Music Business Academy

Por segunda vez en lo que va de temporada, optamos por pasarnos por Ushuaïa Ibiza dentro de nuestra escapada a la isla. Hace un par de días os contábamos la espectacular noche vivida en Hï con Eric Prydz y Deadmau5, pero previamente ya habíamos vivido una tarde/noche digna también de mención.

Si en el mes de junio visitábamos el hotel más famoso de Ibiza para presencia el show ‘BIG’, de David Guetta, este pasado martes vivimos la experiencia propuesta por Dimitri Vegas & Like Mike y su espectáculo ‘Garden Of Madness’, con la “ambientación Tomorrowland” como protagonista.

Como cada año, los martes son el feudo privado de los hermanos belgas en Ushuaïa. La terraza y la piscina se transforman en un escenario hecho para todos los públicos. Esto, tiene un doble sentido del que ya os hablaré en otro artículo más adelante.

Para este martes, el cartel tenía otro gran atractivo, la presencia del sueco Steve Angello (al que en breves volveremos a ver bien acompañado). Antes de estos dos platos fuertes, pudimos disfrutar de los sets del español Jose María Ramón, los belgas Wolfpack, y el brasileño Alok.

Entramos en el recinto a mediados del set de los segundos, artistas fuertemente ligados durante toda su carrera a Smash The House y a los propios Vegas & Mike. Aunque su estilo más reconocido es el Big Room, en esta ocasión intentaron sorprender con una sesión entre el House y el Tribal, con cierto ritmo pero sin llegar a enganchar a la gente. Alok, por su parte, subió una marcha más a base de transiciones rápidas, y un ¿abuso? de mashups. Curiosamente, a base de combinar canciones, vocales y mashups “prefabricados”, al artista latino se le “colaron” vocales como la de ‘Reload’ o ‘Don’t You Worry Child’, algo quizá no demasiado acertado siendo Steve Angello quien actúa después de ti.

Poco antes de las 21:00 entraba en escena el astro sueco. Tras unos pequeños problemas con los CDJs, el artista comenzaba la sesión con su habitual intro de ‘Rejoice’. Steve no varió demasiado su sesión con respecto a alguna de sus últimas grandes actuaciones (Tomorrowland, Ultra Europe…). No es que esto sea algo negativo, pero quizá una sala tan “comercial” como Ushuaïa se quedó algo fría durante los primeros veinte minutos de set. La última media hora de sesión subió claramente la intensidad gracias a canciones si conocidas por todos, como ‘ID2’, ‘Payback’, ‘The Island’, ‘In My Mind’, ‘Save The World’, etc, para completar un más que aceptable set, que quizá le faltó un pequeño giro en su primera media hora.

Las dos últimas horas fueron copadas por los protagonistas de la noche, Dimitri Vegas & Like Mike. Su sesión tampoco guarda muchos secretos, y el público asistente era sin duda más afín a este estilo de música que al de su predecesor. No faltó ni uno de los grandes éxitos de los hermanos, además de varias sorpresas, como la vuelta al stage de Angello para hacer sonar ‘Sentido’, o la aparición de Hardwell (con el que recordemos no se hablaban hace menos de dos años) para hacer sonar ‘Unity’, la próxima colaboración de los tres DJs.

Con el habitual espectáculo pirotécnico finalizaba otra noche de altos vuelos en Ushuaïa Ibiza, ya sin duda la sala más conocida y reconocida de la isla.