La sala Paris15 se empapa del mejor drum and bass

El pasado 5 de Mayo nos preparábamos para disfrutar de un nuevo evento de una de las mejores promotoras de España en lo que a drum and bass se refiere; Bass Invasion, que celebraba su cuarto aniversario en la sala malagueña Paris 15. Para ello, nos preparaba un cartel con artistas de gran nivel y de diferentes ramas dentro del drum and bass, como cabezas de cartel teníamos a Hedex, State Of Mind y Loadstar apoyado por artistas nacionales e internacionales de gran recorrido como Kursiva, Regun, Neoh, Super Rush, ED Livewire, Tytan… A continuación os contamos todos los detalles de como fue nuestra noche, en la cual acabamos destrozados de tanto bailar.

Entramos sobre las 1:30, en cabina los londineses ED Livewire y Tytan, que nos ofrecieron una buena dosis de drum and bass bastante contundente y optando en su gran mayoría por neurofunk y sonidos muy enérgicos, línea que siguieron los nacionales Neoh y Super Rush con un set en el cual escuchamos temas tan conocidos como ‘Freestyler‘ de Bomfunk MC’s, mientras empezábamos a ver como la sala iba cogiendo color para uno de los momentos de la noche.

Llegaron las 02:50 y aparecía en escena el joven británico Hedex, siendo una clara apuesta de Bass Invasion por el jump-up. Fue sin duda, el set más variado del evento. Pudimos escuchar tanto jump-up, riddim y bass house entre otros estilos. Un set cargado de ritmos frenéticos y vocales muy conocidas como ‘Goosebumps‘ de Travis Scott, ‘Gods Plan‘ de Drake, ‘In The Name Of Love‘ de Bebe Rexha junto a Martin Garrix, todas ellas adaptadas al estilo que pedía la noche. Además pudimos escuchar varias IDs como ‘Littleman‘ y ‘Windows‘, algunos de sus temas más conocidos como ‘Gameboy‘, ‘Poppy‘ o ‘Worries‘ y versiones VIP de ‘Trance‘ y ‘Finer‘.

Haz click aquí para recordar como fue nuestra aventura en la última edición de Rampage

Llegamos a la mitad de la noche, unas 900 personas en la sala muy entregadas que pedían más y más drum and bass. Hedex le paso el turno a Loadstar, que sorprendió con un set más cañero, al contrario que sus produciones que están enfocadas a un drum and bass enérgico pero con más presencia melódica. De principio a fin mantuvo al público en continuo movimiento, tirando de temas tan conocidos como ‘Mr. Happy‘ de DJ Hazard y ‘Take You Higher‘ de Wilkinson.

La caña no decayó con Kursiva, uno de nuestros nacionales más prestigiosos del drum and bass. Un set de 40 minutos cargado de neurofunk, en donde pudimos escuchar algunos de los temas más conocidos del productor y DJ cordobés, como pueden ser ‘Ice Cold‘ y ‘Provoke‘.

Pero, el set más potente estaba aún por venir. El dúo neozelandés State of Mind vino representado uno de sus componentes, Patrick Hawkins. Si tuviera que definir el set que vivimos con una palabra sería locura. De principio a fin, cerca de las seis de la mañana y la gente no quería parar. Neurofunk potente y oscuro, en donde pudimos escuchar alguna de las colaboraciones de State Of Mind con Black Sun Empire, como ‘Ego‘ y ‘Thug‘, o alguno de los temas del último EP de los neozelandeses, ‘Foul Play‘ y ‘Bottom Line‘, esta última también con Black Sun Empire.

El encargado de cerrar la noche fue Regun, uno de los integrantes de Black Monsta. Un set de aproximadamente media hora, corto pero intenso, dejando atrapados a los que aún querían más fiestas. Durante el set pudimos escuchar temas tan conocidos como el remix de Pendulum al ‘Voodo People‘ de The Prodigy o ‘New Age‘ de Muzzy.

Queremos darle la enhorabuena y las gracias a todo el equipo de Bass Invasion por todo el trabajo bien hecho y por el gran trato que nos recibieron. Así mismo también queremos darle nuestra felicitación a Dohiser, el MC de la noche que hizo un trabajo fantástico.

Ahora toca esperar al 24 de Noviembre, día en el que Bass Invasion volverá a la carga con un cartel que seguro no deja indiferente a nadie.