La fiesta creada por José De Mara llegó a su fin el pasado puente de diciembre tras 6 años, con invitados especiales y un ambiente familiar inigualable

No vamos a mentir si decimos que esta crónica va a ser una de las más difíciles de afrontar en todo el tiempo que Wololo Sound lleva activo. Da coraje escribir las últimas palabras de una fiesta que nos ha acompañado durante todos estos años y que se siente parte de la familia. Quizá por eso nos ha costado tanto sentarnos frente al ordenador y empezar a narrar lo que vivimos el pasado 5 de diciembre, por no querer afrontar el final de un proyecto tan bonito y que nos ha regalado tantos buenos momentos junto a personas que ahora podemos llamar amigos y que conocimos en la pista de una Arcadia Night.

La nostalgia y la pasión inundaron de nuevo la octava edición de Arcadia Night

Para este ‘The Last Dance’ no necesitábamos grandes nombres internacionales como Corey James, Magnificence, Will K o Kryder, los cuales nos han brindado unas ediciones de Arcadia Night memorables. Solo necesitábamos artistas que representaran la esencia de Arcadia Night para disfrutar de una última edición única y así fue. Empezando con Dassent Matter a primera hora, uno de los nombres que ha apoyado Arcadia Records en sus compilatorios y que vio como el público ya estaba bailando desde el inicio de la fiesta al son de su música. Tras él, otro clásico de las Arcadia como The Dirty Playerz puso al público patas arriba con su contagiosa energía y su locura en cabina.

Tras ellos, le tocaba a uno de los invitados estrella de la noche como era Javi Reina. El DJ manchego ha sido siempre un gran apoyo de Arcadia Night y no se quiso perder esta última edición, realizando un set muy clubbero con toques de latin house, pero también de electro house y progressive. Una combinación muy interesante que hizo que el set fuera muy ameno y disfrutable. Tras él llegaba el turno de otro de los grandes amigos de Arcadia Night como es Alexander Som, pero que tristemente no pudo venir ya que estaba enfermo, por lo que había que suplir su ausencia con algo muy especial.

Eso fue nada más y nada menos que Crusy, la otra gran pata de Arcadia Night y fiel compañero de José De Mara hasta que han decidido tomar rumbos musicales distintos. Crusy sabemos que es un valor seguro y nos va a gustar en cabina como ya lo hemos disfrutado varias veces durante este año, y esta vez no iba a ser menos. Sacó todo su repertorio: ‘El Beso’, ‘Karma’, ‘Selecta’, ‘Daddy Shh’ e incluso algunas colaboraciones muy especiales que tiene con Hugel, Tony Romera, Prophecy o Low Steppa o que están a punto de salir del horno.

Arcadia Night firma el regreso soñado 2 años después con una de las fiestas del año

Tras su set en solitario, llegó un momento que no podía faltar, el B2B entre José De Mara y Crusy durante una hora y en el cual pudimos ver una vez más que la química que tienen ambos en cabina va más allá de la música. Hubo una mezcla de sonido progressive con el actual como por ejemplo ese gran remix de Dom Dolla al ‘New Gold’ de Gorillaz y Tame Impala. Al acabar este B2B ya se respiraba un ambiente raro sabiendo que el final estaba muy cerca y se podía ver en la cara casi llorosa de un Crusy que decía adiós a la que también ha sido su fiesta.

Pero quedaba sin duda el set más emotivo de la noche, por supuesto hablamos de ese homenaje de José De Mara a la música progressive y a la historia de Arcadia Night que tanto nos iba a llegar al corazón. Sacando un repertorio que hizo vibrar y dejarse la garganta a todos los fieles que se quedaron hasta el final de la noche, nos conmovió con varios de los mejores temas y mashups de la época más dorada del progressive para finalizar con el bellísimo hit de Third Party ‘Everyday Of My Life’.

Habremos vivido muchos momentos mágicos en esta sesión, pero sin duda este se lleva la corona. Euforia, pasión y diversión aderezados con la tristeza de decir adiós a algo que todos sentíamos nuestro. A los últimos acordes del tema le sucedieron una tremenda ovación de despedida y un pequeño discurso de José De Mara que quedará guardado en la caja de recuerdos de Arcadia Night para siempre. Porque hay fiestas a las que vas, y otras a las que vuelves. Y volver por última vez a Arcadia Night quedará siempre en nuestro corazón.

Se podría decir que los auriculares ya son una extensión más de mi cuerpo. Un periodista al que le encanta viajar, ver Netflix hasta las tantas, y por supuesto la música. | "It's all about house music"