Streaming Tomorrowland 2019

La lluvia no pudo parar un verdadero huracán de drum and bass

Una vez más, hay que quitarse el sombrero ante la que es ya, la mayor cita de drum and bass de nuestro país. Dub Elements logra en su tercer Open Air un llenazo absoluto prácticamente los dos días, y no es de extrañar. Pese a la lluvia que inundó gran parte de Dos Hermanas a tan solo dos horas de comenzar el viernes, todo salió de perlas y el público lo celebró al ritmo del mejor drum and bass.

Tercera edición Open Air y sexta edición en general de Dub Elements & Friends que llegaba con el que podía considerarse el cartel más grande hasta la fecha, con un total de 10 artistas internacionales de la talla de Dimension, Wilkinson, Mefjus o Friction, entre otros y acompañados de lo mejor del panorama nacional como son Dub Elements, Oto, Save The Rave y Ogre. Cartel variado, exceptuando la falta de jump up y crossbreed que pudimos notar en otras ediciones. Pero pese a esto, edición más que sobresaliente de un festival que no hace más que crecer. Con bastante gente de toda Europa, puede que estemos ante la edición con más público internacional, dado los estilos variados dentro del drum and bass que podemos encontrar. Por ejemplo, es bastante difícil disfrutar de Gydra o Inward, Hanzo y Randie en Reino Unido o de Fred V & Grafix en países como Bélgica o República Checa, por ejemplo. Es por ello que tenemos una pequeña joyita aquí si nos ponemos a mirar el panorama europeo. Pero vayamos con lo que os interesa, que es saber cómo vivimos ambos días.

El viernes era sin duda alguna el día más fuerte. Todo internacionales y Oto mostrando dos de sus grandes facetas, calentando motores de 23:00 a 00:00 y luego entre las 4:00 y las 5:00 para hacer una transición prácticamente perfecta entre los sets de Wilkinson e Inward, Hanzo & Randie, de estilos más que diferentes y que Oto unió de una manera soberbia, apostando por sonidos cercanos al deep y algunos rollers para terminar con el neurofunk más cañero, con temas clásicos y del momento.

Ese mismo día comenzábamos con Current Value. Es sin duda uno de los mejores productores del drum and bass de hoy en día, tanto técnica como creativamente, y ha sido un estandarte del neurofunk y del drum and bass más oscuro durante muchos años. Su set fue prácticamente al completo producciones suyas, con temas de todo tipo: desde liquid incluso hasta jump up, rollers y neurofunk pero con su sonido implícito en todo y cada uno de los temas. Una verdadera genialidad de sesión.

Y justo después de él, la sesión que toda Sevilla llevaba esperando ya cuatro años. A la quinta fue la vencida y Mefjus consiguió quitarse el mal de ojo: ni siquiera el temporal pudo parar el avión que lo traía desde Viena. Siendo probablemente el productor de neurofunk más popular de todo este año, Mefjus nos presentaba su nuevo álbum ‘Manifest’ (lo analizamos aquí en su día y sabéis de sobra que nos encanta). Él público tenía ganas de Martin y durante una hora bailó como nunca con sus mejores producciones de Manifest y de trabajos anteriores, y numerosos remixes de un álbum que, según nos anunció MC Maksim durante el propio set, saldría a finales de este año. Entre dichas remezclas encontramos la de Signal a ‘Together’, la de Annix a ‘Pivot’ y la de Loadstar a ‘If I Could’. Tenemos muchísimas ganas de escuchar ese álbum al completo.

Dimension entraba en escena. Era, obviamente, uno de los artistas más esperados de las dos noches pues, al igual que Wilkinson, su estilo conmueve a las masas con bastante facilidad. Lejos de una faceta algo más oscura con temas como ‘Maschinen’ o ‘Jet Black’ como vimos en su día hará unos dos años, esta vez optó por sonidos más comerciales, de temas como ‘Generator’, ‘Love To Me’ o su nuevo ‘Desire’ junto a Sub Focus.

Justo después de él llegaba Wilkinson, probablemente el artista más adecuado para seguir, pues comparten un estilo muy similar. Tanto que hizo un set prácticamente idéntico al de Dimension, variando en las producciones propias pero optando en una gran mayoría de ocasiones por los mismos temas. Acompañado por MC Ad-Apt, nos hizo disfrutar de muchísimos temas de su álbum ‘Hypnotic’, uno de los mejores trabajos de drum and bass del año pasado.

Tras él, como comentábamos antes, actuó Oto ofreciéndonos uno de los sets más completos de la noche y haciendo una transición perfecta entre el estilo melódico y comercial de Wilkinson a la bestialidad del neurofunk de Inward, Hanzo y Randie. Oto nunca defrauda.

En cuanto al set de Inward, Hanzo y Randie, fue todo lo que esperábamos. En parte. Sus trabajos durante estos dos últimos años nos han llamado muchísimo la atención, siendo considerados uno de los mejores grupos de neurofunk del momento. Sin embargo, la sesión de Hanzo tuvo caña pero no tanta como esperábamos, no optando casi en absoluto por dobles drops y optando por temas para meterse al público en el bolsillo como ‘Mr. Happy’, que entraba en la sesión de manera repentina y dejándonos un poco fríos. Pero aun así, sesión top del italiano.

Para finalizar, otro de los platos fuertes del neurofunk de estos últimos meses: Gydra. Comenzando de una manera abismal con temas como el ‘New Age’ de Muzzy, ‘Together’ de Mefjus o ‘Anomaly’ de Noisia, nos ofreció una sesión bastante variada, con algo de jump up y neurofunk y temas comerciales como el ‘Take You Higher’ de Wilkinson o el ‘Timewarp’ de Sub Focus práctiamente a la par. Sesión muy variada y bastante buena pero dejando un poco de lado el neurofunk y toque underground con el que nos conquistó hace meses para tirarse a la piscina de meterse al público en el bolsillo con temas fáciles.

Terminaba el viernes y nuestro cuerpo nos pedía descanso. Al menos lo suficiente para aguantar un sábado que sería más intenso de lo esperado.

Llegamos cuando Save The Rave ya había comenzado la sesión, habiendo estado Ogre antes que ellos durante la primera hora. Pudimos escuchar contundencia prácticamente desde que entramos, con temas bastante apropiados para la hora que era y la cantidad de público que había. Un cierre bastante contundente con temas de Mefjus y Noisia sonando e intercalados con otros algo más comerciales, para tener algo de concordancia con el artista que venía justo después.

Representando a Liquicity (como Maduk y T & Sugah en años anteriores) llegaba Feint. Con una sesión de puro estilo Liquicity, sonaron muchísimas de sus producciones y también de compañeros del sello como Fox Stevenson, T & Sugah o NCT, entre otros. Fue uno de los mejores sets de la noche y uno de los favoritos de todo el público. Y no es de extrañar, Feint tiene un estilo único con el que es capaz de enamorar a todo el mundo.

Escucha ‘Connections’, el álbum debut de Friction

Y luego llegó el que fue, bajo nuestro punto de vista, la mejor sesión del día y probablemente del festival. Friction es un verdadero maestro, y lo hace notar en cada sesión. Su trabajo en la BBC Radio 1 durante cuatro años es sello de que, sin duda alguna, es el DJ que mejor recoge la faceta británica del drum and bass. Presentando su álbum ‘Connections’, optó por temas propios y también por bastante jump up (bastantes temas de Turno y algunos de Macky Gee y Upgrade, por poner ejemplos). Una auténtica gozada de sesión en la que no paramos de bailar ni un solo instante y acompañada del grandísimo trabajo de Linguistics en el micrófono.

Y tras el set magistral de Friction: por fin. Por fin podíamos disfrutar en el sur de Fred V & Grafix. El dúo estrella de Hospital Records ofreció una sesión que no incluyó muchas de sus producciones, optando en gran parte por algo más contundente y sobre todo bastantes rollers, temas diferentes como el ‘Swimming Pools’ de Kendrick Lamar o el ‘You & Me’ de Disclosure e incluso algo de bass house al final (que desentonó por completo, todo sea dicho). Nos dejaron algo de future bass y al final sí que pudimos disfrutar de algunas de sus producciones como ‘Ignite’ o ‘Drowning With You’, pero faltaron muchas otras como ‘San Francisco’ o sus remezclas al ‘Anywhere’ de Dillon Francis y al ‘Still Here’ de Stanton Warriors. Pero el hecho de que no optaran por sus producciones no nos sorprende en absoluto. Su estilo es demasiado ligero para continuar con el ritmo de la noche y una sesión con una grandísima mayoría de temas suyos provocaría que más de uno se echara una siestecilla a las tres de la mañana. Aun así, sesión de calidad.

Tras Fred V & Grafix llegaba Benny Page, un fijo ya no solo en Sevilla ni Andalucía sino en toda España, habiendo actuado en numerosos eventos estos últimos años a lo largo de toda la península. Es el mayor exponente del jungle drum and bass y así lo dejó ver, pinchando clasicazos de artistas del género como Dub Phizix, Vandal o General Levy. También dejó entrever bastante jump up de artistas como Turno o Upgrade y en general nos dejó una sesión bastante buena.

Y para finalizar, como no, Dub Elements. Antes de empezar la sesión los anfitriones dieron las gracias a todo el público, ya que la lluvia había supuesto grandes problemas para la organización y por lo tanto había sido una semana bastante difícil que culminó en otro exitazo. Comenzaron la sesión con el ‘The Sirens’ de Mefjus y el remix de Insideinfo al ‘Gambino’ de DC Breaks, y continuaron la sesión en la misma línea, optando por la música idónea para cerrar dos días del mejor drum and bass.

Dub Elements ya trabaja en la próxima fecha y estamos muy muy seguros de que las confirmaciones empezarán muy pronto. Os seguiremos informando sobre lo que será el tercer aniversario de Dub Elements & Friends y, con ello, una séptima edición de la mejor fiesta de drum and bass del país.