Instagram Wololo Sound

Blunt Force‘ es el primer EP del productor Badklaat tras cuatro años a base de singles

Desde que Badklaat se unió a la familia de Never Say Die, comenzando por la Black Label más concretamente, allá por 2015, nos ha dejado grandes himnos del dubstep como ‘Bus Dem Sound‘, ‘Head Crush‘ o ‘Knucke Sandwich‘. Aun así, desde el lanzamiento de su EP ‘UK Cheese‘ en 2016, tuvo un parón de 3 años en el que únicamente sacó tres lanzamientos. A pesar de volver a tomar carrerilla este 2020 con numerosos releases como ‘Ravedash‘ o ‘Bring It‘, no ha sido hasta este mes de noviembre que Badklaat ha lanzado un nuevo EP tras cuatro años sin hacerlo.

Y por si fuera poco, el productor no sólo ha sacado un nuevo EP, sino que ha ido con todo en este lanzamiento y se ha atrevido a adentrarse en el mundo del drum & bass con dos de los cuatro temas que componen ‘Blunt Force‘.

Ophelia Records presenta ‘Advent Vol. 2’ con talento español en sus filas

El EP comienza con el tema que le da nombre al mismo, teniendo ‘Blunt Force‘ una intro cargada de sonidos fantasioso con un toque de disco y una enérgica base que detona epicismo. Rompe finalmente en un breve drop de dubstep con sonidos bastante completos y envolventes, agudos pero sin esa sequedad que caracteriza al riddim más básico, y volviendose además hacía el heavy dubstep en el segundo drop recordándonos así al estilo de otros artistas como PhaseOne.

Dejando lo más especial para el final, pasamos a ‘MK5 Missile‘, tercer tema del EP. Con este tema Badklaat ha optado por un riddim básico pero envolvente y con una estructura en la que se combinan los sonidos más graves y pesados con toques musicales muy agudos y estridentes, creando además, junto a las vocales sampleadas, un ambiente de oscuridad y malicia digno de película.

badklaat blunt force

Llegamos entonces a la perla del EP: los temas en los que Badklaat ha puesto la mano en el fuego por el drum and bass. En primer lugar tenemos ‘Automatic‘, un tema que comienza con half time caracterizado por sonidos de gran calidad y las vocales, en cuyo segundo drop se mantienen sobre una nueva base de drum and bass. Por último, el EP cierra con ‘Bruise Up‘, donde el productor se ha inclinado por un drumstep que a lo largo de toda la pista se van contrastando la agresividad que caracteriza a la misma, con pequeños tramos en los que se puede apreciar una peculiar melodía casi harmoniosa.

Cada vez que un artista afiliado a un sello de dubstep decide dar un soplo de aire fresco a su música y probar con el drum & bass, sin duda descubrimos que no se le da nada mal. Es por eso que estamos agradecidos de que sellos como Never Say Die cada vez sean más flexibles con sus artistas y les permitan ir más allá de las barreras del dubstep. Ya vimos a Mefjus colarse en la gran discográfica con su remix a ‘Broken‘. Ahora ha llegado Badklaat con hasta dos temas en ‘Blunt Force‘. ¿Quién será el próximo en sumarse a la oleada de drum & bass?