Asistimos a la celebración de los nueve años de vida de una de las marcas más en forma de la escena electrónica actual: elrow

Nacido en su icónico emplazamiento de Viladecans, elrow se ha convertido en todo un reclamo y un referente a nivel internacional en cuánto a concepto y marca, respectivamente. Un confín de diversión infinita, en la que todo espectador queda deleitado absolutamente desde que entra en el particular universo e inigualable ambiente de lo que es vivir una fiesta en mayúsculas.

Con un lineup no muy llamativo de antemano, en el que destacaban los nombres de los británicos Camelphat o del norteamericano Stacey Pullen por encima del resto, las expectativas estaban muy centradas en cómo iba a ser el transcurso de la celebración del noveno aniversario del grupo promotor.

Quizás te interese: Coyu y Flug remezclan a Gotshell en Suara

Pues bien, de entrada, el evento arrancó con menos afluencia de gente a la que nos tiene acostumbrados. La terraza y el main se iban llenando a medio gas, así cómo Las Filipinas, el stage exterior del recinto. Esta situación empezó a cambiar que avanzaba la tarde y se acercaban los platos fuertes de la jornada.

La temática elegida esta vez para la celebración del aniversario fue aquella inconfundible y que describe a la perfección la esencia de la marca: Singermorning (cantamañanas). Un futbolín humano, billetes singermornings, muchos hinchables, juguetes y personajes de ficción animaban a la gente a darlo todo en una jornada en la que estaba permitido absolutamente todo, menos pasarlo mal.

Hot Since 82 sigue despiezando su próximo álbum con ‘You Are The Light’

Viviana Casanova abrió la gran terraza con un set realmente espectacular en el que mostró su sonido tech house más festivalero con remakes de auténtico lujo a clásicos como Voodoo People, entre otros. Acto seguido, fue turno para el británico Melé, quien con su contundente tech house vibe particular deleitó a muchos de los asistentes en una hora y media de set en la que sonaron bastantes de sus nuevos releases en Edible Recordings, el sello propiedad de su compatriota Eats Everything.

Melé

Tini Gessler tomó el relevo del británico para ofrecer su set de hora y media con los sonidos más melódicos, frescos y contundentes dentro de la industria del tech house más actual. En él, incluyó varios de sus temas nuevos que aparecen en el EP que recientemente la productora y DJ de origen alemán lanzó al mercado: Vicious Circle.

Más tarde nos desplazamos hacia el main, dónde allí encontramos al DJ residente de Amnesia Ibiza, Mar-T poniendo la sala del revés. Tomaron el relevo uno de los atractivos back 2 back que nos deparaba la jornada: el de Hector Couto y Darius Syrossian. Acto seguido, pudimos presenciar el comienzo del set de Stacey Pullen, con su inconfundible techno original de Detroit. Un lujo para los oídos.

Mar-T (DJ residente de Amnesia Ibiza) junto a Hector Couto

Sin duda el plato fuerte de la jornada vino a manos de Camelphat. Uno de los dúos de moda dentro de la electrónica, que con su ya mítico ‘Cola’ (nominado nada más y nada menos que a un Grammy) la formación se hizo un nombre dentro de la industria. Un set de hora y media de duración en el que no faltó la cara más techno y tech house del dúo, para acabar cerrando con sus temas más conocidos, tales como Breathe o Panic Room y el estreno de su reciente Be Someone.

Camelphat en acción

Para el cierre, decidimos quedarnos en la terraza para vivir una de las experiencias más alucinantes de la jornada: el set especial de Marc Maya, DJ residente de elrow desde que nació la marca allá por el verano de 2010. Dos horas y media de set en la que el propio artista, lo define como uno de los sets de su carrera. Y no fue para menos, ya que puso del revés al público con el mejor dark techno y tech house, así como también hizo (a modo de homenaje) un repaso (musicalmente hablando) por los nueve años de historia como DJ del célebre club de Viladecans.

Marc Maya animando al público en el cierre

Nueve años de aventuras, de fiesta, de altos y de bajos. Nueve años en definitiva que han hecho de elrow la incontestable experiencia de ocio en la que se ha convertido. Una experiencia que personalmente, animaría a muchos de nuestros lectores a que tuvieran el maravilloso privilegio de poder vivirla. Ya que, una vez te sumerges en lo que es la marca, descubrirás lo que es una alocada y divertida fiesta. ¡Por muchos años más, elrow! ¡Felicidades!