Instagram Wololo Sound

Ayer, lunes 28, el ministro de Cultura, José Manuel Rodríguez Uribes mantuvo una reunión de más de tres horas con los representantes de #AlertaRoja, colectivo que trabaja por los derechos de los trabajadores y empresas del mundo de los espectáculos y los eventos. El Ministerio acabó la reunión con valoración positiva, siendo esto un paso hacia delante por parte del sector tras la manifestación ocurrida el pasado 17 de septiembre.

“Ha sido una reunión intensa donde se ha recalcado el sufrimiento de muchas miles de personas. La comunicación ha sido bastante cordial. Hemos insistido en que esto no se puede hacer solo por parte del ministerio de Cultura. Debe haber una comunicación directa del Ministerio y el sector de los espectáculos en vivo. Y se han comprometido a ello”, palabras de Ana Alonso, portavoz de Alerta Roja, tras la reunión.

Alonso anunció que Uribes se pondrá en contacto con las diferentes comunidades autónomas para tratar la díficil situación en la que se encuentra este sector, comprometiéndose a comunicar a Turismo y Trabajo toda esta problemática transversal.

Hemos escuchado sus propuestas y reivindicaciones. Algunas trascienden nuestras competencias por lo que el ministro se ha ofrecido como facilitador con otros ministerios y con las comunidades autónomas. Como ejemplo hemos expuesto la reunión que tuvimos la semana pasada con las comunidades autónomas en la que se les pidió que diferenciasen el ocio nocturno de las salas de conciertos en vivo para que estas se considerasen salas de cultura y tuviesen las mismas medidas de cultura segura que teatros y cines”, fuentes del ministerio califican de muy positiva la reunión, indicando que el impacto de las manifestaciones ocurridas el pasado 17 de septiembre ha tenido bastante influencia.

Algunas de las propuestas que se van a estudiar son las siguientes:

  • Revisar el estatuto del artista tras la aprobación de los presupuestos generales del estado para incluir en él a las profesiones relacionadas
  • Vertebrar el acceso a las ayudas europeas dentro de programas de digitalización, sostenibilidad y transformación
  • Acceso a las prestaciones y subsidios que todavía están pendientes; compensación económica de los ayuntamientos hacia la parte de los profesionales de los festejos, o un plan específico para la cultura popular y festejos.

Por último, mañana miércoles las dos partes volverán a reunirse para comunicar a otros grupos políticos la situación del sector, para así poder tratarla en el Congreso.

La cultura es baile y el clubbing es cultura, parece que tras toda la presión que se ha provocado comienzan a llegar buenas noticias.