El club madrileño Fabrik demuestra sus galones en una CODE 150 llena de bailes, techno y una atmósfera rave sin igual

Si buscas en la enciclopedia la palabra “épico”, posiblemente aparezca una foto inmortalizando la primera parte del 19 aniversario de CODE, celebrada el pasado sábado 19 de noviembre en Fabrik. Y es que, el evento de techno más importante del país demostró todo su potencial con un cartel con artistas de talla mundial como son The Chemical Brothers, SNTS, Regal o Fatima Hajji, entre muchos otros, como protagonistas de una noche sin precedentes ¡Os contamos nuestra aventura!

La noche comenzó, como es tradición, en uno de los lugares más míticos de Madrid, el parking de Fabrik; donde cabe la posibilidad de encontrarte con gente de todos los rincones de España y Europa, siendo una parada obligatoria para poder ir calentando el ambiente antes de entrar a darlo todo en el templo nacional de la música electrónica.

La primera toma de contacto en esta esperada vuelta fue sobresaliente y notoria desde el inicio. A primera hora de la noche, la Main de Fabrik ya respiraba techno al son de unas actualizadas instalaciones de producción técnica que destacaron por la pluralidad de láseres, luces y cañones bajo un gran título de neón que anunciaba ‘CODE’.

Al unísono, el histórico grupo de Manchester y cabezas de cartel, The Chemical Brothers, desató la expectación con un set magistral de 3 horas repleto de nostalgia, virando desde lo más comercial hasta lo underground. Se escucharon clásicos de nuestra música como ‘Hey Boy Hey Girl’ ante un público variopinto que se desplazó hasta el complejo de Humanes para contemplar este momento histórico.

The Chemical Brothers
The Chemical Brothers

El escenario principal de Fabrik este pasado sábado fue una oda a la cultura de la música techno ya no solo por The Chemical Brothers, sino por todo lo que venía después de ellos. Después de dar un rodeo por la Club Area para ver a u.r. trax, una de nuestras debilidades y que nos cuadraba a buena hora para disfrutar de su set enérgico y contundente a la par que divertido, volvimos a la main para asistir a una nueva masterclass de uno de los maestros del techno en nuestro país. Oscar Mulero volvió a dar una lección en el templo madrileño con un sonido mental con tintes oscuros impecable que convirtió a la main de Fabrik, en una olla a presión que bailaba al son del DJ madrileño.

Tras Mulero, la cabina se llenó de cacharros ya que Planetary Assault Systems, el alias de Luke Slater, se encargaba de tomar el mando de la main room con su formato live. Siempre asombra ver una actuación en directo al ver al artista sin parar de tocar elementos de todos los aparatos electrónicos que tiene en la cabina, y en este caso Planetary Assault Systems enlazaba sonidos de manera fina y elegante que enganchó al público presente. Eso sí, no tuvieron tregua porque tras el británico llegaba una de las reina del techno, Fatima Hajji, que volvió a hacer lo que mejor se le da, poner patas arriba Fabrik y recibir el cariño de un público entregadísimo a la salmantina, que es una de las artistas favoritas siempre.

u.r. trax
Planetary Assault Systems

Podemos afirmar que la Satélite fue nuestra sala favorita en este primer apartado del aniversario, con una selección de artistas que nos hicieron pasar por un diferente popurrí de estilos pero manteniendo una progresión sobresaliente y con una gran cohesión entre sus horarios.

Del techno sólido y tempranero de Nuke pasamos a los toques mentales del también local Reeko, quien empezó su set apostando por los ritmos rotos ofreciendo al publico de la Satélite un set muy fino y cuidado de principio a fin. Tras ellos, el sonido techno se entremezcló con los tintes trance, propios del estilo característico de la alemana Nene H y del francés Hadone, siendo dos de las actuaciones más destacadas y variadas de la noche. Previamente al francés, pudimos disfrutar de uno de los dúos clásicos más populares en activo: Slam. Los de Glasgow repartieron una buena dosis de un contundente que se caracterizaba por la presencia de bombos directos y contundentes, siendo uno de la sesiones más rudas de la primera parte de CODE 150 El cierre de esta sala corrió a cargo del contundente Ansome, quien puso el toque industrial en la Satélite, con una selección de sonidos metálicos y distorsionados que tanto le representan.

Hadone

En el Hangar fue, de nuevo, protagonista el techno más contundente y pistero, lleno de tintes oscuros y cercanos al hard durante el transcurso de la noche. El menú se abría con el mítico The Advent en formato live con una dinámica enfocada al techno clásico de los 90, yendo desde los 136 a 140 BPMs y dejando el listón bastante alto para uno de los platos fuertes de la noche: el set de Parfait junto a Charlie Sparks. El formato b2b más deseado por el público joven nos dejó un spicy sabor de boca con edits que oscilaban entre hard, pop o psy fusionados al techno. Los abanderados de Possession, nos trajeron el toque parisino hasta Madrid con verdaderas joyas como ‘Cry For You’ de September, que enloquecieron a la multitud bajo los serpenteantes láseres que caracterizan a la sala.

Luego se puso a los mandos Regal, uno de los nacionales con más proyección internacional. El madrileño demostró porque es una de las figuras más importantes de la escena, con un set en el que mostró su sonido más característico: rapidez fusionada con toques melódicos, vocales y con un cierre brutal que pocos olvidarán. Tras él, llegó otra de las figuras que más han explotado en los dos últimos años: SNTS. El enmascarado, fundador de Sacred Court, reventó la sala con su sonido industrial martilleante, metálico y frenético, haciendo que el público estuviese en constante movimiento durante la hora y media que duró su set.

Regal
Parfait b2b Charlie Sparks

El cierre corrió a cargo de otro de nuestros artistas nacionales más alabados por todo el público; Hector Oaks. El también local cogió sus vinilos y ofreció un set marca de la casa, aunque, como buena parte del público opina, no se trataba de su slot después de la contundencia que pudimos disfrutar en los sets anteriores. Se trató de una sesión que, en nuestra opinión, debería haber ido antes con un techno entremezclado con tintes clásicos y eufóricos, empezando con ‘Hentai’ de Rosalía, pasando por recientes estrenos como ‘Polansky y El Ardor’ de Not A Headliner y temas antiguos como ‘Arpeggia’, cerrando con la acapella de ‘La Linea De La Vida’ junto ‘Poem Without Words’.

Hector Oaks

Sin duda, el primer hemisferio de CODE 150 constituyó un récord en forma de cartel que pocos o ningún club es capaz de poner a disposición de los ravers nacionales. Todavía tienes la oportunidad de ser parte de este evento histórico en el recorrido electrónico nacional el próximo 5 de diciembre, día en que tendrá lugar la segunda parte de este aniversario. ¡Larga vida a CODE!