El pasado sábado volvíamos a la sala París15 de Málaga para disfrutar del mejor drum and bass, en este caso centrado en uno de sus subgéneros más potentes, con ‘Neurofunk Invasion’ by Bass Invasion. La promotora andaluza que cumple 5 años en mayo presentaba un cartel de lujo encabezado por el dúo más puntero del neurofunk actual: Killbox, formado por Audio y Ed Rush, estarían acompañados de Culture Shock, otro de los artistas más destacados del drum and bass actual, además de artistas nacionales muy conocidos dentro de este estilo como son Kursiva, Super Rush, Neoh o Juno junto con los MCs Dohiser y Neoh, quienes supieron compaginar su faceta de MC a la perfección con la sesión de cada artista. Sin olvidarnos tampoco de Azael Ferrer, el encargado de las visuales.

Echamos la vista atrás: Así fue el cuarto aniversario de Bass Invasion

La noche empezó de manos de varios artistas del colectivo Bass Invasion, Booksteep vs ED-Bass, Juno y Neoh empezaron a calentar el ambiente de la mejor forma posible. En estas tres actuaciones vimos un acercamiento a lo que encontramos más adelante, drum and bass sólido y potente con toques oscuros, intercalando varios estilos como pueden ser el deep, neurofunk e incluso jungle.

Cerca de las dos de la mañana se empezaron a ver grandes colas para prepararse para uno de los platos fuertes de la noche, quien es uno de los artistas más destacados del drum and bass gracias a su sonido elegante y variado: Culture Shock. Hablamos con el inglés minutos antes de comenzar su set, nos contó que su sesión iba a ser similar al de su actuación en la última edición de Let It Roll, pero nos indicaba que veía al público con ganas de sonidos contundentes. Un set de lo más variado en donde el inglés fue intercalando el liquid con sonidos entre el deep y el neurofunk. Comenzó con “Fn Pig” de Deadmau5 al igual que en su set de Let It Roll. Una muy buena selección musical en donde escuchamos el remix de Dimension al “Generate” de Eric Prydz, “Take You Higher” de Wilkinson, el remix de Pendulum a “Voodo People” de The Prodigy. No faltaron temas de cosecha propia, como “Low Frequency”, “Get Physical” o su reciente remix al “Panic Room” de Aura y Camelphat.

Se habían vendido unas 1000 entradas para este evento, muchas debidas a la actuación que vamos a comentar a continuación. Después de los 40 minutos de Super Rush en donde predominaron los sonidos contundentes, donde sonaron temas como ‘No Problem’ de Chase & Status llegaron las 4 y 20 y con ellas el turno de Killbox. Empezando así dos horas del neurofunk más puro y contudente. Un set que pillo al público de la París15 en su mejor momento y el cual no paro de moverse durante los 120 minutos. Comenzando con uno de los momentos especiales de la noche, con el público cantando el cumpleaños feliz a Audio. Después de la gran acogida el dúo inglés nos ofreció un set muy enérgico en donde sonaron temas de algunos de los mejores productores de este estilo, por ejemplo “Scourage” de Gydra, “2Me” de Signal o “Skorpio” de Inward & Hanzo & Randie o “Troll Eater”, “Colony” del propio dúo inglés. Sin duda el set más destacado de la noche.

El encargado de cerrar esta gran noche fue Kursiva, uno de los artistas frecuentes en las fiestas de Bass Invasion y uno de los más destacados del panorama nacional dentro del drum and bass. Su set comenzó con todo un clásico como es “Rock It” de Sub Focus, seguida de una línea musical no muy contundente pero que fue cogiendo más oscuridad mientras lo minutos pasaban, acabando con un gran aplauso del público.

Acabamos dándole gracias a todo el equipo de Bass Invasion por el genial trato que nos dieron y por el trabajazo que están haciendo. Ya estamos pensando en el 26 de enero donde Bass Invasion vuelve a la sala Paris15 con ‘Bass & Bass Festival’ en donde podremos ver a Teddy Killerz, Neonlight y Jayline como cabezas de cartel, acompañados de Kursiva, Flub, Regun, Neoh y Super Rush. Las primeras entradas están a la venta por 10 euros, haz click aquí y hazte con la tuya.