En la primera parte del 2020 la artista senegalesa Fakeba nos presentó un alabado ‘Jotna‘ junto al productor John Fryer. Aquel álbum tuvo un recibimiento envidiable y unos cuantos meses después llegan a nuestras oficinas nuevas noticias sobre esta experimental artista. Los remixes de dicho disco están ya disponibles y hablan castellano por los cuatro costados. ¿Los analizamos?

Continuando con el homenaje a su tierra natal, estos remixes no pierden el sentido o la originalidad de los originales. David Kano, Christian Wünsch, Big Toxic, Paula Cazevane, Helena Gallardo, The Dirty Playerz, Joaqui y J. Siemens firman unas personalísimas y eclécticas reinterpretaciones de extraordinarios pasajes como son ‘Dakar’, ‘Ndanane’ y ‘Mother Africa.

Yendo por partes, en este nuevo álbum podemos encontrar varias tendencias y estilos de unos artistas que han querido echarle horas a unos trabajos que realmente llaman la atención por su originalidad. Tanto es así que tenemos un curioso bombo-rock festivalero para abrir boca con el remix a ‘Dakar‘ del madrileño David Kano. Christian Wünsch reforma ese mismo hit pero adentrándose en el techno a bajo tempo en los que no faltan guiños al bass y al urban. Este tema se marca un hat-trick gracias a la remezcla de Joaqui, progressive y groovero donde los haya.

El tema ‘Ndanane‘ ha sido otro de los elegidos para transformarse hasta en dos ocasiones. Los encargados de tan honorable tarea han sido Big Toxic, habitual colaborador de Fakeba en clave de electro/techno y Helena Gallardo con tonos más serios, orientales y casi dignos de una superproducción de cine yankee.

Nos vamos al norte del país para escuchar dos nuevas y frescas propuestas del tema ‘Mother Africa‘. La donostiarra Paula Cazevane lleva este tema a una avasallador ritmo de esos que te taladran el pecho si te descuidas, mientras que los cántabros The Dirty Playerz nos dejan con un festivalero y divertido remix en su talentosa línea habitual. En esta canción tampoco hay dos sin tres y la tercera revisión de ‘Mother Africa‘ llega de la mano de J. Siemens con acidez, techno y zapatilleo del bueno.