Año tras año el festival del norte de Portugal ofrece lo mejor a un precio asequible

El equipo de Wololo Sound lleva asisitiendo a uno de nuestros festivales predilectos desde 2015, incluso desde antes de yo mismo entrase a formar parte del equipo. Por aquel entonces el festival se llamaba edp Beach Party, donde se reunían las mejores figuras de la música electrónica año tras año en el norte de Portugal. Después de la edición de 2018, el festival cambiaba de nombre y se venían aires nuevos en Matosinhos. Galp entraba a formar parte de la organización del festival y el salto de calidad fue importante. Estrenaban nombre para esta edición: Galp Beach Party. Nosotros no nos lo podíamos perder y aquí te lo contamos, mientras te dejamos con el cartel de esta edición:

Cartel Galp Beach Party 2019

Nuestra experiencia en el festival se podría resumir en una sola palabra: sobresaliente. El salto de calidad en todos los sentidos ha sido grande, tanto la organización como el cartel, el escenario y todo lo necesario para cumplir con las necesidades de los asistentes estaban cuidados meticulosamente.

El cartel no nos llamó al principio mucho la atención por la apuesta de Timmy Trumpet, que repetía esta edición tras haber estado en la anterior. Por lo demás, teníamos nombres muy interesantes, Marshmello como estrella, mucha variedad de género y un dj español: Dj Nano. La presencia de Marshmello (casi 24 millones de seguidores en Instagram y mas de 40 millones de oyentes en Spotify) atrajo a mucha gente al festival. El enmascarado productor es una de las estrellas actualmente, y eso fue un punto a favor para que muchos que escuchan en exclusiva al dj acudieran al festival.

En Portugal nos llevan años de ventaja en cuanto a gustos musicales, puede ser por contar con la ventaja de que casi todo el mundo allí habla inglés con mayor o menor facilidad; y los éxitos actuales se combinaron con los de antaño alrededor de un denominador común, el psy trance. Este género ha funcionado muy bien durante los dos días del festival, tanto que de los grandes nombres del cartel lo combinaron con su registro, todos pusieron algún tema con un drop de psy trance, que hizo las delicias de los asistentes.

La frase de la biblia ‘Nadie es profeta en su tierra’ no funciona en Portugal, ya que los artistas portugueses son muy queridos y apoyados, hasta el punto de que a pesar de los horarios tempraneros, los djs como Kevu, Vendark, Manaça y Sheila, en B2B disfrutaron de un buen ambiente arropados por los que asistieron pronto. Y lo de Karetus ya fue otro nivel. El extravagante dúo combinaba temas míticos de Portugal que todos los cantaban a pleno pulmón. Estabámos atónitos, porque a las 9 de la noche el escenario estaba a reventar y eso en España no suele pasar. Por lo tanto, Karetus sí que son profetas en su tierra.

Las locuras de Salvatore Ganacci, la energía de Quintino o Vini vici, el hardstyle de Da Tweekaz y Wildstylez, la alegría provocada por la presencia de nuestro paisano Nano y el momento estrella con Marshmello a los mandos del escenario, se unen a un repertorio musical basado en los hits actuales mezclados con clásicos, donde incluso ‘Tremor’ (2014) sonó numerosas veces. ‘Old Town Road’, ‘Sicko Mode’, ‘Blah Blah Blah’ fueron algunos de los temas más pinchados y Billie Ellish, The Chainsmokers o Drake sonaron también en el festival.

En definitiva nuestra experiencia en el Galp Beach Party 2019 fue satisfactoria. Quizá por las pocas expectativas que llevábamos con el cartel, pero consideramos que el conjunto del festival (no solo el cartel) estuvo muy por encima de las ediciones anteriores. Y eso es lo que queremos para la edición del 2020. Porque lo importante de un festival no es un cartel, no es el mainstage, tampoco la ubicación del festival; sino que los asistentes tengan ganas de volver a la siguiente edición. La suma de todas las partes.