La ciudad de Berlín se prepara para afrontar una de las mayores crisis del mundo nocturno desde el periodo que siguió el fin de la Segunda Guerra Mundial

El coronavirus está causando estragos en el mundo de la música electrónica, parando prácticamente todos los eventos a nivel global. No es más que un símil del resto del mundo, en el que muchos sectores se están parando por completo, causando pérdidas económicas incalculables y prediciendo lo que será la mayor crisis económica del siglo. El mundo de la noche se está viendo claramente afectado, y Berlín está en la antesala de un momento crucial de su historia.

Una gran mayoría de países en Europa, incluyendo España, Portugal o Bélgica, han ordenado el cierre de toda sala y discoteca durante un periodo de dos semanas. En Alemania, pese a no haber orden directa del gobierno, clubes como Berghain o Tresor han cancelado eventos hasta mediados de abril. El portavoz de la comisión de clubes de Berlín, Lutz Leichsenring, afirmó que “este cierre, pese a ser de tan solo unas semanas, llevaría a la bancarrota de muchas empresas privadas o que no recibirán ayuda financiera. La situación ya es límite, y ya es la mayor crisis desde la post-guerra”. Pese a que Alemania aún no ha prohibido los eventos de menor aforo, parece probable que se haga en cuestión de horas.

Resultado de imagen de Lutz Leichsenring berlin
Lutz Leichsenring, portavoz de la comisión de clubes de Berlín

La comisión de clubes ha lanzado una campaña de crowdfunding para ayudad a los clubes con menores recursos para evitar su desaparición. Una vez más, Berlín demostrando el por qué de la grandeza de su escena. Esta crisis puede suponer un duro varapalo para Berlín, pero a estas alturas nadie duda de su capacidad de recuperarse.

Fuente: Beatport