Épica actuación del canadiense en Fabrik

Tras el anuncio de su supuesta retirada de los escenarios hace apenas unas semanas, la actuación del controvertido Joel Zimmerman en Fabrik el pasado 9 de noviembre estaba en vilo. Muchos éramos los fans que nos preguntábamos inquietos si el canadiense actuaría en Fabrik o, por el contrario, cancelaría la fecha. Poco tiempo después salimos de dudas al anunciar una pequeña gira por Europa, con fechas en Reino Unido y Alemania.

deadmau5 se “borra del mapa” debido a problemas mentales

El cartel anunciado para la noche no era extenso, pero eso no le restaba potencia. Raúl Ortiz, residente de la sala multiusos, abría la noche con su warm-up en lo que se iba llenando la pista.

Tras él llegó Rinzen, artista emergente en el sello mau5trap del propio deadmau5. Esta fue una de las grandes sorpresas de la noche, ofreciendo un gran repertorio de sonidos underground en un set que fue de menos a más, preparando el terreno a su jefe.

El estado de salud de Deadmau5 mejora

El reloj marcaba las 3:30 y al fondo, en la parte más elevada del escenario, aparecía Joel para preparar el setup y comenzar su show. Siguiendo su línea habitual, el canadiense comenzó con techno puro y duro, sonando varios temas de Suara y Drumcode, como ‘Symbiosis’ de Enrico Sangiuliano.

Nuevamente, al igual que en anteriores ocasiones, hizo un cambio de ritmo al más puro estilo futbolístico y entró ‘Imaginary Friends’. En ese instante, también sacó a relucir el mau5head, su mayor seña de identidad. Cuando llega este momento, sabes que la cosa se pone seria. A partir de aquí, y como solo él puede hacer, siguió encadenando uno tras otro, sus temas más conocidos como ‘Maths’, ‘Strobe’, ‘Ghosts ‘N’ Stuff’, ‘Raise your Weapon’, ‘The Veldt’ o ‘Avaritia’, desatando la locura de la sala, que ya estaba abarrotada desde minutos antes de comenzar el set. No faltaron varias IDs, así como algunos de sus últimos temas como ‘Monophobia’, aunque sin duda el cierre con ‘The Longest Road’ y ‘I Remember’ fue de lo más aclamado, junto con ‘Ghosts ‘N’ Stuff’ y sus dantescas visuales, momento en el que el público enloqueció.

Deadmau5 + Netflix: ¿Que saldrá de aquí?

Tras el auténtico éxtasis con el set presenciado, Raúl Ortiz volvió a la cabina dispuesto a que no decayera el ritmo, ofreciendo un repertorio de house y tech house que hizo que gran parte del público hiciera un esfuerzo por quedarse hasta el cierre.

Sin duda una gran noche y una gran oportunidad de ver a uno de los artistas más exclusivos del mundo en nuestro país. ¿Cuál será el próximo bombazo de Fabrik? ¡Pronto lo sabremos!