Uno de esos eventos que se te quedan grabados a fuego. Una celebración de la vida y de la libertad en todos sus sentidos materializada en un éxtasis musical underground. Así fue nuestra primera toma de contacto el pasado 23 de septiembre con Fernweh, uno de los colectivos de techno de la noche madrileña con mayor proyección de la escena nacional.

Este regreso estuvo marcado en nuestro calendario desde que fue anunciado, y es que Fernweh tenía preparado algo muy especial para esta versión XXL. En colaboración con la plataforma queer Musa, con base en Barcelona, y estrenando localización ampliada en la Sala On de Alcorcón, Fernweh abrió un nuevo capítulo en su historia con un line up conformado por hasta una decena de nombres, tanto de la casa como internacionales.

Ya en los alrededores del club pudimos sentir que sería una noche para la posteridad, sin pretensiones, en la que conoceríamos al techno y sus vertientes de forma pura y a la vez diversa. Nuestra experiencia comenzó pasada la media noche con Amphibian a los platos, y unas visuales psicodélicas acompañadas de eficaces láseres que completaron la puesta en escena. El artista nacional afincado en Londres, regresó a sus orígenes para ofrecernos una sesión de sonidos magnéticos, pero sin dejar de lado la crudeza del lado más hard del techno.


Fotografía @ange_lasegu
Fotografía @ange_lasegu

La velada atravesó un antes y un después tras la performance de Serxio Ponce, también presente en otras sesiones referentes como Stardust o Skin. Su inmovilización con yeso, el cual rompió en directo con un martillo, invitó a los asistentes a explorar la verdadera dureza que es capaz de expresar el techno y a conocer el lado más corporal del mismo.

Unos escalones más arriba, disfrutamos durante un rato de ritmos más desenfadados en el Musa Stage, donde artistas como Drazzit, Sonora o Carolina construyeron un b6b rebosante de versatilidad. Trance, break, hardcore e incluso remember, con clásicos como ‘Touch The Sky’ de Essential & Allison, pusieron patas arriba el segundo espacio de esta edición XXL.


Fotografía @ange_lasegu

Tampoco pudimos perdernos los sets de technoslave_69 y Dibison. El primero de ellos, original de Egipto, nos ofreció una visión sintética y sexy aportando un ambiente fresco e internacional a Fernweh. Por su parte, Dibison trajo consigo un vendaval de velocidad y EBM que culminó en un b2b junto a Sonora para ponerle el broche de oro a la noche con un makina closing que nos envolvió en un mar de nostalgia.

Fernweh y Musa son el reflejo de la esencia de nuestra escena. A partir de colectivos como ellxs se creó todo y, ahora, continuamos evolucionando gracias a propuestas musicales como las suyas. Si quieres ser parte de ello, ya tienen próxima fecha marcada el 14 de octubre y puedes ver el cartel completo más abajo.

Todo lo que tenga bpm altos me llama la atención, pero cualquier tipo de electrónica es bienvenido. Go hard or go home!