Weekend Beach Festival vuelve a llenar, un año más, Torre del Mar

El pasado miércoles 3 de julio nos dirigíamos a Torre del Mar para disfrutar un año más de Weekend Beach Festival, que lleva siendo una de los eventos más destacados de nuestro país durante seis años. Para esta sexta edición nos presentaban, como de costumbre, un cartel de lo más variado en donde la música electrónica, los toques urbanos, el indie, el rock y más estilos se daban cabida en cuatro días lleno de música. The Black Eyed Peas, Ozuna, Vetusta Morla, Ska-P, Chris Liebing o Laurent Garnier fueron alguna de sus piezas más destacadas. A continuación os contamos nuestra experiencia.

Empezamos nuestra crónica hablando de la localización del festival, la cual vuelve a ser la misma que los años anteriores y nos parece un acierto tremendo. El camping está a escasos metros de la playa, del festival y de diferentes supermercados y restaurantes lo cual es punto muy positivo para los asistentes.

Viendo los horarios del festival no teníamos ninguna pega, aunque en los otros escenarios se podía ver alguna mezcla “rara”, en el Sunrise Stage, que fue nuestro principal objetivo, la intensidad iba subiendo de forma perfecta.

El primer día nos lo tomamos más relajado, destacando el multitudinario grupo catalán La Pegatina que hizo las delicias del público con alguno de sus temas más conocidos como ‘Mari Carmen’ o ‘Lloverá y Yo Veré‘, al igual que los Mojinos Escozíos que se llevaron al público al bolsillo con su salero y gracia encima del escenario.

El jueves nos despertábamos con muchas ganas de electrónica, concretamente de techno. El tech house fue el sonido predominante de 20:00 a 00:30 con Sau Djs, Paco Mena, Ignacio Morales y Manu Gonzalez. La cosa cambio cuando el conocido artista nacional Andrés Campo, residente de una de las cunas del techno de nuestro país: Florida 135, entró en escena. Así empezaban hora y media de un techno más contundente, con cada vez más gente en la pista. Un gran set en donde sonaron clásicos como ‘El Diablo 1995’ o el edit de Marco Carola a ‘Avalanche’, nos quedó la espinita de que no sonara ‘Pachamama’ pero sin duda fue uno de los sets más destacados del festival.

El oscense calentó de forma perfecta al público para prepararlo para lo que se les venía encima. A continuación el techno oscuro, contundente y sólido se hizo con el control del Sunrise Stage durante cuatro horas de la mano de los veteranos Dubfire y Chris Liebing. Este año el Sunrise Stage destacó por tener dos especies de estructuras en mitad de la pista con un continuo juego de luces que, en nuestra opinión, pudo mejorar en ciertos momentos al contrario que el juego de luces del escenario que fue muy bueno al igual que su sonido.

En cuanto a los escenarios Torremar Victoria y Weekend Brugal destacaron SFDK y Ozuna, este último siendo una de las actuaciones más multitudinarias del festival como podéis ver en la siguiente foto:

El viernes 5 tenía preparada actuaciones de todo tipo para todos los gustos. En el escenario Torremar Victoria se entrelazaron los sonidos urbanos de Becky G, Bad Gyal, Nathy Peluso o Dellafuente con el reggae de The Original Wailers y con el característico flamenco de Juanito Makande, siendo todas estas actuaciones con mucho público.

En el escenario principal también se vivió un popurrí de estilos en los que destacaron el ska de Ska-P, siendo otro de las actuaciones más destacadas y concurridas del festival ya que la banda vallecana volvía a los escenarios nacionales. Por último quedaba el toque de drum and bass, que este año ha flojeado en el festival y lo cual no entendemos ya que en Andalucía este estilo es un acierto seguro.

El set de Sigma (DJ set por parte de Cameron Edwards), junto a MC ID, nos dejó un poco extrañados ya que empezó de una forma sublime mezclando deep, liquid y el neurofunk más potente para después pasar a poner temas deep y bass house lo cual no entendimos. Después de esta interrupción volvió a sonar el mejor drum and bass en el escenario Weekend Brugal, que cerró a las 07:45 con todo el público cantando ‘Nobody To Love’, uno de los temas estrellas del dúo inglés.

En cuanto al Sunrise Stage también vivimos actuaciones muy destacadas y repletas de público como el de malagueño Cuartero que nos ofreció un set lleno de un tech house muy enérgico, el artista nacional se movió como pez en el agua ante su público. Tras él llego uno de los sets de la noche y del festival, Nicole Moudaber empezaba su sesión con ‘Snake’ de PAX y la intensidad fue subiendo con temas muy sonados como el remix de Pleasurekraft a ‘Space Date’ de Adam Beyer, Layton Giordani y Green Velvet. El encargado de cerrar fue Paco Osuna, con un Sunrise Stage lleno hasta la bandera; muestra de ello es el renombre de Paco en nuestro país, un cierre con un techno muy contundente para recordar.

Llegamos al último día con ganas de cerrar por todo lo alto y así lo hicimos. Se volvieron a vivir actuaciones muy destacadas que llenaron su respectivos escenarios, como bien hicieron Ayax & Prox, Vetusta Morla o los míticos The Black Eyed Peas, que ofrecieron un concierto que no dejo de hacer botar a todo el público haciendo un recorrido por la mayoría de sus clásicos como ‘Pump It’ o ‘I Gotta Feeling’.

Volvimos a centrarnos en el Sunrise Stage en donde los toques melódicos fueron los protagonistas del día. Empezamos con un ya conocido por nosotros: Miguel Payda, el malagueño volvió a deleitarnos con un set lleno de clase que hizo las delicias de los primeros asistentes, el remix de Adam Port al ‘No Dancers’ de Cubicolor o su ‘Itchan Kala’ fueron algunos de los temas que sonaron.

Después, le siguió otro malagueño: M.E.M.O, reciente ganador del premio al mejor artista deep house por Vicious, deleitó al público con su live lleno de clase en donde entrelazó los toques melódicos con estilos como el acid, no faltaron algunos de sus temas estrellas como Tai Tai. Seguido de él llego otro live de escándalo, la italiana Giorgia Angiulli nos sorprendió mucho con voz e instrumentos en directo, sonaron algunas de sus últimas producciones como Music Is Life o Pink Bubble, uno de los sets más destacados del festival.

Continuamos con el live techno retro con importante presencia del break (que está volviendo) de Extrawelt que nos dejo muy sorprendidos, los tonos melódicos de Nico Morano y la versatilidad de Gonçalo que nos dejo uno de los momentos de la noche al pinchar el remix de ARTBAT a Return To Oz de Monolink, uno de los temas del año.

Y llegó el cierre, tres horas del señor Laurent Garnier que a algunos no encantó pero que a nosotros nos pareció un gran cierre. El techno progresivo como protagonista, muchas melodías se entrelazaban quedándose una sesión muy fina en donde sonaron ‘Solitary Daze’ de Maceo Plex y Gabriel Ananda, ‘Domino’ de Oxia y un cierre perfecto con ‘Sunrise’ de Samvel, demostando la calidad del veterano francés.

Así acabó una nueva edición de Weekend Beach, con cerca de 150000 visitantes en sus 4 noches de música y 1000 personas trabajando para que sea uno de los festivales más importantes de España. Nos quedamos con la diversidad que nos ofrece y con la oportunidad de disfrutar de diferentes estilos, porque esa es la gracia de la música.

Para ver más fotos del festival haz click aquí y accederás al perfil oficial de Facebook de Weekend Beach Festival.

¡Hasta el año que viene!