Music Business Academy

Hoy os traemos a una de las bandas más peculiares y entretenidas de nuestro país. ZOO participan en esa reivindicación de las raíces culturales de su región natal, en este caso de la Comunidad Valenciana. Un lavado de cara a sonidos tradicionales haciéndolos sonar frescos y actuales. Por si fuera poco, tienen uno de los directos más divertidos que se pueden ver en nuestro país.

El lanzamiento de su tercer álbum de estudio ‘Llepollies‘ ha significado un paso de gigante en la carrera de la banda valenciana. Su disco más ambicioso hasta la fecha les pone de lleno en lo alto del panorama nacional. Una fusión de rap irreverente y electrónica gamberra, con toques de música tradicional regional, instrumentos de jazz o ritmos tribales… una mezcla que nos tiene cautivados. Su colaboración con la legendaria banda de rap sevillana SFDK es buena prueba de la magnitud que este proyecto está cobrando.

Hoy ZOO nos han dedicado unas palabras acerca de su nuevo disco, su peculiar propuesta musical y la tan añorada música en directo.

TE PUEDE INTERESAR: LA ESCENA VALENCIANA – DGRACE

WOLOLO SOUND: Hola chicos, lo primero de todo las presentaciones. ¡Contad a los lectores de Wololo Sound quiénes son ZOO!

ZOO: Zoo es una banda de música electrónica. Somos del País Valencià, y acabamos de publicar nuestro tercer LP, de nombre Llepolies.


WS: Vuestra propuesta artística es muy peculiar y desde el principio llama la atención por su extravagancia. ¿Cuáles son vuestras principales influencias artísticas?

ZOO: En lo musical mezclamos tres conceptos: la electrónica de baile como base musical, el rap como base vocal, y la tradición afro-latina y también mediterránea en los arreglos y como, digamos, última capa.


WS: La electrónica es uno de vuestros principales pilares artísticos. Contadnos qué artistas electrónicos consideráis que están rompiendo barreras en la actualidad (a nivel nacional e internacional)

ZOO: No estamos muy puestos en las novedades de la electrónica. Nos quedamos en 2010… Durante los primeros años del siglo nos pasamos el tiempo metidos en discotecas y raves donde se escuchaba mucho drum&bass, electro, y los últimos coletazos del break-beat. Bebemos mucho de ahí a la hora de pensar las canciones.


WS: ¡Vuestro nuevo disco suena de maravilla! Contadnos el concepto detrás de vuestro nuevo disco ‘Llepolies‘.

ZOO: El concepto era hacer un disco pensando más en el proceso que en el resultado: disfrutar mucho el tiempo de composición e incluso las dudas que van surgiendo. Que fuera como un «ir descubriendo», o admirándose durante el camino. Como los niños. La palabra «Llepolies»  (golosinas) va muy vinculada a la infancia, y creíamos enlazaba bien con la actitud con la que planteamos el disco.


WS: ¿Cómo afectó el pasar los meses de confinamiento encerrados juntos en una casa rural al proceso creativo del disco?

ZOO: A nosotros bien. Nos permitió centrarnos más y mejor en la composición. Quizás en condiciones normales nos hubiéramos distraído más, con viajes u otras historias.


WS: Hablemos de la tan añorada música en directo ¿Cómo enfocáis vuestros conciertos? ¿Cómo adaptáis una propuesta tan compleja al directo?

ZOO: Somos 6 músicos en el escenario. El dj-programador-teclista dispara las canciones, principalmente la parte rítmica, y el resto de músicos incorporamos nuestro instrumento. Es como un grupo de rap con algunos instrumentos, por explicarlo de manera sencilla. Lo enfocamos mucho al baile.


WS: A nivel nacional, el cantar en valenciano y con un estilo tan peculiar os ha hecho, en parte, estar alejados de los festivales puramente electrónicos. Sin embargo, en los últimos tiempos estáis cosechando un gran éxito. ¿Creéis por fin está cambiando esa visión tan cerrada y ese afán por buscarle etiquetas a la música?

ZOO: Da la sensación de que se está mezclando todo, al menos más que hace unos años. Los carteles de los festivales son cada vez más eclécticos, hay más público que busca eso también, y dentro de ese fenómeno, creo que nosotros tenemos buen encaje, porque no somos un grupo con un estilo ortodoxo.


WS: A nivel internacional, habéis logrado actuar en eventos tan relevantes como Sziget o Fuji Rock. Contadnos un poco acerca de la experiencia y la acogida que tuvo vuestro directo en sendos festivales.

ZOO: Es la prueba de lo que comentaba: tanto en Japón como en Hungría, la gente que nos veía se animaba y disfrutaba el concierto. Hacemos música de baile, muy animada, y en un festival o un contexto de esparcimiento, es fácil divertirse con nuestras canciones, independientemente de los contenidos de las letras.


WS: ¿Cómo veis el panorama festivalero de cara a este 2021?

ZOO: Raro. Creemos que queda menos para volver a la vieja normalidad, pero 2021 aún será complicado en ese sentido, al menos durante el verano… Debemos adaptarnos y ser pacientes.


WS:Para terminar, vamos con unas preguntas cortas.

Una comida: Fideuà

Un pueblo valenciano que visitar: La vall de gallinera

Playa o montaña: En invierno playa, en verano montaña.

Banda favorita (nacional): Antonia Font

Banda favorita (internacional): Beatles

Un festival en el que actuar: Iboga Fest

Vivimos con toda la música del mundo a nuestro alcance. Mi objetivo es haceros descubrir y disfrutar con mi gran pasión.