Instagram Wololo Sound

Realizamos un repaso acerca de todo lo que necesitas saber acerca de los discos de vinilo

A pesar de que vayamos a hablar de un invento con más de un siglo de historia que en la cabeza de muchos podría estar casi obsoleto, la realidad es que, hoy en día, los discos de vinilo están más vivos que nunca. Bien es cierto que muchos de los fanáticos de la música estamos al tanto de este fenómeno pero, ¿sabemos su origen y cómo se fabrican, entre otras muchas curiosidades? Si queréis saber más acerca de esta joya de la música, las siguientes líneas os van a interesar.

Quizá te interese: La importancia de tus redes sociales como DJ

Descripción

Empecemos por el principio. Los discos de vinilo (también llamados discos gramofónicos) son un medio de almacenamiento de sonido analógico en forma de disco de policloruro de vinilo, el cual se estría en una forma espiral modulada. Normalmente, el surco empieza cerca de la periferia del disco y termina cerca de centro.

Al existir diferentes tamaños, pueden clasificarse dependiendo de su diámetro (en pulgadas) y su velocidad angular en Revoluciones Por Minuto (RPM). Por lo tanto, dependiendo de la duración del contenido grabado en los discos, existen discos de los siguientes tamaños: 7”, 10”, 12” y 16” (hoy en día en desuso). También pueden clasificarse dependiendo de la cantidad de material que contienen: Sencillos (una canción por lado), Extended Play (3-5 canciones) o Long Play (más de 5 canciones).

Origen

Resumidamente, Thomas Edison fue el primero en patentar el fonógrafo (1878), un aparato capaz de grabar y reproducir sonido. Lo que hizo, fue lo siguiente: transformar la energía acústica en mecánica y que esto quedara en cilindros recubiertos de cera. Estos cilindros, al entrar en contacto con una aguja conectada a un amplificador, permitían escuchar los sonidos registrados. Desgraciadamente, eran muy frágiles y solo se podían escuchar una vez.

10 años después, Emile Berliner inventó el gramófono (1888). En este caso, el registro estaba en un disco que al entrar en contacto con una aguja, podía ser escuchado repetidamente. Sin embargo, no fue hasta 1948 cuando aparecieron los primeros discos fabricados con vinilo, ya que, los anteriores, se hacían con materiales de procedencia metálica y otros compuestos (cuya desventaja era la fragilidad y el desgaste). Pero gracias al vinilo, esta situación mejoró: el tiempo de grabación pasó de cuatro minutos a cuarenta y cinco.

Sin embargo, con la llegada del disco compacto a comienzos de los años ochenta, el vinilo comenzó a perder su espacio en el mercado rápidamente hasta que en los noventa, pasó de ser el rey a ser prácticamente invisible. Afortunadamente, en el 2010, las ventas superaron a las de los formatos electrónicos.

Proceso de fabricación

El primer paso es hacer un disco maestro: un disco hecho de aluminio recubierto con esmalte negro, parecido a los vinilos pero algo más grande. La importancia del disco maestro reside en que, de ese disco, saldrán cientos de vinilos. Podéis ver el proceso en este vídeo.

Una vez listo, el ingeniero graba los datos de identificación, se revisa y se aprueba. Si está todo bien, el disco maestro se cubre con una capa muy fina de plata, se hace un molde metálico a partir del disco maestro en el que se vierte níquel líquido para así conseguir un “sello” y se lleva a la planta de prensado.  

En las plantas de prensado se pueden producir hasta 185.000 grabaciones por día. Allí, el plástico que compone un vinilo se funde hasta formar una ficha fina, que se corta en forma de cuadrados cuando se enfría. Se colocan los sellos de níquel en una prensa automática, se recalientan los cuadrados para ablandarlos y se meten en la prensa para grabar los patrones del sonido en el plástico blando. Una vez grabados, se colocan las etiquetas y se recortan para hacerlos redondos. Posteriormente, se suavizan los bordes, se taladra el centro y se comprueban unos a uno. Aquí podéis ver todo el proceso.

Sin embargo, debido a los aditivos tóxicos como metales pesados, tintes y productos químicos anticorrosivos que evitan la oxidación y generan contaminantes muy peligrosos, los vinilos no son bien vistos por muchos. Por este motivo, existen empresas (como Green Vinyl Records) que trabajan con otro tipo de maquinaria y materiales para así conseguir un resultado muy similar pero mucho más sostenible.

Curiosidades

  • En 1970, comenzaron a aparecer discos con extraños colores: rojo, verde, amarillo, transparentes, multicolores… muchas veces bajo la etiqueta de “edición limitada para coleccionistas”.
  • El primer vinilo fue grabado por Enrico Caruso en el año 1902, siendo en aquel momento el cantante de ópera más famoso del mundo. Llegó a vender 1 millón de copias.
  • En el primer semestre del 2015 se llegaron a vender hasta 9 millones de vinilos.
  • Actualmente, gracias a la tecnología láser, se puede imprimir música sobre casi cualquier superficie: placas de madera, acrílico, papel o hasta cajas de pizza.
  • El género musical con mayor número de vinilos es el rock, seguido muy de cerca por la electrónica.
  • El álbum más vendido es ‘Thriller’ de Michael Jackson (1980), seguido por ‘The Dark Side of the Moon’ de Pink Floyd y ‘Back in Black’ de AC/DC.
  • El vinilo más caro es el álbum ‘Once Upon a Time in Shaolin’ de Wu-Tang Klan, cuya única copia fue comprada por 2 millones de dólares.