El artista australiano y sus compañeros en cabina desatan la locura en Madrid

La noche del pasado viernes 12 de octubre en Goya Social Club (Madrid), era una de las fechas más esperadas por los amantes del house, progressive y groove en España. Incluso fronteras hacia fuera, ya que nos consta que hubo gente que se acercó a la capital desde Portugal y Bélgica. La cuarta edición de Arcadia Night llevaba varios meses cocinándose y la oportunidad de realizarla un día festivo, cambiando la tónica habitual hasta el momento de celebrar la fiesta los jueves, ha sido parte de su máximo éxito. Venido desde Liverpool (Inglaterra), el australiano Will K era el headliner elegido, así como el encargado de cerrar esta fantástica velada con dos horas de set.

El joven artista tiró de carisma para ganarse al público desde un primer momento, haciendo sonar dos de sus temas más conocidos en su apertura: Café Leche y Tasty. Estos fueron sucedidos por una serie de temas con su sello de identidad, alternando su sonido más gamberro con house y tech house. No obstante, hubo tiempo para todo y también pudimos escuchar bass house (Hot Drum, de Joyryde, por ejemplo) o el Purple Lamborghini de Skrillex, además de una considerable cantidad de IDs. A medida que se acercaba al ecuador de su sesión, Will nos hizo disfrutar de dos de sus grandes temas de progressive house, como son Another Storm y Here Comes The Sun (Tom Staar Remix), para inclinarse posteriormente a sonidos más comerciales como los de New Memories de Afrojack y DubVision -con la vocal de Wake Me Up– o el nuevo remix de Brohug a Dancing Alone. Lleno hasta el último segundo.

Arcadia Night Will K

Pero antes de que todo esto sucediera, grandes representantes nacionales se encargaron de calentar la noche durante sus cuatro primeras horas. Dando comienzo con The Dirty Playerz, quienes se mostraron absolutamente fieles a su estilo, dejaron claro que el progressive house menos comercial y más elegante puede encajar a la perfección en un warm up, con sonidos de lo más “prydianos“. Los santanderinos tan solo necesitaron unos pocos minutos para reunir en pista a una considerable cantidad de público, gran parte del cual consideró este set como su favorito de la noche.

Alexander Som se puso a los platos al cabo de una hora, con la sala ya casi en su máximo exponente en cuanto a afluencia. El madrileño hizo las delicias de todos los presentes en Goya con sus típicos sonidos house y disco, entre los cuales nos dio la oportunidad de escuchar un pequeño adelanto de su inminente álbum en exclusiva, además de su último remix para ‘Pick Up‘ de DJ Koze o su exitoso Friday Night. A las 2:00, Javi Reina fue el encargado de ponerle un tercer acento al recorrido musical de la noche, llevando al público al campo en el que se mueve como pez en el agua: un tech house que los asistentes con oído más entrenado y exquisito disfrutaron en su plenitud.

Arcadia Night Will K

Los últimos en pasar por cabina antes que el australiano eran los máximos representantes de Arcadia Night. El particular b2b entre Jose de Mara y Crusy enganchó en un principio el tech house que había dejado Javi Reina, adquiriendo una progresión hasta su faceta más cañera. Uno de los próximos lanzamientos de este dúo nacional fue uno de los temas que más expectación generaron, así como Hablando del propio Crusy con JP Candela, Karma por la parte que respecta a Jose y llegando al cierre con su colaboración Believe.

Si habéis leído hasta aquí, habréis comprobado que la cuarta edición de Arcadia Night fue un completo éxito, en la que la noche mantuvo de manera constante una línea ascendente y el público se mantuvo fiel a los DJs en todo momento. Solo nos queda agradecer a Jose de Mara y Crusy por contar con nosotros para colaborar con ellos en esta edición y a vosotros que esperamos veros también en la siguiente. Si queréis revivir pequeños momentos de la noche, podéis echar un ojo a nuestra sección de destacados de Instagram. Además, podéis ver el álbum de fotos completo de la fiesta hacienco click aquí.

“Porque hay fiestas a las que vas y otras, a las que vuelves”. ¡Larga vida a Arcadia Night!