Instagram Wololo Sound

El británico Mat Zo es uno de esos ejemplos de artistas cuyo talento es difícilmente rebatible. Un chico que se ha sabido trabajar su propio camino en la última década a base de música de calidad, que ha tocado varios géneros y sellos de lo más dispar y que ha demostrado que productor de música electrónica a veces se nace, no se hace. El buen hacer de Mat Zo en el estudio es algo que lamentablemente muchos productores no alcanzarán nunca en sus carreras musicales por más que lo intenten.

Illusion of Depth‘, anunciado hace meses, es el tercer álbum de Mat Zo. A lo largo de las últimas semanas hemos ido conociendo pequeñas píldoras de un disco que sabíamos iba a cautivar a más de uno. Anjunabeats vuelve a ser el encargado de distribuir este LP tras el excepcionalmente recibido ‘Damage Control‘ de 2013, el disco debut de Matan. Once canciones que revolverán los adentros de más de uno y de una, y que son toda una lección de clase para los amantes de la dance music.

Desde el primer track del disco sabemos que no estamos ante un trabajo cualquiera. De nuevo Mat Zo vuelve a mezclar en apenas cuatro minutos de ‘In Media Res‘ sonidos melódicos y estructuras progressive con ritmos drum and bass, una combinación que ha acompañado de la mano al artista en toda su trayectoria pero que sigue sorprendiendo en la primera escucha. A partir de este primer tramo podemos escuchar diferentes cortes cargados de estilo, como el progressive vocal y funk de la ya conocida ‘Love Songs‘ al sonido más crudo de ‘The Next Chapter‘ junto a la leyenda MC GQ. También cabe merecer el sonido de ‘Problems‘, un hit multi instrumental de lo más completo.


“Comencé a trabajar en ‘Illusion of Depth’ porque quería hacer un trabajo que fuera coherente. Normalmente, soy conocido por mi amplitud pero quería hacer un álbum que tuviera algunas cualidades unificadoras. En este caso, en parte, se trata del tempo. Todo en el álbum está en el rango entre 124-128 bpm, aunque, dentro de esa restricción, aún logré cierta amplitud, estilísticamente hablando”. “Por encima de todo, quería hacer un álbum con texturas y actitud. Quería mandar a cagar a ese post-EDM trance que hacen desde un mundo seguro y meloso.”


Meticuloso como pocos, estamos seguros de que no ha sido fácil ni si quiera para él combinar progressive, trance, electro, drm and bass y dance-pop en un solo disco con sentido propio, que además bebe de varias influencias del rock, country o indie. El resultado es un inverosímil disco que se coloca desde ayer mismo entre los LPs más importantes y vigorosos del año 2020.