IOA EP Breathe

Un track lleno de energía y vitalidad. Así es el nuevo lanzamiento del artista estadounidense, quien ha contado con la colaboración de otra conocida artista, la australiana Mish, para dar voz a la parte vocal

Considerado el primer DJ y productor de frenchcore de Estados Unidos, Levenkhan ha estado presente desde temprana edad en la escena musical, no sólo en la música electrónica, sino también por ejemplo en la producción de temas de otros géneros con artistas como Immortal Technique o Final Outlaw.

Sus logros no han sido pocos. Fue el primer DJ estadounidense en lanzar tracks con el sello Peacock Records, ha estado presente en festivales estadounidenses y europeos de gran relevancia y ha colaborado en infinidad de temas junto con otros conocidos artistas en la escena hard como: Rooler, Juju Rush, Mr. Ivex, Sefa

Poco a poco y reuniendo lo mejor de cada subgénero musical, ha conseguido desarrollar una técnica y estilo únicos que le caracterizan y definen. Probablemente habrás escuchado alguno algunos de sus conocidos temas, como por ejemplo ‘Rest Of My Life’, ‘Bingley’ o el ya archiconocido track ‘NO ONE IS LIKE US’ en colaboración con Rooler, Sickmode y Sefa. De hecho, estuvo como MC en Nexus Festival 2023 en el club madrileño Fabrik el pasado 10 de junio, evento donde se pudo disfrutar de este tema entre muchos otros.

G6’ es el nuevo track con el que nos sorprendió Levenkhan hace unos días. Un tema que, desde el principio, te contagia con su energía y vitalidad, sin bajar el ritmo en ningún momento y con unos kicks dinámicos, potentes y muy característicos del artista. Además, un hecho curioso y original es que la artista y DJ australiana Mish (a la que entrevistamos hace unas semanas) ha prestado su voz para dar forma a la parte vocal del tema, ¡casi nada!

Si necesitas empezar el día con energía, ¡te recomendamos que escuches este track!

IOA EP Breathe
Raver & Festival girl 24h/7d. En mis ratos libres dicen que soy farmacéutica hospitalaria. Un compañero de trabajo me dijo una vez que era como un colibrí. Ahora lo entiendo: mis latidos van a +150 bpm.