Una de las propuestas de música electrónica más interesantes esta Semana Santa en la península ha tenido lugar en A Coruña. Be Awake, la unión de Wake Up Electronic Parties, B Club, Blanco y Negro y Social Love, crearon un ambicioso proyecto donde durante el pasado 17 y 18 de abril, A Coruña disfrutaría de los mejores artistas underground en una sala como El Pelícano, demostrando el buen momento que vive la escena gallega. Con un cartel con Ben Sims, Pan-Pot, Patrick Topping o el artista revelación del momento, Michael Bibi, entre muchos otros, las ilusión que generaba este evento era muy gran y tras el transcurso del mismo, podemos decir que cumplió con creces.

Haz click aquí para obtener más información del festival

Antes de adentrarnos en cómo vivimos el evento, hay que hacer una breve mención a la sala y la persona que está al mando de “la nave”, el video jockey Tiago Carvalho, que logró una vez más sacar el máximo provecho de unas infraestructuras que asombraron a todos los DJs que pasaron por la discoteca coruñesa.

Victor Fernandez y Jose Patiño hablan sobre el Be Awake Festival

Una vez hablado de una de las claves del evento, toca mencionar a los principales protagonistas, los DJs. El primer día de festival comenzó con la sesión del talento local Barbara Lago que animó a todos aquellos asistentes que entraron antes de las 00:30 a base de un techno con influencias del acid. Llegada esa hora, Paula Cazenave fue la encargada de subirse a la cabina. Por delante hora y media de techno donde la artista vasca hizo bailar a una pista que presentaba un gran ambiente.

El Pelícano mostró un gran ambiente desde primera hora ambos días | Foto: @josusache

A las 2 de la mañana llegó el turno de Tripeo. El artista holandés dejó el techno más contundente de Paula Cazenave para dar paso a un techno más melódico en un sesión con muchas subidas y bajadas. Tras él, a las 4, llegó el turno de uno de los platos fuertes del festival. Ben Sims es muy querido en Galicia y el público respondió de gran manera a cada que el artista británico puso en su fantástico set. Por último, Lewis Fautzi, uno de los artistas más importantes de Portugal, fue el encargado de cerrar el primer día del festival y supo leer lo que el público demandaba aumentando aún más la intensidad de la música.

Como hablamos en el segundo párrafo, el apartado visual cobra un papel fundamental en El Pelicano. | Foto: @josusache

Tras vivir un gran primer día donde el techno fue el protagonista, el jueves también pudimos ver gran parte del espectro de subgéneros del underground. El primero en entrar en escena fue Isma B, que supo adaptarse al momento con un set donde las protagonistas fueron las vocales de temas como ‘Deep Inside’ de Hardrive que animaron a un público que ya era numeroso desde primera hora. A las 00:00 llegó el turno para uno de los principales reclamos de Solid Grooves, Michael Bibi. Durante hora y media nos deleitó con su tech house y groove donde, a pesar de no sonar su ‘Hanging Tree’, pudimos escuchar grandes trabajos como su ‘Got The Fire’ y muchos otros lanzamientos del sello que abandera.

Michael Bibi demostró porque es uno de los hombres del momento | Foto: @josusache

A la 1:30 llegó el turno de Patrick Topping. El artista británico comenzó su set con un estilo similar a su compatriota Michael Bibi aunque pronto dejó su marca con vocales como ‘Conway’ de Reel 2 Real o ‘Don’t Stop Wiggle Wiggle’ de The Outhere Brothers. A medida que avanzaba su sesión pudimos ver como Patrick cambiaba su estilo hacia el sonido que nos está mostrando con su nuevo sello Trick aunque en los 15 últimos minutos volvió a tirar hacía el tech house con su famoso ‘Be Sharp Say Nowt’ antes de cerrar con los sonidos más house del ‘Dance and Chant’ de Yolanda Be Cool. Con el cierre de Patrick a las 3, llegó el turno de Luigi Madonna donde el hilo musical cambió hacia el techno. El DJ napolitano nos dejó una gran sesión donde pudimos escuchar temas como ‘Path’ de Marla Singer, algún guiño a su gran amigo Markantonio con ‘Alive’ y por su puesto el tema que todo el mundo estaba esperando durante su sesión: ‘Midfield’.

Luigi Madonna nos dejó uno de los momentos de la noche cuando sonó ‘Midfield’ | Foto: @josusache

Hacemos un pequeño paréntesis en la sala principal porque la Sky Room (la segunda sala de El Pelícano), también tuvo muy buena música gracias al showcase de Social Love donde pudimos ver a Edgar Cal & Carlos Skais y Eclair Fifi. Los primeros nos dejaron una hora de house y disco antes de que la artista escocesa entrara en escena con un set de gran nivel técnico donde predominó el house pero experimentó con diferentes sonidos.

La Sky Room de El Pelícano pudo disfrutar de una artista del nivel de Eclair Fifi | Foto: @josusache

Volvemos a la sala principal para vivir el set de otro de los grandes reclamos del cartel, Pan-Pot. El dúo alemán nos dejó una sesión muy intensa y de gran nivel donde no faltó uno de los temas del momento, ‘The Yard Man’ de SRVD, así como algunos de sus temas como puede ser ‘Funke’ y tampoco faltó el acid techno con canciones como ‘Reversal’ de Thomas Schumacher. A las 6 de la mañana Pan-Pot fueron despedidos entre aplausos después de un magnífico set. A pesar de las altas horas de la madrugada, muchos de los asistentes sabían que aún quedaban muchos grandes momentos. Victor Fernandez se ganó al público coruñés en su primera noche en El Pelícano cerrando tras Richie Hawtin y ayer se olía que iba a pasar algo parecido. Desde el primer minuto el DJ catalán nos dejó grandes temas como ‘Alien Body Double’ de su compañero Dave Sinner o un fantástico remix al ‘Sweet Disposition’ de Temper Trap o el ‘Age Of Lust’ de Arjun Vagale. Por último, para poner el final perfecto al festival, Victor sacó el lado emotivo a todos los asistentes cerrando con ‘Sky And Sand’, uno de los temas más importantes de Paul Kalkbrenner.

El público coruñés llevaba tiempo pidiendo a Pan-Pot y gracias a Be Awake pudieron disfrutar de ellos. | Foto: @josusache

Sin lugar a duda la primera edición del Be Awake Festival fue todo un éxito. Además de las grandes sesiones de los DJs en El Pelícano se vivió un gran ambiente donde todo funcionó a la perfección. Tras esta gran primera edición solo tenemos una cosa que decir: ¡Nos vemos el año que viene, Be Awake!