Dicen que la envidia no se toma días libres, y tras leer la experiencia de nuestro compañero y sus 24 horas en Ibiza, parte del equipo decidimos ir a la isla blanca por última vez este verano. Esta vez fueron unos días más, y pudimos disfrutar al completo de Ibiza. Os contaremos en cuatro entradas como fue este viaje, hoy, la primera parte, Ushuaïa y Hï.

Teníamos claro nuestro destino en la primera jornada, y es que nada más dejar las cosas en el hotel, pusimos ritmo a Playa D’en Bossa, tocaba volver a Ushuaïa. En esta ocasión, la fiesta volvía a ser Garden Of Madness, pero en un take over especial de Steve Angello, algo que hacia aun más jugoso el evento. Jose Maria Ramón, Vito Mendez, Angemi y las gemelas Nervo eran quienes acompañaban al sueco.

Nuestra llegada al hotel más famoso de la isla fue al principio del set del italiano. Conocíamos a Angemi por sus temas y poco más, y fue una grata sorpresa. Dentro de un aspecto comercial, realizo un set bastante fresco para la hora que era, algo que no nos esperábamos, y supo encandilar al público sin problemas con temas como ‘Bella Ciao‘, donde sacó muy satisfecho la bandera de Italia. Otro momento que destacamos de su set, fue cuando hizo sonar su remix al ‘Hey Brother‘ de Avicii y comentó por el micro lo orgulloso que se sentía de poder pinchar en el mismo sitio donde el lo hizo por última vez. (También decir que pinchó un tema de Ozuna dedicado a la “spanish people”, esto tenemos que cambiarlo como sea). Nervo arrancaron el set con fuerza, y lo que parecía ser en un principio una sesión bastante genérica y sin mucho más, tuvo varios giros agradables hacía temas que no esperábamos, como el ‘House Is A Feeling‘ de Camelphat. Sin duda fue una lección de como hacer de lo comercial, un set bastante variado y dinámico. El cierre con un mashup de ‘Pizza‘ y ‘Like Home‘ nos transportó directamente hasta Tomorrowland.

Ushuaïa y Hï

Llegaba el plato fuerte de la tarde a falta de hora y media para el cierre. Steve Angello se hacía con el control de Ushuaïa y ‘Rejoice‘ se apoderaba de todos nosotros. El set no presentó ninguna novedad respecto a otros, pero lo que funciona no se toca. Steve Angello demostró que cuando a un buen dj le dejas más de una hora, incrementa exponencialmente la calidad del set, o eso nos pareció después de verlo el segundo finde de Tomorrowland. La energía de inicio a fin acompañada de los visuales, efectos y pirotecnia de Ushuaïa, hicieron que fuera uno de los mejores sets de Steve que hemos visto en directo últimamente. Algo que nos gustó mucho, y más viendo de quien es originalmente esta fiesta, es la cantidad de gente que vimos con merchandising del sueco, sin contar los que compraron la camiseta especial del evento. Sus temas nuevos, junto con los clásicos de la Swedish House Mafia fueron los más vitoreados por los asistentes. Puede que en esto último, la culpa la tuviera el con dos frases que dijo y que bien nos guardamos para el recuerdo: “Don’t you worry Ibiza, you know the Swedish House Mafia Is Back” y ” See you next time with the Swedish House Mafia” para cerrar con un broche de oro perfecto.

El problema de ir el mismo día a Ushuaïa y Hï, es que justo cuando acabas en un lado, tendrías que estar ya en el otro, y el cuerpo necesita reponer fuerzas. Así que mientras cenábamos, Cristoph abría la sala principal.

Ushuaïa y Hï

Llegamos justo al final de este, y como comento nuestro compañero en el anterior articulo, supo perfectamente como pinchar progressive en un club como Hï. El set de Camelphat cambio el estilo de la música, abandonamos las melodías para adentrarnos en esa mezcla de tech house y techno tan característica de los británicos. Cabe mencionar que con ‘Cola‘, la pista central se vino completamente abajo. Con Eric Prydz, llegamos al segundo plato fuerte del día. Todo Hï se puso en marcha, los visuales del sueco hicieron acto de presencia, y con ellos, unas pantallas en el techo que subían y bajaban generando una sensación de profundidad bastante importante. En las primeras horas de sesión, Eric alternó de manera magistral entre Pryda y Cirez D, las melodías se sucedían a los ritmos oscuros, mientras las visuales seguían a lo suyo. Como suele ser habitual últimamente en los sets de Prydz, su última hora alberga la parte “más comercial”. Es aquí donde encontramos los temas más míticos del sueco, ‘Generate’, ‘Pjanoo’, ‘Everyday’… el cierre de Eric Prydz a estas tres horas es una auténtica delicia para sus fans.

A la salida de la discoteca nos dimos cuenta de la cantidad de gente que no se quiso perder ni un minuto de la sesión de Prydz, algo que en la península, suele ser más difícil de ver. Nosotros marchamos a descansar al hotel, y es que al día siguiente, volvíamos a tener turno doble.