Instagram Wololo Sound

Yotto trae las vibras melódicas a Budapest en su paso por Cinema Hall

Sábado 7 de marzo de 2020. Era nuestra primera vez en Budapest, y era nuestra primera vez en el Cinema Hall, una sala que nos dejó con la boca abierta nada más entrar, por la gran puesta en escena y los recursos audiovisuales de los que dispone. Fue entonces cuando comprendimos por qué Yotto había elegido esta localización para realizar una parada en su gira. Junto a él, Tinlicker e Indigo Theory ofrecerían una gran noche de música electrónica a los cerca de 1000 asistentes que allí nos reunimos.

Comenzando por estos últimos, nos llevamos una grata sorpresa cuando entramos y disfrutamos de la última parte de su set, y es que el trío con origen en la propia Budapest, ofreció un repertorio de soulful electrónico -así es como definen su estilo musical- en el que la vocalista animaba al público cantando algunas de sus producciones.

‘Antigone’ vuelve a ser noticia gracias a este remix de Yotto

Momentos antes del comienzo de Tinlicker, pasada la media noche, la sala ya se encontraba al 80% de su capacidad, algo totalmente impensable en nuestro país, por lo que resulta digno de mención. El dúo formado por Micha Heyboer y Jordi van Achthoven tan solo contó con este último sobre el escenario, algo que no hizo decaer la total dedicación del público durante su set. El holandés supo entender lo que la pista pedía y ofreció dos horas de auténtica energía, combinando progressive house, trance y hasta techno, en unas proporciones más que adecuadas, gracias a lo cual tuvo al público entregado durante todo su set.

Yotto Cinema Hall

Tras él, el plato fuerte de la noche llegaba con la actuación de Yotto, cabeza de cartel y artífice de la fiesta, que hacía acto de presencia sobre las 3 de la mañana, con la sala totalmente abarrotada en lo que, estoy seguro, fue un sold out en toda regla. El finlandés bajó un poco el ritmo y comenzó su set entre el techno y el progressive house más profundo, dejando destellos de calidad a la vez que hacía mezclas de hasta tres platos al mismo tiempo. Algunas de estas mezclas llevaron al artista a pinchar algunos de sus últimos temas, como ‘Amaru’, ‘Nova’, ‘Odd One Out’ o los remixes a ‘Underwater’ de Rüfüs Du Sol y a ‘Antigone’ de Joris Voorn. Dos horas de auténtico musicón que hicieron disfrutar hasta al último asistente a la fiesta.

En definitiva, una gran fiesta en un magnífico club que no conocíamos y que recomendamos al 100% a todos nuestros lectores. La amabilidad y profesionalidad de todos los trabajadores y toda la gente que ha hecho posible su celebración y nuestra asistencia es digna de admirar. ¡Nos vemos en la próxima!