La sala Cosmos, Inward, Hanzo y Randie y artistas nacionales como Save The Rave, Dub Elements, Oto o Moderate Hate nos deleitaron los oídos el pasado viernes en la fiesta de DEM Recordings

Hacía mucho que no disfrutábamos una noche de sonidos puramente oscuros y underground dentro del drum and bass. Pero el viernes era una cita idónea para romper la racha en Cosmos, una de nuestras salas favoritas de todo el país. DEM Recordings, sello de nuestros amigos Dub Elements, celebraba la segunda fiesta de su sello en esta sala, secuela de aquella visita de Gydra el pasado 5 de abril. Como siempre, DEM apostando por el sonido más oscuro y frenético dentro del drum and bass, eligió un headliner idóneo para esta ocasión como lo son los italianos Inward, Hanzo y Randie. El trío se ha labrado un buen nombre en los últimos años a base de un neurofunk exquisito y muy original, justo lo que nos trajeron el pasado viernes.

Black Sun Empire es la primera confirmación de Rampage para 2020

Durante toda la noche dominaron los sonidos oscuros, con Skorp, Moderate Hate y The Mute en las primeras horas apostando por deep drum and bass, el sonido roller y un neurofunk ligero que entró muy bien en las primeras horas de la noche. Dos horas perfectas para dar paso a Save The Rave, quienes vienen demostrando últimamente que lo de hacer sesiones completísimas es coser y cantar. Desde el neurofunk más intenso hasta sonidos más deep o con toques de liquid, el Javi y JC nos regalaron una hora exquisita en la que artistas como Phace, Imanu, Misanthrop y Mefjus fueron los sonidos referentes. También pudimos escuchar algunos de los nuevos remixes que saldrán dentro de poco en su álbum, y que os traeremos al instante a la web. En general, una hora espectacular y de perfecta transición para la locura que nos esperaba.

Hanzo fue el miembro del grupo que vino a demostrarnos que el drum and bass de Italia viene pisando fuerte. Con una primera hora prácticamente demoledora en la que el neurofunk más animal fue el protagonista, nos dio todo un repertorio del mejor sonido actual. Temas como ‘Memory Check‘, ‘Skorpio‘ o ‘Spacefunk‘ hicieron bailar a una sala casi llena durante más de una hora, con música de artistas como Gydra, Merikan, Prolix o Synergy sonando en su sesión. La última media hora fue algo más relajada, optando por sonidos más deep y por un neurofunk algo más cuidado de artistas como Misanthrop o Buunshin. Una hora y media sobresaliente que daban paso a los anfitriones.

Dub Elements estaba en su salsa. Las últimas veces que los hemos visto (sobre todo en su festival) han optado, como siempre, por los sonidos más contundentes pero optando por un toque más mainstream, con jump up y sonidos comerciales introduciéndose en su sesión. Pero el pasado viernes no fue el caso. El neurofunk se apoderó por completo de la sesión y siguió siendo el protagonista principal de la noche, con un público absolutamente entregado al dúo de drum and bass más emblemático de Sevilla. Por último, y como no podía ser de otra forma, Oto fue el encargado del cierre. Al contrario que en otras ocasiones en las que ha pinchado al principio de la noche, optó por subir un poco más la temperatura apostando por sonidos más cañeros, pero sin perder en absoluto su esencia: el sonido deep y rolling fue el protagonista en otra sesión magnífica del gaditano.

Y con Oto precisamente despedimos el artículo. El próximo 30 de noviembre celebra su cumpleaños, de nuevo en Cosmos, junto a una invitada de lujo como es Kyrist. La artista de Bristol se ha convertido en uno de los grandes nombres de Dispatch Recordings, sello de artistas como Break o DLR, y vuelve a Sevilla para medirse en B2B con Oto en una cita más que especial.

Y si no queréis esperar hasta noviembre, este mismo viernes la bass music tiene una nueva cita en Cosmos con Dubstep Academy, en una noche en la que el dubstep será protagonista pero irá acompañado de drum and bass, jump up, halftime, breaks y mucho más.