Una experiencia breve, intensa y low cost en Ibiza para ver a Steve Angello y Eric Prydz

Antes de nada, debéis saber que esto no es una crónica más, como las que traemos normalmente. Con este artículo quiero aportar algo de frescura al formato informativo y contar mi experiencia de 24 horas en Ibiza de la manera más cercana posible, sin olvidar la seriedad, pero inclinándome un poco hacia lo coloquial.

Calentón. Así describiría con una palabra mi viaje a Ibiza el pasado 4 de septiembre. Aunque más bien debería decir “nuestro”, porque sin la gente que me acompañó esto no habría sido posible. Un 22 de mayo, en plena época de exámenes y con la mirada puesta en el verano, un servidor veía cómo se iba a quedar sin ver a Steve Angello y Eric Prydz en 2018… y eso no podía quedar así. ¿El destino y el lugar perfecto? Ibiza. ¿El problema? Todo el verano organizado, con la única disponibilidad de la primera semana de septiembre. Pero la vida a veces te regala bonitas casualidades.

El 4 de septiembre iban a actuar estas dos leyendas suecas en Ibiza. Por una parte, Steve Angello como invitado del Garden of Madness de Tomorrowland, en Ushuaïa; y, por otra, Eric Prydz en su habitual residencia de los martes de Hï. Con solo una declaración de intenciones en redes sociales ya fueron varios los interesados en unirse a esta locura, que yo desde un principio lo veía casi como una utopía y algo cercano al infierno. Dos meses después, conseguimos unirnos en un mismo grupo gente de Valencia, Madrid, Donosti, Santander y Bilbao (perdón si me dejo a alguien). Da para comienzo de chiste. Algunos tenían planeado quedarse varios días de vacaciones en la isla blanca, mientras que otros seguíamos apostando por el viaje expresslow cost. El low cost dentro de unos límites, porque ya se sabe que si se va a Ibiza es a dejarse dinero.

El 4 de septiembre ha sido de esas pocas veces que, al sonar el despertador a las 5:30 de la mañana, me levanté con ganas. Y, cuando pasa eso, sabes que lo que está por venir va a ser muy bueno. A eso de las 9:00 aterricé en Ibiza y nos fuimos juntando poco a poco, hasta llegar a formar un grupo de nueve personas. Estuvimos descansando y comiendo -muy bien y a buen precio- en un bar-restaurante de Playa d’en Bossa.

Ibiza
Steve Angello, Ushuaïa Ibiza (04/09/2018)

A media tarde fuimos a Ushuaïa para ver a Steve, nuestro gran atractivo del cartel de esa tarde-noche, aunque también nos llamó mucho la atención el warm up de Kungs, un chaval al que no poníamos cara y nos sorprendimos de lo joven que era. Lo poco que conocíamos de él era su tema This Girl, que -obviamente- sonó en su sesión y todo el público cantó y bailó. Con Steve, que pinchaba de 21:00 a 22:00, se nos acabaron las palabras. No solo por su set, sino porque la producción de Ushuaïa mostró todo su potencial y él estuvo a la misma altura, comenzando con una intro diferente a la del último año y medio, con un edit de Rejoice comprimido, solo con sus frases más representativas, y una puesta en escena previa de locos. Tema que enganchó con las vocales de Antidote, jugando con loops para dar paso a Knas y su habitual tracklist de este año. Si le habéis seguido durante los últimos meses, os podréis hacer una idea de ella.

A las 22:00 nos salimos, porque teníamos que cenar y entrar a partir de las 0:00 a Hï. Pero antes de irnos de Ushuaïa nos quedaba algo por hacer, y era esperar a Steve en la misma puerta en la que le iba a recoger el coche para llevarle al hotel. Después de pasar Gianluca Vacchi y creerse él y sus guardaespaldas que queríamos una foto con él, apareció Angello para estar unos minutos con nosotros y hacernos unas fotos, mucho más humilde, agradable y cercano que Vacchi y su gente, que nos miraron un poco con cara de desprecio. Steve se fue al coche que le llevaría al hotel, nosotros nos fuimos a cenar y después entramos a para ver a Eric Prydz, Cristoph y Camelphat en la sala principal. También estaba como residente Solardo en una segunda sala más pequeña.

Ibiza
Eric Prydz, Hï Ibiza (04/09/2018)

Voy a intentar ser breve: lo del baño con DJs y servicio de limpieza continuo, a otro nivel. A Cristoph ya le vi el año pasado en esta misma sala y fiesta y me ha vuelto a dejar una buenísima impresión, con el Progressive más adecuado que puede haber para clubs. El set de Camelphat fue menos melódico, tirando a la contundencia del Techno, el Tech House y sin faltar sus temas insignia: Cola y Panic Room. Yo creo que hasta los de seguridad se las sabían, porque no había persona ahí dentro que no las cantase. De Eric poco se puede decir; cada set que hace es un viaje, y este duró tres horas. Desde su lado más underground como Cirez D, hasta la faceta más popular como Eric Prydz, pasando por Pryda. La tercera hora fue una maravilla; las dos primeras, no las pudimos disfrutar como nos habría gustado porque nos faltaba como un 80% de vida a cada uno. Mágico de todas formas; los visuales y la producción de Hï no estarán al nivel de HOLO por ser un espacio más limitado, pero es el mejor club en el que he estado. El sonido era buenísimo.

6:00. Algunos nos íbamos ya al aeropuerto. A mí me quedaban casi cuatro horas para el despegue y había gente a la que todavía más. Desayuno rápido y siesta breve antes de embarcar. Más de lo mismo durante la hora que duraba el vuelo de Ibiza a Bilbao. Hora de llegada a casa: 12:00. Hemos sobrevivido y hemos pasado uno de los mejores días de nuestras vidas. Si me lo cuentan así antes de empezar, no me lo creo. Reencuentros, nuevas amistades, buena música y relax; hubo tiempo para todo. Solo puedo decir “gracias” y que os preparéis porque ha sido la primera, pero no la última. Mis amigos y familiares siguen pensando que estoy loco, pero cuando te juntas con un grupo de gente igual que tú, la cosa siempre va a mejor.