todo un público conmocionado por las vocales de temas como ‘Touch‘ de Hybrid Minds. Un público que se emociona tanto con sonidos tan ligeros de artistas como LSB, Hybrid Minds o Spectrasoul es algo que cuesta mucho imaginar en nuestro país.

Seguidamente, volvimos a LET IT ROLL para disfrutar, sin saberlo, del que sería uno de los mejores sets del festival y el mejor de los que pudimos ver, el de Ed Rush con Optical en el 20 aniversario del sello Virus, que incluyeron mucho del último álbum de Mefjus ‘Manifest’.Los remixes sin duda predominaban en el set, con el de Kill The Noise a ‘Spitfirede Porter Robinson, así como las remezclas de Neonlight al ‘Into Dust de Noisia y la de Signal al ‘Black Or White’ de Camo & Krooked. Ofrecieron un set de mucha calidad pero sobretodo de variedad, en el cual sonaron temas de productores como Current Value, Signal o Synergy, aparte de sus propias producciones.

© Photography by Jake Davis (fb.com/hungryvisuals)

Nos trasladamos entonces al OUTLOOK stage para ver a Foreign Beggars Live, que nos deleitaron con un set tremendamente diverso: por una parte interpretando temas míticos de varios géneros diferentes como ‘Contact’ o ‘Choosing For You’, que recordaba con orgullo la coalición de los raperos británicos con el trío holandés Noisia bajo el alias de I Am Legion y por otra ofreciéndonos una buena dosis de drum and bass. Nos sorprendió gratamente el hecho de que hubiera espacio en su set para el neurofunk y para temas como ‘Dawn Of a Dark Day’ con Black Sun Empire o el popular ‘Get Deaded‘ de Noisia. Y con estos últimos acabamos cerrando el festival en el stage de LET IT ROLL con Martjin Ensern a los platos. En este set de cierre no faltó lo último del álbum de Mefjus ni temas como ‘Bass Symptom’ de Mr. Frenkie o ‘Poison‘ de Bou. Y, como era de esperar, bastantes temas propios tanto originales como remixes extraídos de ‘Outer Edges’, al igual que el nuevo remix a ‘Hold Your Colour’ de Pendulum y a su propio ‘Asteroids’. El cierre con ‘Pleasure Model‘ en lugar del archiconocido ‘Dead Limit‘ hizo que la sesión fuera aún más peculiar de lo normal.

© Photography by Jake Davis (fb.com/hungryvisuals)

En definitiva, a pesar del barro y el mal tiempo, fue una experiencia única a apenas unos kilómetros del centro de Londres y en un emplazamiento que, al menos aquí en España, es algo insólito. Un ambiente muy diferente en algunos de los escenarios y que, de alguna manera u otra, representaba el drum and bass en todas sus vertientes. Es por ello que este festival (al igual que un festival de drum and bass en Reino Unido), es una experiencia totalmente diferente a vivirlo en el resto de Europa, siendo este país la cuna de un género tan rico como es el drum and bass. Esperamos volver en la próxima edición.