¿Existe algún género que no pegue con el house y la electrónica? Jazz, Funk, Dance, Pop, Latino… sea lo que sea, ¡métele una base de electrónica y triunfarás! Y eso nos ha demostrado Mark Knight con su último lanzamiento presentado el 23 de abril, y es que, han contratado a nada menos que uno de los mejores grupos de gospel de Gran Bretaña, el London Community Gospel Choir. ‘Everything Is Gonna Be Alright’ es el nombre del nuevo sencillo que trae un poderoso mensaje de positivismo, solidaridad y esperanza en el futuro cambio debido a la pandemia. 

Para ello, Mark Knight ha contado con las voces de la increíblemente talentosa Beverley Knight y del London Community Gospel Choir, un grupo gospel que lleva desde 1982 colaborando con artistas de la talla de Madonna, Justin Timberlake o Kylie Minogue. Tras la presentación de varios éxitos, tales como ‘Men With The Red Face’ o ‘Yebisah’, Mark Knight vuelve a firmar en Toolroom, una discográfica muy familiar para él. Y esta vez, en lugar de sorprendernos con sonidos de un motor de Fórmula 1 (como en su tema ‘The Sound of Sinnergy’), regresa a sus raíces, repitiendo los sonidos y discos que lo convirtieron en el DJ que es hoy. 

Te puede interesar: «MARK KNIGHT Y D.RAMIREZ COLABORAN Y REMEZCLAN ESTE CLÁSICO DE RAM RECORDS»

‘Everything Is Gonna Be Alright’ bucea en los clásicos discos de Funk, House y Disco de las décadas de 1970 y 1980 y reafirma la auténtica estética de producción de Mark. Este track es el principal del próximo álbum de Mark, Untold Bussines, que se lanzará el 11 de junio de 2021. Un homenaje a la música house conmovedora y vocal de la que Mark se enamoró por primera vez en los años 90. El álbum presenta más colaboraciones con artistas como Shingai (Noisettes) Michael Gray, Robert Owens y muchos más, y tiene como objetivo establecer un tono positivo y afirmador de la vida con un enfoque en la instrumentación real y canciones adecuadamente elaboradas que resistirán el paso del tiempo.

Redactora&Community manager. Busco mi huequito en el mundo del Tech House. ¿A vosotros también os ha salvado la vida un DJ?