Instagram Wololo Sound

Analizamos la cultura kandi raver, un movimiento muy extendido entre los amantes de la música electrónica alrededor del mundo

Bien es cierto que este término no es muy familiar para algunos oyentes del género. Pero en otro lugares del mundo como Australia o Estados Unidos (especialmente en este segundo), la cultura kandi es una parte esencial del mundo de la música electrónica que todo raver debe conocer y saber valorar. En este artículo hablaremos sobre qué es exactamente el kandi, cuál es su origen y otras curiosidades acerca de este mundo tan cerca y a la vez tan lejos de nosotros.

El kandi, ¿qué es y cuál es su origen?

Los kandi son pulseras hechas de bolas de plástico que a menudo contienen palabras o frases dentro de sus patrones. Aunque sólo eran así en un principio, con el paso del tiempo la gente ha ido dejando volar su imaginación y creatividad, y a día de hoy podemos ver collares, muñequeras, gorros, máscaras e incluso tops hechos de kandi. La gente los crea en sus casas, en los propios festivales, que algunos cuentan con espacios destinados a los talleres de kandi, e incluso en fiestas celebradas exclusivamente con este fin.

CabZ's collection of kandi; Credit: Brandon Caballero

Crear una pieza algo compleja puede llevarte horas, y las más completas incluso días, y puedes llegar a gastar incluso 50€ en material para una sola pieza. Son parte del conjunto “festivalero”, que a menudo incluye tutús, calentadores extravagantes, mochilas infantiles y todo tipo de objetos inusuales.

El kandi tiene su origen en los años 90, y aunque no nos guste, está supuestamente relacionado con las drogas. Se dice en la comunidad que en un principio el kandi era usado por aquellos que vendían sustancias ilegales en los festivales. Al levantar las manos para bailar (muy característico de nuestra música), todo el mundo vería el kandi en sus muñecas y así sabría que de esa persona podría conseguir drogas. Afortunadamente, a partir del 2000 esto cambió.

Quizás te interese — ¿Cuánto sabes de música electrónica?

¿Cuál es el significado y la función del kandi actualmente?

Desde ese momento, la cultura kandi adquirió un significado nuevo y mucho más colorido (y legal). A día de hoy, los ravers crean kandi para intercambiarlo con otras personas en el festival haciendo el saludo PLUR, del que hablaremos más adelante. Para ellos, el hecho de que alguien te dé un brazalete al que han dedicado tiempo y esfuerzo, simboliza el comienzo de una amistad y un recuerdo para toda la vida. Los kandi son un símbolo de todas las experiencias vividas en los festivales donde los has llevado, creado, recibido o un recuerdo de aquella persona que te lo dio.

Incluso muchos ravers las regalan, sin intercambio, a aquellos que son nuevos en esto de la cultura kandi o los festivales y no tienen todavía pulseras. En definitiva, la cultura kandi actualmente representa el amor, la felicidad y la amistad, siendo uno de los mundos más coloridos dentro de la electrónica.

PLUR: lema de la cultura y esencia del intercambio

PLUR es el lema que mueve la cultura kandi. Significa Peace, Love, Unity, Respect (paz, amor, unidad y respeto), aunque alguna gente añade una segunda “R” al final de Responsabilidad, queriendo hacer ver que ya no tiene nada que ver con su significado del pasado relacionado con las drogas. Cuando se hace un intercambio de kandi, se hace una especie de “ritual” a modo de saludo simbolizado su lema: primero, los dos participantes unen sus dedos formando el símbolo de la paz; después forman un corazón (amor); seguidamente entrelazan sus dedos (unidad) y finalmente pasan sus pulseras de una muñeca a otra en señal de respeto, terminando con un abrazo y una amistad empezada.

Esto debe hacerse con la mano derecha, muñeca en la que se lleva el kandi que se desea intercambiar. El brazo izquierdo es para el kandi que te han regalado a ti o que tiene un significado o recuerdo especial y no se intercambia bajo ningún concepto.

¿De dónde viene este acrónimo?

Lo cierto es que el origen del lema PLUR es de lo más curioso. Se le atribuye a Frankie Bones, un legendario DJ de Nueva York considerado uno de los productores más influyentes de la por aquel entonces emergente escena rave. Para él, el concepto nació en las calles de Brooklyn. Pintó el lema en los túneles para repartir este mensaje de “paz, amor, unidad y respeto”. Quería dar el mensaje de que a sus fiestas (las Storm Rave), no era bienvenido nadie que tuviera intención de causar problemas.

La anécdota cuenta que en una de estas fiestas en el 93, una pelea hizo que se dañara el equipo de Bones, asi que él, enfadado, cogió el micrófono: “Si no empezáis a mostrar un poco de paz, amor y respeto os romperé la puta cara”. Este se convirtió en el discurso del PLUR que, junto a Frankie Bones, pasaría a la historia de la cultura rave.

El problema del kandi en algunos festivales

Por mucho que esta sea una cultura de amor y respeto, existen algunos festivales que no están muy de acuerdo con el kandi como accesorio. De hecho, el acceso con kandi está completamente prohibido en ellos, como es el caso de Mad Decent o los eventos de HARD. ¿El motivo? Sus organizadores apelan a que aún existen asistentes que emplean el kandi para esconder sustancias ilegales y acceder con ellas al festival. No están en contra del kandi y lo que significa, al contrario. Sólo pretenden evitar este tipo de conductas y cuidar de la salud de sus asistentes.

Pero, por otro lado, otros festivales acogen enormemente a la cultura y hacen todo lo posible por ella. Es el caso de Electric Daisy Carnival, Imagine y Nocturnal Wonderland, que cuentan con múltiples talleres de kandi en sus festivales. De hecho, Pasquale Rotella, CEO de Insomniac (creadora del EDC), es él mismo un coleccionista de kandi y ha visto el crecimiento tan descomunal que ha tenido el movimiento con los años. “El kandi empezó como algo de la Costa Este, y creo que se volvió popular por la misma razón por la que a día de hoy lo es: es una forma de expresarte creativamente y de además demostrar lo que les apasiona”, afirma Pasquale.

Cultura Kandi - Colección de Pasquale Rotella
La colección de kandi de Pasquale Rotella, CEO de Insomniac

El kandi en España, ¿llegará algún día?

A día de hoy, es prácticamente imposible que veamos a alguien en un festival llevando kandi. Sí es cierto que existe la moda del outfit “festivalero”, sobre todo entre las mujeres, que a menudo llevan medias coloridas y maquilajes extravagantes, pero nada que se le acerque a los kandi ravers. Pero llevando el artículo a una visión más personal sobre el futuro de este movimiento en nuestro país, es muy difícil que llegue a asentarse aquí en España. Es más, es posible que el resto de asistentes mirase bastante raro a cualquiera que se presentara con kandi en un festival como Dreambeach o A Summer Story.

Los festivales en España están mucho más enfocados al espectáculo y a la diversión que al mantenimiento y la expresión de la cultura rave, como sí ocurre en América. Y es una visión que difícilmente cambiará, ya que muchos de los asistentes de los festivales españoles buscan la diversión y la fiesta más allá que el disfrute de la música electrónica en sí (de hecho, mucha gente que asiste a los mismos probablemente ni la escuche por su cuenta).

Puedes conocer más sobre la cultura kandi en el documental “Under The Electric Sky”, que narra las experiencias de varios asistentes en el EDC Las Vegas.